De buscar trabajo a perder todos mis ahorros: así casi me arruino por culpa de LinkedIn

De buscar trabajo a perder todos mis ahorros: así casi me arruino por culpa de LinkedIn

David Onieva

Hoy día Internet nos puede ser de enorme ayuda a la hora de buscar trabajo gracias a las múltiples webs y plataformas dedicadas a ello. En realidad, lo que logramos es establecer contacto con los empleadores de manera directa y las empresas pueden encontrar los trabajadores que buscan. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos en la red social LinkedIn.

En un principio tenemos plena confianza en todas estas plataformas y sus funciones, ya que nos son de ayuda para encontrar un empleo. Sin embargo, tal y como sucede en la mayoría de los casos relacionados con internet, deberíamos tomar ciertas precauciones. Y es que incluso a la hora de buscar trabajo, nos podemos encontrar con ciberdelincuentes que se quieran aprovechar de nuestra necesidad. Esto significaría que lo que en un principio llevamos a cabo para mejorar nuestra economía, se convertiría en todo lo contrario.

Desafortunadamente son varias las situaciones en las que nos podemos ver envueltos y que nos pueden acarrear serios problemas en la mencionada red social LinkedIn. Hay que tener en cuenta que esta es una de las principales vías que muchos utilizan para encontrar empleo. Es por todo ello por lo que a continuación os vamos a hablar de algunas de las situaciones perjudiciales que se pueden dar aquí y con las que deberíamos tener un especial cuidado.

linkedin perfil

Ataques con phishing

Esta es una de las vías más comunes que los atacantes usan en LinkedIn con el fin de intentar estafarnos. Por ejemplo, hacen uso de la función Smart Link de la red social para eludir la seguridad del correo electrónico. Esto les permite redirigir con éxito a los usuarios de la plataforma a páginas de phishing para posteriormente robar su información de pago. Esto se traduce en que en lugar de encontrar una nueva fuente de ingresos, nos los están robando.

Esto quiere decir que debemos sospechar de todos aquellos pagos por cualquier tipo de servicio o contenido que nos redirija a una web externa de la red social.

Cuentas falsas en LinkedIn

Debemos saber que por ejemplo a lo largo del pasado año LinkedIn eliminó un total de 32 millones de cuentas falsas. Estas se utilizan generalmente para contactar con usuarios legítimos que están buscando trabajo e intentar estafarles. Uno de los métodos más habituales en este sentido es la solicitud de determinados datos personales, en principio por parte de empresas o profesionales, para luego utilizarlos de manera maliciosa.

Inversiones en criptomonedas

Parte de los usuarios que echan mano de esta red social para encontrar trabajo llevan tiempo sin tener ingresos. Por tanto, algunos usuarios con cuentas falsas invitan a estos a invertir en criptomonedas para así multiplicar su inversión en forma de ganancias. Estos dirigen a los inversores a una plataforma en teoría legítima para ganarse su confianza y más adelante hacerse con todo su dinero.

Por tanto, deberíamos desconfiar de este tipo de movimientos que lo único que puede pasar es que nos lleven a la ruina.

Ofertas de trabajo falsas en LinkedIn

Aquí tenemos otro de los sistemas habituales con los que se quieren robar credenciales de inicio de sesión a través de LinkedIn. Todo ello por medio de supuestas ofertas de trabajo con sueldos atractivos. Para ello no tenemos más que responder a un mensaje directo para solicitar más información. En ocasiones nos pueden solicitar un pago por adelantado para cursos, o reservas. Cierto es que puede resultar un tanto extraño, pero si la estafa existe es porque tiene éxito.

Además, nos pueden pedir información personal e incluso bancaria. Como os podréis imaginar antes de llevar a cabo este tipo de movimientos tan delicados deberíamos informarnos bien acerca de la empresa empleadora.

¡Sé el primero en comentar!