Si tu PC va justo, optimiza tus juegos con este truco de NVIDIA GeForce

De la misma manera que sucede con nuestros programas más usados, ya sea a nivel personal o profesional, los juegos forman parte importante de nuestro ordenador. Estos nos sirven para entretenernos en nuestros momentos de ocio, para lo que empresas como NVIDIA nos van a ser de gran utilidad gracias a sus productos.

Hay que tener en cuenta que la mencionada empresa de la que os hablamos es una de las más importantes a nivel de hardware gráfico. Desde hace años pone a nuestra disposición multitud de tarjetas gráficas que no han parado de evolucionar y adaptarse a los tiempos que corren. Pero ya no solo se trata del hardware como tal, sino que a nivel de software la propia firma intenta facilitarnos mucho las cosas y mejorar nuestra experiencia. Sirva como claro ejemplo de todo ello las constantes actualizaciones de sus controladores que nos hace llegar.

Al mismo tiempo la propia NVIDIA nos ofrece una serie de herramientas adicionales con las que mejorar y optimizar la ejecución este software lúdico. Todo ello en conjunto nos permitirá disfrutar al máximo de nuestros videojuegos y adaptarlos al PC del que dispongamos. En el caso de que tengamos instalada una tarjeta de este fabricante, además de los drivers, nos vamos a encontrar con su denominado como Panel de control. Al mismo tiempo junto a este tenemos la posibilidad de instalar otro software llamado NVIDIA GeForce Experience que igualmente nos será muy útil.

Precisamente por esta razón a continuación os mostraremos un útil truco para optimizar tus juegos en el caso de que notemos que no funcionan bien en nuestro PC. Son varios los parámetros y funciones de los que podemos echar mano aquí, pero ahora os hablaremos de uno muy sencillo.

Mejora tus juegos con NVIDIA GeForce Experience

Antes de nada, debemos tener presente que esta es una utilidad de la mencionada firma que se encarga de optimizar el funcionamiento de estos juegos. Además, todo ello se hace extensible a las aplicaciones que tengamos instaladas en el ordenador, algo que se ha integrado hace poco. De hecho, la propia herramienta se encarga, de forma automática, de optimizar todo ello en conjunto para que podamos disfrutar de la mejor manera de nuestros títulos dependiendo del PC disponible.

Para poder sacar provecho de este truco del que os hablaremos, podemos pinchar con el botón derecho en el icono de NVIDIA que se sitúa en la barra de tareas. Aquí nos encontramos con un acceso directo a través del cual abrir GeForce Experience. Pasados unos segundos en pantalla aparecerá la ventana correspondiente a la herramienta que os comentamos. A continuación, en la pestaña llamada Inicio, nos encontramos con un listado más o menos amplio con los juegos y aplicaciones que podemos optimizar desde aquí.

nvidia recomendada

Ahora no tenemos más que localizar el título concreto que nos está dando problemas de ejecución cuando lo ponemos en marcha en el ordenador. Seleccionamos el mismo en el panel izquierdo de la ventana para que aparezcan sus opciones disponibles en el panel derecho. De manera predeterminada la herramienta NVIDIA GeForce Experience nos propone una resolución que considera recomendada para nuestro equipo. Pero si vemos que el rendimiento es escaso o se producen saltos, lo mejor que podemos hacer es establecer otra resolución más baja.

nvidia resolución

De este modo la exigencia del propio juegos será mucho menor y ya no deberíamos encontrarnos con los mencionados problemas de ejecución.

¡Sé el primero en comentar!