Ahorra batería en tu portátil al usar Ubuntu Linux con estos consejos

Muchos usuarios y por diversos motivos, prefieren utilizar un sistema operativo de código abierto como Ubuntu, en lugar del habitual Windows. Las razones de ello son de lo más variado, aunque los desarrolladores de Linux hoy en día trabajan para convencerlos.

Os mencionamos Ubuntu porque se trata de una de las distribuciones más queridas y utilizadas en todo el mundo. Cierto es que disponemos de una amplia gama de productos aquí para elegir e instalar en nuestro equipo. Sin embargo, con el paso de los años esta distro se ha ganado la confianza de millones. De ahí precisamente que sus desarrolladores trabajen de manera continua para convencer a un número creciente de usuarios a migrar a su propuesta.

A diferencia del sistema operativo de Microsoft, debemos tener muy presente que podemos instalar la mayoría de las distribuciones Linux de manera totalmente gratuita. Y es que estas nos presentan además cada vez más funciones de gran utilidad y accesibles incluso para usuarios noveles. Con estos queremos decir que todos aquellos que teman adentrarse en este tipo de sistemas operativos, lo tienen más fácil que nunca, por lo que es algo altamente recomendable.

Un claro ejemplo de todo ello lo vamos a encontrar en las funciones que nos ofrece el mencionado Ubuntu Linux en términos generales. Es por ello por lo que a continuación os vamos a hablar de aquellos cambios que podéis llevar a cabo para ahorrar batería si lo usáis en un ordenador portátil. Y es que una de las principales premisas que debe cumplir este conjunto de software y hardware es ofrecernos la máxima autonomía. Para ello el sistema operativo mencionado de código abierto nos podrá ser de mucha ayuda, como veremos a continuación.

Cambios en el Linux Ubuntu para ahorrar batería

De manera predeterminada un sistema operativo Linux normalmente viene configurado para ofrecernos la mejor experiencia de uso. Sin embargo, trabajamos con un portátil y no tenemos acceso a la red eléctrica en este momento, deberíamos realizar algunos cambios efectivos.

bateria UbuntuReducir el brillo: si echamos un vistazo a la esquina superior derecha de la interfaz principal en el escritorio de Ubuntu, vemos un icono con forma de una pila. No tenemos más que pinchar en el mismo para que aparezca en pantalla una barra deslizante que nos permite disminuir el brillo de la misma. Si bajamos esto al mínimo, lo suficiente como para poder trabajar, ahorraremos una enorme cantidad de batería.

Programar el apagado de la pantalla: otra función disponible a la que accedemos desde la configuración del sistema operativo es la programación del apagado de la pantalla. Lo que logramos es que uno de los elementos que más consume energía, deje de funcionar cuando no estamos utilizando el ordenador portátil, todo ello de forma automática.

Suspender automáticamente: esto es algo que Ubuntu también nos permite hacer, no solo con la mencionada pantalla, sino con el equipo en su totalidad. Con esto lo que os queremos decir es que tenemos la posibilidad de programar la suspensión del PC por completo para así ahorrar la mayor cantidad de batería posible. Esto no significa que lo apaguemos del todo, pero buena parte de sus componentes dejarán de funcionar y consumir energía.

Cerrar aplicaciones: pero si necesitamos utilizarlo de manera constante sin tener acceso a la red eléctrica, os recomendamos abrir tan solo aquello que realmente necesitemos. El consumo de recursos del equipo afecta negativamente al gasto de batería. Por tanto, un movimiento que podemos llevar a cabo es cerrar todos aquellos programas que no necesitemos.

¡Sé el primero en comentar!