Prueba las distros de Linux que quieras en Windows con estos trucos

Desde hace ya muchos años Windows es el sistema operativo predominante en la mayoría de los PCs de todo el mundo. Pero al mismo tiempo aunque en minoría, muchos se decantan por instalar en sus equipos algunas de las distribuciones de Linux que tenemos al alcance de la mano.

Gracias para que los desarrolladores de este sistema de código abierto están intentando facilitar su uso, cada vez son más los usuarios que quieren probar un Linux en su PC. Sin embargo tal y como muchos de vosotros ya sabréis, andar instalando y desinstalando sistemas operativos en el ordenador de casa, no es una tarea lo que se podría decir, divertida. Es más, aquellos que normalmente trabajan en Windows con su equipo, es muy probable que no quieran desinstalar este sistema para probar algún Linux.

Precisamente por todo esto que os comentamos, en el caso de que por una razón u otra queréis probar alguna distro sin desinstalar Windows, decir que hay soluciones alternativas. Es en esto en lo que nos vamos a centrar a continuación, por lo que si queréis probar algún Linux antes de instalarlo definitivamente en vuestro PC, estas soluciones que os daremos seguro que os resultarán más que interesantes.

Usar una máquina virtual en Windows

Una de las soluciones más atractivas a la vez que sencillas que podemos llevar a cabo para esto que os comentamos, es echar mano de una máquina virtual. Con esto lo que os queremos decir es que en Windows podemos instalar algún programa de este tipo como por ejemplo el programa de vitualización VirtualBox, para así poder visualizar todos aquellos sistemas operativos que deseemos.

Principal VirtualBox

Para aquellos que no lo tengáis muy claro, lo que se hace con las máquinas virtuales es instalar el sistema operativo que queramos, como una distribución de Linux, de manera virtual en el mismo. De este modo podremos usarlo y explorar todas sus funciones además de realizar las pruebas que deseemos. Aquí podemos usar tantas virtualizaciones como deseemos sin que nada de lo que hagamos afecte al sistema operativo principal, es decir, a Windows.

Echar mano de la plataforma Distrotest

Por otro lado nos encontramos con esta útil plataforma a la que accedemos desde aquí cuya utilidad nos deja entrever su nombre. De este modo no tendremos más que acceder a esta web que os indicamos desde vuestro navegador de internet favorito. En ese momento en pantalla aparecerá un amplio listado de distribuciones de Linux para que podamos localizar la que deseamos probar en ese instante.

Para que esto sea posible, lo que la plataforma hace es crear un servidor VNC para cada usuario que acceda a la plataforma como tal. Luego en la misma tendremos la oportunidad de ejecutar cualquier distribución de Linux que deseemos y así probarla de primera mano sin tener que instalarla. Como podemos observar Distrotest nos presenta una buena cantidad de títulos, algunos más populares que otros.

Utilizar OnWorks para probar distros de Linux

Otra alternativa similar a la que os acabamos de mencionar la encontramos de mano de OnWorks. Aquí tenemos otra propuesta online que nos permitirá probar distribuciones de Linux de manera directa y sencilla sin tener que instalarlas. En un principio todo lo que tenemos que hacer es acceder al enlace que aquí os ofrecemos.

OnWorks

Al hacer scroll hacia abajo en la ventana que nos encontramos, veremos una serie de accesos directos a algunas de las distribuciones de Linux más conocidas y usadas. Por tanto todo lo que tenemos que hacer es localizar la que nos interesa probar y pinchar en el botón Run Online.

¡Sé el primero en comentar!