Steam y la privacidad: Valve puede ceder tus datos a terceros

Los datos personales de los usuarios se han convertido en algo muy valioso para las compañías. Estas compañías, ya sean webs, plataformas o se centren en ofrecer distintos servicios, cada vez recopilan más información de sus usuarios y clientes, información que puede tratarse de muchas formas diferentes. En esta ocasión vamos a ver cómo es la política de privacidad de Valve, y cómo afecta a los usuarios de Steam, la mayor plataforma de juegos para PC.

Lo primero que nos indica Valve es que la compañía recoge y procesa los datos acorde a los reglamentos RGPD de la Unión Europea, y el CCPA de California. En un principio, no tenemos que preocuparnos por el uso que haga de esta información, ya que no será diferente al que puedan hacer otras compañías (como Twitter, Facebook o Google) y todo cumplirá con las leyes establecidas en los anteriores reglamentes. Pero vamos a verlo todo con detalle.

Privacidad cuenta Steam - 3

La información que vamos a ver a continuación es independiente a lo que configuremos nosotros en nuestro propio panel de privacidad. Para más información, podemos consultar el acuerdo sobre la política de privacidad aquí.

Qué datos recopila Valve de los usuarios de Steam

La compañía puede recoger datos e información de muchos tipos diferentes. Algunos de estos datos son anónimos y no se pueden usar para identificar al usuario, mientras que otros son de carácter más personal y sí podrían ser utilizados con fines identificativos. Valve indica que los motivos por los que puede recoger datos de sus usuarios son:

  • Cuando sea necesario para proporcionar un servicio y entregar los contenidos y servicios.
  • Cuando sea necesario para cumplir con las obligaciones legales.
  • Cuando sea necesario para cumplir con los intereses legítimos y legales de Valve o de un tercero.
  • Cuando hayamos dado consentimiento para ello.

En cuanto a los datos que puede recoger, estos son:

  • Datos básicos de la cuenta. Dentro de este apartado Valve recogerá la dirección de correo de los usuarios y el país de residencia. También se pueden guardar otros datos relacionados, como el nombre de usuario o la contraseña.
  • Datos de pago. La información que facilitemos para realizar pagos dentro de la plataforma. Por ejemplo, los datos de la tarjeta de crédito (nombre, dirección, número de tarjeta de crédito, fecha de caducidad y código de seguridad), o la cuenta de PayPal, entre otra información.
  • Otros datos. Otra información que facilitemos nosotros, como todo lo que publicamos, comentamos o seguimos, lo que enviamos por el chat, la información que facilitamos al pedir asistencia y la información que facilitamos al participar en competiciones, sorteos o torneos.

Valve recoge también una gran cantidad de información de uso del cliente de Steam. Entre otra, la información recogida en este apartado está relacionada con el navegador y dispositivo desde el que accedemos, interacciones automáticas y uso. También se recogen datos personales sobre el uso de juegos y otras suscripciones, como el identificador único de Steam que se genera a cada usuario.

Qué uso se hacen de los datos

Valve puede usar estos datos de muchas formas diferentes. Por ejemplo, la compañía usa las cookies que se generan en el navegador al visitar su web para analizar el uso que hacen los usuarios de sus servicios. También se puede usar la información recopilada en cualquiera de los puntos que hemos visto antes para mostrar recomendaciones personalizadas a los usuarios, o para enviar emails de marketing personalizado.

La compañía indica que esta información podría usarse también para detectar, investigar y prevenir fraudes, trampas y otras infracciones estipuladas en el acuerdo de suscriptor a Steam, así como para poder cumplir con las leyes aplicables. Además, si los datos están siendo usados en cualquier tipo de investigación ni siquiera podrían revelárnoslos a nosotros.

Valve indica también que no vende los datos personales, pero sí que podría compartirlos con terceros, o brindar acceso a estos terceros a una parte de estos siempre que se cumplan algunas condiciones. Por ejemplo, que Valve o sus socios lo requieran, que los soliciten los proveedores de servicios externos o sean necesarios para cumplir con la ley por orden judicial.

Todos los datos se pueden almacenar todo el tiempo que sea necesario, y la única forma de hacer que Valve borre todos nuestros datos es borrar la cuenta de Steam. Por último, hay que indicar que la edad mínima para registrarse en Steam (y se puedan recopilar estos datos) es de 13 años.