Paint y el Bloc de Notas estrenarán nueva interfaz «Fluent»

Sabíamos que Microsoft aún guardaba varios ases en la manda. Aunque se había filtrado una imagen ISO de Windows 11, esta aún no revelaba todas las novedades que estaba preparando Microsoft, sobre todo en lo que a cambios de interfaz se refiere. Tal como hemos podido ver ayer en la interfaz, hay muchas aplicaciones, como la Microsoft Store, que están siendo renovadas para modernizarse y adaptarse a la apariencia del nuevo sistema operativo. Sin embargo, también hemos visto otros importantes cambios en programas que han pasado desapercibidos: Paint y Bloc de Notas.

Paint y Bloc de Notas son dos programas que nos llevan acompañando dentro del sistema operativo desde Windows 3.1. Son programas muy sencillos, sin funcionalidades avanzadas, pero básicos, y no pueden faltar en el sistema operativo. Bloc de Notas ya vimos que estaba recibiendo algunos cambios dentro de Windows 10, por lo que no iba a desaparecer. Sin embargo, se ha rumoreado varias veces con una supuesta desaparición de Paint.

Lejos de la realidad, el programa de dibujo de Microsoft no solo está aquí para quedarse, sino que incluso con Windows 11 va a recibir un cambio de interfaz total, dándole un aspecto mejorado y asegurándonos que aún le quedan años de estar con nosotros.

Así son las nuevas versiones de Paint y Bloc de Notas

Después de la presentación de Windows 11 tuvo lugar una presentación dedicada por completo a desarrolladores, a presentarles, de manera más técnica, todas las novedades. Y entre otras muchas cosas, hemos podido ver cómo serán las nuevas interfaces del Bloc de Notas, Paint y PowerPoint.

https://twitter.com/Niels9001/status/1408148284531789824

Paint es, desde luego, la aplicación que más ha cambiado. El programa de dibujo ha recibido un set completo de nuevos iconos para todas las herramientas, iconos que ahora están acorde a la nueva interfaz del sistema operativo. Lo curioso de este programa es que, mientras que el explorador ha eliminado las barras Ribbon, Paint sigue teniéndolas. Eso sí, los cuadros de Paint no tienen esquinas redondeadas aún, lo que puede significar que se trata de un diseño aún incompleto, y sujeto a cambios.

En el caso de Bloc de Notas, la interfaz, como podemos ver, es muy parecida a la actual, pero adaptada a la nueva apariencia de Windows 11. Los menús tienen mayor margen y están integrados dentro de la barra de título del programa. Y, en el caso de PowerPoint, la interfaz sí que parece bastante más actualizada.

De momento no sabemos si estos nuevos diseños son definitivos o solo conceptos. Lo que está claro es que, de momento, la ISO filtrada hace dos semanas no tiene estas aplicaciones actualizadas. Pronto saldremos de dudas.

Una necesaria renovación, con peros

Desde luego, Windows estaba pidiendo a gritos una actualización como esta. MacOS y Linux estaban apostando recientemente por cambios estéticos en sus escritorios mientras que Windows seguía compartiendo muchos aspectos visuales con Windows 95. Los programas, y muchas de las aplicaciones esenciales del SO, como el explorador de archivos, van a cambiar. Y creemos que para bien. Además, aún hay tiempo de ver más cambios en otras herramientas, como el administrador de tareas, que le permitan seguir evolucionando como sistema operativo moderno.

Eso sí, nos hemos llevado una pequeña desilusión al ver como algunas funciones muy esperadas, como las pestañas dentro de las ventanas, siguen sin dar señales de vida. Esperemos que para futuras actualizaciones de Windows 11 estas puedan hacerse realidad.