El nuevo Rocky Linux llega para llenar el vacío que deja CentOS

Red Hat Enterprise Linux es una de las mayores compañías de software libre. Esta empresa ofrece a empresas y profesionales su propia distribución Linux, junto con un soporte profesional de manera que los clientes puedan solucionar todo tipo de problemas estando en contacto con profesionales en lugar de tener que indagar en la red. El soporte es, al fin y al cabo, lo que diferencia a RHEL de otras distros Linux. Además de este sistema profesional, Red Hat contaba con otra popular distro, CentOS, pensada para usuarios menos exigentes. Sin embargo, a finales de 2020, Red Hat decidió darles la espalda, algo que no gustó a la comunidad, como es lógico.

La triste historia de CentOS

CentOS es, o mejor dicho, era, una distribución Linux basada en Red Hat Enterprise Linux pensada para aquellos usuarios que no quisieran, o pudieran, pagar la licencia de soporte de RHEL. Este Linux estaba mantenido por la comunidad, y de él destacaban sobre todo su estabilidad y su rendimiento. Sus actualizaciones eran a la par que las de RHEL. Sin embargo, Red Hat decidió secuestrar el desarrollo de este sistema y convertirlo en CentOS Stream. A partir del fin de soporte de la versión 8 (algo que ocurrirá este mismo año), esta distro se convertirá en una versión «testing», con un desarrollo similar al de un sistema Rolling Release. Red Hat enviará los paquetes de prueba a CentOS para probar qué tal funcionan y depurarlos antes de llevarlos a la versión final de RHEL. Es decir, los usuarios de CentOS serán como conejillos de indias para RHEL. Y esto es algo que ni usuarios ni empresas se puede permitir.

Por suerte, no han tardado en aparecer alternativas para sustituir a CentOS. Y una de las más interesantes llega de la mano del creador original de esta distro, Rocky Linux, la cual estrena hoy mismo nueva versión.

Escritorio GNOME Rocky Linux

Rocky Linux 8.4 está lista para sustituir a CentOS

Aunque RockyLinux es un fork de CentOS preparado para ir clonando los cambios y las actualizaciones de Red Hat, en realidad ha habido mucho más trabajo por detrás. Han sido necesarios 4 meses para poner en marcha la infraestructura de la organización, y dos meses para crear el sistema operativo desde cero.

Continuando con su evolución, la nueva versión 8.4 de este sistema operativo llega con algunos cambios relevantes. El primero de ellos es el núcleo, el cual ha sido actualizado al Kernel Linux 4.18.0-305. También se ha incluido el conjunto de herramientas GCC 10, y se han actualizado muchos de los paquetes y servicios instalados por defecto, como:

  • Python 3.9
  • SWIG 4.0
  • Subversion 1.14
  • Redis 6
  • PostgreSQL 13
  • MariaDB 10.5

Rocky Linux 4.8 también ha recibido varias mejoras de seguridad. Por ejemplo, el VPN IPSec ahora soporta encapsulación de TCP con IKEv2. scap-security ha sido actualizado a la versión 0.1.5.4, y OpenSCAP a la 1.3.4. Y, por último, el framework fapolicyd ahora comprueba la integridad de los paquetes RPM.

Descargar o migrar a Rocky Linux

Esta nueva versión de Rocky Linux ya está disponible para que todos los usuarios que quieran puedan bajarla e instalarla en sus ordenadores o servidores. Podemos bajarla de forma totalmente gratuita desde el siguiente enlace. Este sistema está disponible para equipos AMD64 y ARM64.

Además, si ya tenemos instalado en nuestro ordenador CentOS 8, u otra distro compatible con Red Hat Enterprise Linux (RHEL, AlmaLinux u Oracle Linux), podemos migrar rápidamente a Rocky Linux usando este sencillo script. De esta forma evitaremos convertirnos en los conejillos de indias de Red Hat y seguiremos teniendo un sistema gratuito, seguro y, sobre todo, estable.

Igual que Rocky Linux, hay otros proyectos que han decidido clonar el código de RHEL para seguir brindando soporte a los usuarios, como es el caso de AlmaLinux.