¿Quieres instalar Android en tu ordenador? Así puedes hacerlo

Android es el sistema operativo más utilizado en todo el mundo en dispositivos móviles. Y aunque podemos encontrar este sistema operativo en todo tipo de smartphones y tablets, fuera de dicho mercado la verdad es que la cosa se complica ya que Google no da soporte para otras arquitecturas. Por ello, no es posible instalar el Android oficial de Google en ordenadores. Por suerte, existen algunos proyectos independientes que buscan traernos este sistema operativo a PC para que cualquiera pueda instalarlo en su ordenador. Y el más importante es Android-x86, que ahora está actualizada a Android 9.0.

Android-x86 es un proyecto totalmente independiente que busca llevar Android a cualquier ordenador. Esto es posible gracias a que el núcleo del sistema operativo de Google es de código abierto y, además, utiliza el Kernel Linux. Aunque su desarrollo es algo lento, los responsables de este proyecto han dado un paso adelante y, desde ahora, es posible instalar Android 9.0 «Pie» en cualquier ordenador.

Android 9.0 y Android-x86

Lo primero, y más importante, es que los desarrolladores han actualizado el núcleo de la distro de Android-x86 a Android 9.0 «Pie», incluyendo todas las novedades y mejoras que Google introdujo en su sistema operativo. Claro está, este es uno de los principales alicientes que lleva a la mayoría de los usuarios a migrar de una versión de un sistema operativo a otro. Y esto no podía ser menos en algo de la importancia de Android, el sistema más usado y extendido en todo el mundo para dispositivos móviles.

Además, es precisamente por todo ello por lo que ahora os vamos a mostrar la manera de poder disfrutar de todas estas novedades en el PC. No solo eso, sino que además podréis hacer uso de todas aquellas funciones a las que ya estáis más que acostumbrados en vuestro terminal móvil.

Novedades y cambios de Android 9.0

Además de esto, los responsables del proyecto han introducido otros cambios y novedades en esta versión de Android para PC.

  • Es compatible con sistemas tanto de 32 bits como de 64 bits.
  • Se ha incluido el Kernel Linux 4.19.80 con soporte LTS.
  • Cuenta con aceleración por hardware en Intel, AMD y NVIDIA gracias a OpenGL ES 3.x.
  • Códecs de aceleración por hardware para gráficas Intel HD y G45.
  • Soporte para Secure Boot e instalación vía UEFI.
  • Instalador basado en texto con nueva GUI.
  • Soporte para temas en GRUB-UEFI.
  • Compatible con multi-touch, Audio, Wi-Fi, Bluetooth, Cámara y varios sensores.
  • Permite montar automáticamente memorias USB y tarjetas SD.
  • Se ha añadido Taskbar para tener las apps que utilicemos más a menudo siempre a mano.
  • ForceDefaultOrientation habilitado para los ordenadores con sensores desconocidos.
  • Soporte para las aplicaciones nativas para ARM.
  • Permite actualizar a lanzamientos no oficiales.
  • Añade soporte experimental para Vulkan.
  • Simula un adaptador Wi-Fi por Ethernet para mejorar la compatibilidad con las apps.
  • Mayor integración con máquinas virtuales.

Eso sí, debemos tener en cuenta que esta versión aún es una RC, es decir, aún puede tener algún fallo o problema que se irá solucionando en futuras actualizaciones. Pero a grandes rasgos, esta RC1 es totalmente funcional.

Algunos fallos conocidos

Sus desarrolladores advierten de algunos fallos conocidos en esta versión del sistema operativo para PC. Esto es algo bastante habitual y que no debe asustar a nadie, ya que la mayoría de los nuevos sistemas operativos llevan implícitos una serie de fallos que se corrigen con el tiempo. De ahí precisamente a la importancia de las constantes actualizaciones que sus desarrolladores nos hacen llegar. De hecho, éstas se hacen especialmente imprescindibles en los inicios del propio sistema operativo, como sucede con Android, ya que aquí se corrigen los errores que se detectan a lo largo de las primeras semanas de vida del software.

  • Los Google Play Services en ocasiones se bloquean en la versión de 32 bits.
  • La función de suspender y reanudar no funciona en algunos equipos.
  • Los drivers Nouveau de NVIDIA no funcionan bien algunas veces.
  • El soporte de aceleración 3D de VMware no funciona correctamente.
  • Si Vulkan está activado, no se pueden hacer fotos.

