Si tu PC no tiene TPM 2.0, no podrás jugar en Windows 11

En estos momentos nos encontramos a menos de un mes del lanzamiento oficial de Windows 11 por parte de Microsoft. Mientras que son millones a los usuarios que esperan la llegada de este nuevo sistema, es más que probable que una buena parte se lleve una gran decepción al intentar instalarlo.

Esto se debe a los requisitos mínimos que la firma con sede en Redmond ha impuesto para aquellos equipos que van a poder instalar este software sin problema. De hecho, esto está generando una gran controversia a nivel mundial, y os explicaremos la razón de ello. Para que os hagáis una idea, tendremos un equipo compatible con Windows 11 si la placa base de este dispone de un chip TPM. Éste debería contarse instalado en la propia placa base del equipo, pero no siempre sucede así.

De hecho, hay equipos con uno o dos años de antigüedad que no disponen de este chip, por lo que no pueden ser compatibles con el requisito de disponer de TPM 2.0 e instalar Windows 11.

Windows 11 sigue generando controversia por la compatibilidad TPM 2.0

Precisamente esta es la razón por la que muchos usuarios están presentando sus quejas en estos momentos a la misma Microsoft. Y es que suena bastante injusto que hayamos comprado un nuevo PC hace un par de años y éste no sea compatible a pesar de disponer de un procesador de última generación.

A pesar de que era firma permitirá instalar Windows 11 a estos ordenadores no compatibles y de manera manual, estos no podrán recibir actualizaciones en el futuro. Como os podéis imaginar esto es un serio inconveniente tanto funcional como relacionado con la seguridad. Pero la cosa no va a acabar con la polémica de recibir o no las nuevas actualizaciones enviadas por Microsoft. Esto es algo que, como hemos podido sabes que ahora mismo, también afectará a algunas maneras de uso del PC con Windows 11.

juegos windows 11

En concreto esto es algo que también va a afectar de manera negativa a los habituales de jugar en la plataforma PC con Windows, tipo de uso cada vez más extendido. Os contamos todo esto porque se está dando a conocer que algunos juegos al correr en el nuevo sistema operativo igualmente van a requerir que tengamos disponible TPM 2.0.

Jugar a algunos títulos requerirá TMP 2.0

Hay que tener en cuenta que esto se traduce en que el requisito del TPM 2.0 en Windows 11 también se está aplicando a algunos juegos. Sirva como ejemplo que el departamento anti trampas de Twitter reveló que el título Valorant requiere que esta tecnología esté habilitada. Esto será imprescindible para los jugadores que quieran jugar en un PC que ejecute el nuevo sistema operativo.

En otras palabras, a menos que el TPM 2.0 esté activado, el juego Valorant no funcionará en Windows 11. Lo peor de todo esto es que se espera que otros títulos le sigan en este aspecto de la compatibilidad. Aunque esto podría dificultar las trampas, algunos temen que todo ello pueda iniciar una nueva tendencia que acabe convirtiendo TPM 2.0 en algo imprescindible si se quiere jugar en Windows 11.

Como os comentamos TPM 2.0 ya es necesario para instalar el nuevo sistema operativo. Sin embargo, algunos PCs sin esta especificación han actualizado al nuevo sistema operativo mediante el programa Insider y todo funciona correctamente. De ahí precisamente las quejas presentadas por multitud de usuarios, algo que irá creciendo en las próximas semanas.