Cómo convertir entre divisas de todo tipo, gratis y sin instalar nada

En los tiempos que corren, Internet nos sirve para todo tipo de tareas, no solo para buscar y consultar información de lo más variado, sino que además pone a nuestra disposición una serie de aplicaciones, servicios y plataformas que podemos usar directamente desde el propio navegador web y que nos resuelve muchos problemas en cualquier momento y lugar.

Y es que estos servicios online a los que nos referimos los podemos usar tanto desde nuestro PC de sobremesa, como desde nuestros dispositivos móviles, lo que aumenta en gran medida la versatilidad y ayuda que estas plataformas nos ofrecen. Y es que ya sea para redactar documentos, convertir ficheros, editar fotografías, o intercambiar contenidos con el resto del globo, las conocidas como aplicaciones web son un salvavidas muy socorrido, sencillo y rápido.

Esto se debe en gran medida a los desarrolladores que se encargan de crear estos proyectos y ponerlos a disposición del resto de internautas, además en la mayoría de las ocasiones, de manera gratuita y ofreciendo al mismo tiempo muchas facilidades para llevar a cabo aquellas tareas que estamos buscando. En muchas ocasiones os hemos hablado de una amplia variedad de estas aplicaciones web, al tiempo que en este caso en concreto nos vamos a centrar en aquellas que nos serán de ayuda a la hora de realizar conversiones entre todo tipo de divisas.

Para ello y de manera totalmente online, en estos momentos podemos echar mano de varias propuestas, además que podremos usarlas tanto en nuestro equipo de sobremesa, como en cualquier dispositivo móvil, algo especialmente útil en el caso de que estemos de viaje o en alguna reunión de trabajo, por ejemplo.

Convertir moneda

Algunos de los mejores conversores de divisas online y gratuitos

Por ejemplo, este es el caso de la propuesta de este tipo llamada XE, una alternativa para convertir moneda que lleva ya unos años entre nosotros y que con el paso del tiempo se ha ido modernizando y adaptando al momento. Además dispone de una interfaz de usuario atractiva a la vez que funcional, en la que no tenemos más que seleccionar tanto la moneda de entrada como la de salida, para a continuación introducir el importe a convertir en el correspondiente cuadro de diálogo.

Algo similar podremos llevar a cabo con la propuesta Oanda, otro conversor de divisas que nos ofrece un servicio y modo de funcionamiento similar y donde basta con que elijamos ambas monedas e introduzcamos el importe. Además, por si nos sirve de ayuda adicional, aquí también vamos a encontrar un histórico de cambios de una buena cantidad de divisas, datos que podemos obtener mediante útiles gráficas que nos ayudarán a comprender todo lo aquí expuesto.

Convertir moneda

Y para terminar también merece la pena que le echéis un vistazo a Cuex otro conversor de moneda similar a los expuestos anteriormente, pero que además en la interfaz principal no presenta una serie de gráficas que podremos personalizar con la evolución del tipo de cambio a lo largo del tiempo, períodos que podremos concretar de varias maneras, lo que nos será muy útil. Eso sí, también hay que saber que el propio buscador de Google nos ofrece su propia función de este tipo con tan solo «preguntar» “cuántos dólares son 100 euros”, por ejemplo.