Cómo descargar e instalar Android-x86 en un ordenador

Para aquellos que no sepáis con exactitud a lo que nos referimos cuando hablamos de un archivo ISO, decir que es un elemento básico para lo que buscamos ahora. Y es que en realidad nos referimos a una imagen del sistema operativo como tal, en este caso Android, que es la que nos servirá como base en el ordenador con Windows. Es por todo ello por lo que como es fácil imaginar, lo primero que tendremos que hacer es descargar esa imagen de Internet, algo que, en el caso del sistema de Google para móviles, es gratis.

Descargar la ISO

Todas las imágenes del proyecto Android-x86 son totalmente gratuitas, a diferencia de las de otros proyectos como AndEX. Para poder instalar este sistema operativo en nuestro ordenador, lo primero que debemos hacer es descargar la última versión disponible.

Esta podemos encontrarla en el siguiente enlace de FossHUB, o en el siguiente enlace a los repositorios de OSDN.

Como podemos ver, podemos encontrar varias imágenes disponibles para descargar. Las que nos interesan son las imágenes ISO, ya que será seguramente las que vayamos a instalar y utilizar en nuestro ordenador. Podemos elegir si queremos bajar la versión de 32 bits o la de 64 bits.

Recomendamos bajar la versión de 64 bits, ya que tiene mayor compatibilidad y da menos problemas de funcionamiento.

Una vez tengamos la ISO ya en nuestro ordenador debemos elegir cómo vamos a usarla. Si la vamos a instalar, por ejemplo, en una máquina virtual, entonces con la propia imagen ISO nos valdría. Si por el contrario queremos grabarla a una memoria USB para instalarla en cualquier ordenador desde cero, entonces podemos usar el software Rufus para crear nuestro USB de instalación de Android 9.0.

Android 9.0 con Rufus

Como vemos, tendremos que ejecutar este programa, seleccionar el dispositivo donde vamos a grabar la ISO, el esquema de particiones, el sistema de destino y las opciones de formateo. A mayores también podemos elegir si queremos que se cree en la memoria una partición persistente, es decir, una donde podamos guardar datos sin que se borren cada vez que desconectemos la memoria.

Cómo instalar Android-x86

Una vez que tengamos nuestro USB creado, o la máquina virtual donde vamos a instalar Android, el proceso es bastante sencillo y no supondrá ninguna dificultad para ningún usuario. Arrancamos el ordenador (o la máquina virtual), elegimos que queremos arrancar desde la ISO o el USB que acabamos de crear y podremos ver al fin el gestor de arranque, GRUB, de este sistema.

Como vemos, podemos elegir si queremos cargar el Modo Live, es decir, cargar el sistema en la RAM y usarlo sin que se instale nada en el PC, o instalar Android en nuestro ordenador. Nosotros vamos a ver esta segunda opción.

Elegimos la opción de instalar y comenzará un sencillo asistente en modo texto que debemos seguir hasta el final. Lo primero que haremos será elegir la partición o disco duro donde queremos instalar este sistema operativo. Si no tenemos ninguna partición preparada para ello, desde esta pantalla podemos crear una nueva partición para hacerlo.

Asistente instalar Android 9.0 en PC - 3

En el siguiente paso elegiremos si queremos formatear la partición en cuestión. Como Android se basa en Linux, recomendamos usar el sistema de archivos EXT4.

Asistente instalar Android 9.0 en PC - 4

Seguimos con la instalación de Android en nuestro ordenador y nos preguntará si queremos instalar GRUB como gestor de arranque. Además, también nos preguntará si queremos que la partición del sistema tenga permisos de lectura y escritura o solo lectura.

Continuamos con el asistente y este empezará a copiar todos los archivos del sistema al disco duro. Cuando finalice nos preguntará si queremos reiniciar el ordenador o ejecutar Android-x86 en el ordenador.

Asistente instalar Android 9.0 en PC - 7

Ya tenemos Android instalado en nuestro PC. Tendremos que completar el asistente de configuración inicial de este sistema operativo (igual que si compráramos un móvil nuevo) y, cuando finalice, ya tendremos Android listo y funcionando en nuestro ordenador.

