Cómo activar y configurar el Escritorio Remoto en Windows 10

Escrito por Roberto Adeva
Herramientas del Sistema

Seguro que en más de una ocasión os ha pedido algún amigo, familiar o vecino si podéis ayudarles a solucionar un error en su ordenador. Esto hace que tengais que quedar un día con ellos, ir a su casa y ver exactamente que es el problema que tienen para posteriormente saber si la solución está al alcance de nuestras manos. Sin embargo, todo es mucho más cómodo si nos conectamos al ordenador de esta persona desde el nuestro y sin movernos de casa. Algo que podemos hacer con alguna de las muchas herramientas que permiten conectarnos a un PC en remoto, como el popular Team Viewer o Ulterius que permite esta conexión en remoto a un ordenador desde cualquier navegador, entro otros.

Sin embargo, también debemos saber que el propio sistema operativo de Microsoft, cuenta con una función bautizada con el nombre de Remote Desktop Protocol (RDP) o Escritorio Remoto, que ha sido diseñada exactamente para ofrecer a los usuarios la posibilidad de conectarse a otro ordenador desde su equipo y tener acceso a los programas y funcionalidades del sistema como si estuvieran en el otro ordenador.

Pasos a seguir para activar el Escritorio Remoto en Windows 10

Cuando nos conectamos a través del Escritorio Remoto de Windows a otro equipo es cómo abrir una ventana que nos lleve al escritorio del otro ordenador. En ese momento vamos a poder trabajar sobre este equipo de la misma manera que si estuvieramos sentados frente a él, pero sin movernos de casa.

Escritorio Remoto

Para activar Escritorio Remoto en Windows 10, lo primero que tenemos que hacer es ir al Panel de Control > Sistema. Una vez ahí, encontremos la opción Configuración de Acceso remoto, que nos abre una ventana nueva con las Propiedades del sistema. En ese misma ventana tenemos que ir a la pestaña Acceso remoto y marcar la casilla Permitir conexiones de Asistencia remota a este equipo que encontramos dentro de la sección Asistencia remota.

Escritorio Remoto

Lo siguiente será activar o permitir las conexiones remotas a ese equipo, opción que encontramos justo debajo en la sección Escritorio remoto. Una vez marca esta opción, se habilita la casilla Permitir solo las conexiones desde equipos que ejecuten también Escritorio remoto con Autenticación a nivel de red, la cual es recomendable mantener marcada por motivos de seguridad si así lo queremos.

Escritorio Remoto

Además, para mayor seguridad aún, dentro de la misma red también podemos elegir qué usuarios se pueden conectar al equipo desde el botón Seleccionar usuarios. Ahí podremos buscar aquellos usuarios a los que queremos permitir el acceso de forma remota al PC y sólo ellos podrán hacerlo.

escritorio remoto

Una vez que tenemos todo preparado y configurado, sólo tenemos que lanzar la herramienta Escriotorio Remoto de Windows e indicar el equipo al que nos queremos conectar de forma remota para tomar su control y hacer uso de él como si estuviésemos delante del equipo al que nos hemos conectado. Todo esto funciona a la perfección en una red local, pero si nos queremos conectar desde otra ubicación la cosa se complica un poco, ya que tendremos que abrir los puertos del router y dirigir las conexiones entrantes hacia nuestro equipo. Sin embargo, para evitar que hacer nada de esto, en el caso de querer conectar dos ordenadores de forma remota que no están en la misma red podemos utilizar cualquier software de terceros desarrollado para ello como el propio Team Viewer o Ulterius, mencionados al inicio.

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo