Motivos para dar una oportunidad a Linux y abandonar Windows en 2021

Windows ha sido, es y de momento será el sistema operativo más utilizado, tanto a nivel doméstico como a nivel profesional. Pero que sea el sistema operativo más utilizado no significa que sea el único, ni el más seguro, ni tampoco el mejor. Simplemente que, por comodidad y disponibilidad, es el más instalado. Sin embargo, Linux cada vez está ganando más y más protagonismo, tanto entre usuarios domésticos como en empresas. Y puede que 2021 marque un antes y un después en esta infinita lucha entre Windows y Linux.

Cuando hablamos de Linux no hablamos de usar el Kernel como tal, sino de dar una oportunidad a alguna de las muchas distribuciones que podemos encontrar en el mercado. Por ejemplo, podemos instalar Ubuntu, una de las más conocidas, Kali Linux, una distro para hackers éticos, Tails, un sistema para paranoicos de la privacidad y el anonimato… e incluso Steam OS, un Linux especialmente creado para gamers. Eso sin contar la gran cantidad de distros que, en apariencia, imitan a Windows para no tener ningún problema de aprendizaje.

A pesar de la gran variedad de sistemas Linux que podemos encontrar, Windows sigue teniendo una cuota de mercado de cerca del 90%, mientras que Linux apenas llega al 2.5%. Sin embargo, 2021 va a ser un año movido para los usuarios del sistema de Microsoft, y eso puede beneficiar a este otro sistema libre.

Qué le espera a Microsoft en 2021

Grandes y peligrosos cambios en Windows 10

Windows 10 lanza nuevas versiones del sistema operativo cada 6 meses. Cada una de estas versiones suele traer grandes cambios, mejoras y novedades, además de correcciones. Pero cuanto mayores son los cambios que se implementan en el sistema, más fácil es que algo salga mal.

2021 va a ser un año motivo para Microsoft en este sentido. Por un lado, la compañía tiene planeado lanzar Windows 10X al mercado, su nuevo sistema operativo para PCs táctiles. Además, la compañía prepara grandes cambios para Windows 10, especialmente en torno a la interfaz y apariencia del SO. Estos cambios pueden salir muy bien y gustar a todo el mundo, o, lo más probable, todo lo contrario.

Las actualizaciones de 2021, especialmente la segunda (21H2) serán críticas en este sentido.

Más ataques informáticos en Windows que en Linux

Los ataques informáticos siempre han tenido a Windows en el punto de mira. Sin embargo, 2021 puede ser un año mucho más peligroso. Con el auge del teletrabajo, el final de Flash y la gran cantidad de vulnerabilidades que podemos encontrar en la red, es muy fácil caer en las garras de un pirata informático. Y, al ser usuarios de Windows, la probabilidad de que esto ocurre es mayor.

Linux y macOS no están libres de malware ni son invulnerables. Todo software puede ser atacado. Sin embargo, al ser sistemas minoritarios es mucho más complicado que esto ocurra.

Usuarios cansados de problemas

Windows 10 cada vez está dando más problemas: de rendimiento, con las actualizaciones, al ejecutar ciertos programas… y los usuarios empiezan a estar cansados. Microsoft debe poner remedio cuanto antes a estos problemas, o muchos se plantearán en serio buscar un sistema operativo alternativo, como una distro Linux.

Linux, la gran alternativa a Windows (si no juegas en PC)

Lo único bueno y exclusivo que tiene Windows son los juegos. Aunque hay programas (como Photoshop) que también solo se pueden usar en el ecosistema de Microsoft, estos es posible ejecutarlos en otros sistemas, como Linux, a través de herramientas como Wine. Lo único que no termina de funcionar del todo bien son los juegos. En parte, por los drivers y la ausencia de DirectX.

Si no solemos jugar en el PC, dejar Windows de lado y dar una oportunidad a Linux sin duda merecerá la pena. Vamos a estar mucho más seguros, más privados e incluso vamos a conseguir un mejor rendimiento general del ordenador. Y no debemos tener miedo a la hora de dar una oportunidad a este otro sistema operativo, ya que, aunque hace más de una década era un sistema tosco y complicado, a día de hoy no es más difícil que Windows, y las posibilidades que nos ofrece sí que son muy superiores.