Android 9.0 en PC

Qué hacer después de instalarlo

Una vez que tenemos ya este sistema operativo instalado en el ordenador, el siguiente paso será empezar a configurarlo. Salvo casos muy concretos, no tendremos una red de datos que nos permita hacer o recibir llamadas y SMS, pero sí podremos conectarnos a Internet a través de Wi-Fi para poder hacer uso del resto de características de este sistema operativo.

Una vez conectados al Wi-Fi, el siguiente paso será iniciar sesión con nuestra cuenta de Google. Gracias a ello podremos sincronizar nuestros datos con la nube, y además podremos empezar a usar los servicios de Google Play. También podremos acceder a la Play Store, y es muy importante, llegados a este punto, actualizar todas las apps que vienen instaladas por defecto.

En caso de que la Google Play Store no esté disponible, entonces debemos buscar una tienda de apks alternativa, como puede ser Aptoide. Lo importante es tener una fuente de aplicaciones que podemos descargar e instalar fácilmente en nuestro Android.

Ahora ya solo nos quedará bajar todas las apps que vayamos a usar, o a necesitar, para empezar a sacarle todo el partido posible a este Android en PC.

AndEX: una alternativa con Android 10

AndEX es, probablemente, el proyecto más avanzado que podemos encontrar para instalar Android en un PC. Mientras que Android x-86 nos permite instalar Android 9.0 en el PC, AndEX 10 va un paso más allá y nos permite instalar una versión más, Android 10, la versión de este sistema lanzada en 2019. Este sistema operativo nace como un fork del proyecto Android-x86, cogiendo, principalmente, su Kernel, y sobre el cual los desarrolladores añaden la última versión de este sistema, así como otras herramientas como, por ejemplo, los Google Play Services, o aplicaciones y juegos preinstalados como Aptoide, Spotify, F-Droid, Angry Birds y YouTube, entre otros.

Esta versión destaca frente a su predecesora, AndEX 9, por tener un mayor soporte de hardware y por mejorar tanto el rendimiento como el sonido, dos de los mayores lastres de Android 9 en el PC. Se puede instalar en el disco duro o en una memoria USB y también puede ejecutar directamente en el sistema en vivo, es decir, ejecutándolo desde un DVD o una memoria USB. Sin embargo, en algunas computadoras será necesario que iniciemos AndEX9 en modo de compatibilidad (VESA).

El proceso de instalación es prácticamente el mismo que el de Android-x86. Es decir, primero debemos descargar la imagen ISO del sistema (que, esta vez, nos cuesta 9 euros), y la grabaremos a una memoria USB. Una vez lista, simplemente arrancamos el PC con ella y seguimos los pasos que nos van apareciendo hasta que, al final, tengamos este nuevo sistema instalado y listo para usar. Gracias al gestor de arranque GRUB que instala por defecto, podemos tener a la vez varios sistemas operativos instalados en el PC con Dual-Boot.

Podemos descargar, o, mejor dicho, comprar, este sistema operativo basado en Android 10 desde la web de los desarrolladores.

Android nativo vs máquina virtual

Si queremos usar Android en el ordenador tenemos dos formas de hacerlo: instalándolo como sistema operativo principal, o virtualizando. ¿Qué es mejor?

Cada técnica tiene sus propias ventajas e inconvenientes. Por ejemplo, si tenemos un ordenador viejo al que queremos darle una segunda vida, instalarlo en él como sistema principal puede sernos muy útil. Sin embargo, si lo instalamos en un ordenador más potente estaremos perdiendo muchas funciones y características. Al fin y al cabo, Android es un sistema operativo pensado para usarse en teléfonos móviles, no en un PC.

Si optamos por una máquina virtual, hay cosas que no funcionarán bien, como, por ejemplo, los juegos que requieran de aceleración 3D. Sin embargo, si solo queremos usar algunas apps, y experimentar con él, la máquina virtual nos va a permitir aprovecharnos de este sistema y, al mismo tiempo, seguir usando Windows 10, o el sistema usemos de base, con todas sus prestaciones. Android 9 «Pie» se ejecutará, así, como un «programa» más.

