Llega una nueva actualización de calidad a Windows 10: no la instales

Llega una nueva actualización de calidad a Windows 10: no la instales

Rubén Velasco

A finales de cada mes, Microsoft suele lanzar una nueva actualización de calidad opcional para todos los usuarios de su sistema operativo. Esta actualización no tiene relación con la seguridad del sistema operativo, sino que solo corrige algunos errores detectados en el último ciclo. Por tanto, Microsoft las distribuye como actualizaciones opcionales para Windows, parches que, si queremos, debemos instalar a mano. Ahora que febrero llega a su fin, ya está disponible la nueva actualización de calidad, KB4601382, para los usuarios de Windows 10. Y, aunque resultar tentadora, es mejor esperar.

Las actualizaciones opcionales de Windows 10 son como una especie de «beta» que funciona en ambos sentidos. Por un lado, los administradores pueden probar las correcciones antes de que la actualización sea obligatoria para todos los usuarios, y Microsoft puede usar a los usuarios que las instalen como «conejillos de indias» para detectar cualquier problema y solucionarlo antes de llevar estas correcciones a todos. El segundo martes de marzo llegarán los nuevos parches de seguridad a Windows. Con ellos, además de corregir todo tipo de vulnerabilidades, se introducirán las correcciones incluidas en los últimos parches opcionales del sistema operativo.

Es decir, que durante los primeros días, estos parches de calidad son opcionales, y podemos elegir si queremos aplicarlos o no (sin poner en peligro nuestra seguridad) pero que una vez se lancen los nuevos parches de seguridad, estas mismas correcciones se enviarán a todos los usuarios.

El parche KB4601382 ya está apareciendo a todos los usuarios de Windows 10 20H2. Conoce sus novedades.

KB4601382

Novedades del parche KB4601382 para Windows 10

Lo primero que veremos después de instalar este parche es que la compilación del PC se actualiza a 19042.844. En total, este parche opcional introduce 41 correcciones y cambios, ninguno de ellos relacionado con la seguridad. Los más importantes, y que pueden afectar a un mayor número de usuario son:

  • Solucionado un error que mostraba pantallas incorrectas durante el asistente inicial de Windows.
  • La tasa de refresco de las pantallas HDR ahora se puede configurar y controlar correctamente desde los ajustes.
  • Los vídeos ya no parpadean al reproducirse en determinados monitores de baja latencia.
  • Corregidos varios errores con los idiomas de entrada IME.
  • Solucionado un problema que hacía que, al cambiar el idioma al iniciar sesión en una consola, este apareciera aún mal.
  • Corregidos varios problemas de renderizado al abrir determinados juegos con ciertas configuraciones de hardware.
  • Solucionados varios problemas relacionados con el papel de las impresoras y las colas de impresión.

¿Instalar o esperar?

Siempre solemos indicar que es importante mantener el PC siempre actualizado. Sin embargo, con estas actualizaciones de calidad, casi es mejor esperar unos días. A no ser que nos afecte alguno de los problemas que soluciona (en cuyo caso podemos actualizar cuanto antes), lo mejor es dejar estas actualizaciones opcionales de lado.

Hay dos razones para ello. La primera de ellas es porque casi siempre las actualizaciones de calidad suelen dar problemas a los usuarios. Y la segunda de ellas es porque con el lanzamiento de los nuevos parches de seguridad para Windows, que llegan el 9 de marzo, estos parches estarán incluidos, por lo que al instalar los parches de seguridad estaremos instalando al mismo tiempo los parches de calidad.

Por tanto, si quieres evitar problemas, mejor evita estas actualizaciones. Total, tarde o temprano terminarán instalándose igualmente en el ordenador, y con menos probabilidad de que cause problemas.