Así son las esquinas redondas y el «menú inicio flotante» de Windows

Así son las esquinas redondas y el «menú inicio flotante» de Windows

Rubén Velasco

Ya llevamos tiempo hablando del gran rediseño que prepara Microsoft para Windows 10 21H2, la segunda actualización de este año. Mientras que 21H1 va a ser una actualización pequeña, de cara a final de año recibiremos la esperada gran actualización del sistema operativo, una actualización que, como vamos viendo cada poco tiempo, llegará repleta de cambios y novedades. Y uno de los aspectos que va a recibir el mayor lavado de cara es la interfaz del sistema operativo.

Microsoft ha ido cambiando poco a poco la apariencia de Windows 10 desde su lanzamiento en 2015. Por ejemplo, uno de los aspectos que ha cambiado ha sido el fondo de escritorio, pasando del clásico fondo oscuro inicial al fondo claro de Windows. También ha cambiado algunos elementos como el menú inicio para darles un aspecto mucho más moderno, el buscador o Cortana. Todos estos cambios han sido parte de la evolución de Windows 10 como sistema operativo, aunque siendo sinceros eran cambios menores.

La rama «Vibranium» de Windows 10 acabará con la llegada de Windows 10 21H1, actualización pequeña del sistema operativo. Y, con la llegada de 21H2, dará comienzo una nueva rama de desarrollo del sistema: «Cobalt». Y, con esta nueva rama, llegarán grandes cambios al SO como, por ejemplo, esquinas redondeadas en toda la interfaz y una serie de elementos flotantes nunca antes vistos en este sistema.

Así es el menú inicio flotante y las esquinas redondas de Windows 10

El primero de los cambios que más nos han llamado la atención ha sido el nuevo menú inicio flotante que va a llegar al sistema operativo. Desde siempre, el menú inicio del sistema operativo estaba anclado a la barra de tareas. Al hacer clic en el botón de inicio este se desplegaba junto a él, y al volver a hacer clic se recogía. Sin espacio.

Ahora, con la llegada de Sun Valley, este concepto va a cambiar. Microsoft va a añadir un espacio entre la barra de tareas y el menú inicio que hará parecer que «está flotando» sobre dicha barra.

Menú inicio flotante Windows 10 21H2

Si nos fijamos, hacer levitar el nuevo menú inicio no es lo único que ha hecho Microsoft. hasta ahora, las esquinas de este menú eran cuadradas, como las de toda la interfaz. Sin embargo, en la captura anterior podemos ver que las esquinas son redondas. Y este cambio se extenderá también a otros muchos elementos del sistema operativo, como, por ejemplo, a los menús contextuales.

Esquinas redondas menú contextual Windows 10 21H1

Y también podemos encontrar estas nuevas esquinas redondeadas en el menú desplegable de los programas anclados a la barra de tareas. Este menú desplegable, además, también estará flotando sobre la barra de tareas, igual que el inicio.

Menú desplegable flotante y redondo de Windows 10 21H2

De momento no sabemos si estas esquinas redondas llegarán a otros elementos de Windows como, por ejemplo, a la ventana de Configuración, o a cualquier ventana del sistema operativo. Lo que sí es seguro es que vienen grandes cambios estéticos a Windows 10. Y, como siempre, habrá seguidores y detractores de ello.

Cuándo llegarán estos cambios

De momento, ni siquiera los usuarios Insider de Windows 10 pueden disfrutar de estas novedades. Microsoft aún las considera demasiado experimentales como para que los usuarios puedan trabajar con ellas. Lo que podemos conocer es gracias a filtraciones de las versiones internas de la propia compañía.

De todas formas, 21H2 ya debe estar en una fase bastante avanzada de desarrollo. Por tanto, no deberíamos tardar demasiado en recibir una nueva build que active esta nueva interfaz a todos los usuarios apuntados al programa Insider, dentro del canal Dev.

La próxima gran actualización de Windows 10 debería llegar a los usuarios este próximo otoño, pero de momento no se sabe literalmente nada sobre su posible lanzamiento. Aún tendremos que esperar bastante para ello.