Con todo y con ello debemos tener muy en cuenta que por regla general las máquinas virtuales nos van a ser de una enorme ayuda. Estas nos permiten probar todo tipo de sistemas operativos, por ejemplo, diversas distribuciones de Linux, sin que nada de ello afecte al sistema original con el que trabajamos a diario.

¿Podemos trabajar con él?

Android es un sistema operativo diseñado pensando siempre en los smartphones. Fuera de estos dispositivos, la verdad es que deja mucho que desear, incluso en tablets. Aunque gracias a estos proyectos podemos instalar este sistema operativo en otros equipos, las limitaciones que nos vamos a encontrar con series. Empezando por los problemas de compatibilidad a los que nos enfrentaremos. Dada la gran variedad de componentes y configuraciones de PCs que existen, es casi imposible hacer que este sistema funcione bien en todos los dispositivos. Podemos tener suerte, como podemos no tenerla.

Por otro lado, también nos vamos a encontrar con otro problema bastante grave, y es el número de apps que van a funcionar sin problemas. Es fácil que los Google Play Services dejen de funcionar o se bloqueen al ser una versión modificada del sistema. Y que muchas aplicaciones, sobre todo de pago, detecten el sistema como «alterado» y tampoco funcionen a causa de su DRM. Los juegos, por otro lado, pueden mostrar también serios problemas de rendimiento, ya que estos sistemas no soportan la aceleración por hardware.

Por último, tampoco podemos olvidarnos del soporte. Obviamente no vamos a recibir actualizaciones de Android como en un smartphone. Ni siquiera de forma parecida. Cuando los desarrolladores lancen (algo que igual no ocurre) una nueva versión, seremos nosotros los que tendremos que bajarla e instalarla de nuevo en el PC, empezando de cero de nuevo el proceso de configuración del sistema. Y recordamos que el proyecto Android-x86 aún se llaga por Android 9.0, una versión bastante vieja y obsoleta.

Puede que Android sea una alternativa para dar una segunda vida a un PC relativamente antiguo. Pero no es algo recomendado para el día a día.

Otras formas de tener Android en el PC

Además de la posibilidad de recurrir al proyecto Android-x86, existen otras maneras de poder instalar y usar aplicaciones para el sistema operativo de Google directamente desde el PC. Algunas de las más importantes son:

  • Usar Android Studio. Este es el programa por excelencia para desarrollar apps para Android. Además de ser un completo IDE de programación, también cuenta con una máquina virtual desde la que podremos emular cualquier versión de este sistema operativo. Su principal ventaja es que, al ser un software desarrollado por Google, podremos tener siempre la última versión de Android, incluso antes de que esta llegue a los smartphones. El problema es que, al ser una máquina virtual, el rendimiento, en ocasiones, deja un poco que desear.
  • Subsistema de Windows 11 para Android. También conocido como WSA, es una de las novedades de Windows 11 que nos va a permitir instalar y ejecutar APKs directamente desde el propio Windows. De momento solo es compatible con la Amazon App Store, pero ya hay proyectos que trabajan en llevar la Play Store y los Google Play Services a este proyecto.
  • Emuladores de terceros: también podemos hacer usos de emuladores desarrollados por terceros que nos pueden resultar muy útiles en estas situaciones. A través de ellos vamos a poder ejecutar aplicaciones que consumen muchos recursos en nuestro ordenador, que debe tener la potencia suficiente para iniciar cualquier juego o aplicación, que en nuestro móvil no seamos capaz de mover. Para Linux tendremos disponibles emuladores como Genymotion, Andro VM o Anbox, por citar solo algunos ejemplos.
  • Virtual Box/VM Ware: son dos de los programas para ejecutar máquinas virtuales más populares que podemos usar en nuestro ordenador con Linux. A través de ellas vamos a poder instalar una distribución de Android de manera virtual, siendo compatible incluso con las versiones más recientes como Android 12 y poder descargar en ellas aplicaciones y juegos desde la Play Store de la misma manera que si estuvieramos utilizando nuestro móvil.

Cada método tiene sus ventajas y sus inconvenientes. Mientras que instalarlo de forma nativa nos brinda un mejor rendimiento al tener control directo sobre el hardware, poder emularlo sacrifica un poco este rendimiento a cambio de no tener que limitarnos a usar solo apps de Android.

5 Comentarios