El futuro de las aplicaciones lo traerá el software inteligente

Escrito por David Onieva
Curiosidades
0

Aunque ahora es difícil de imaginar, en los primeros tiempos de la era Internet, las empresas eran en gran medida escépticas a la hora de adoptar una presencia activa de sus corporaciones on-line, algo que evidentemente con el tiempo ha ido cambiando radicalmente.

Y es que en un principio la inversión en tecnología para llevar a cabo ventas a través de la Red no eran prioritarias, hasta que llegaron los grandes del mercado como Amazon, y las cosas dieron un giro. De hecho hoy día la mayoría de los ingresos de muchas de estas empresas vienen a través de sus plataformas de software, por lo que un buen portal web o aplicación móvil es su máxima prioridad para potenciar estas ventas. Sin embargo, mientras navegamos o usamos nuestras aplicaciones móviles, todavía nos encontramos con muchos problemas. Hablamos de errores de todo tipo, páginas lentas y fallos en aplicaciones que son parte integral de nuestras interacciones con herramientas software cada día.

Se estima que los desarrolladores de software gastan de manera individual alrededor de siete horas semanales detectando y corrigiendo estos errores. Muchas veces tienen que esperar a que los propios usuarios anuncien los problemas antes de poder tomar medidas, y los desarrolladores pasan innumerables horas explorando los registros para encontrar la causa raíz del problema. De este modo para los equipos de software más avanzados, moverse rápidamente en este sentido se ha convertido en una estrategia de negocio clave, y es que la mayoría de estos piensan que localizar problemas de rendimiento es un trabajo poco placentero, por lo que estos equipos quieren construir el futuro, en lugar de arreglar el pasado.

Software inteligente

Hay que tener en cuenta que los errores de software son a menudo la causa de un gran enfado para los usuarios finales, lo que conlleva a pérdidas económicas para las empresas. De ahí que ya se están empezando a extender las llamadas Application Performance Management (APM) o herramientas de gestión del rendimiento de las aplicaciones. Estas están diseñadas para supervisar el rendimiento y el buen funcionamiento del software y además se encargan de detectar y diagnosticar complejos problemas de ese tipo, todo para mantener el nivel de servicio esperado.

El software inteligente, en pleno crecimiento

Las APM ha sido algo habituales en el desarrollo de software empresarial desde hace años, aunque ya se están desplazando hacia todos los ámbitos. Y es que se espera que la inteligencia subyacente en el propio software sea la próxima generación de monitoreo de aplicaciones, lo que cambiará la forma en que se desarrolla y mantienen los programas. Así se logrará dar a los equipos una visión más exacta de dónde los clientes están teniendo malas experiencias con un mayor enfoque y precisión. De hecho con estas nuevas innovaciones de monitoreo, los desarrolladores obtienen reportes sin igual de sus aplicaciones con mayor visibilidad global, ya que todos y cada uno de los errores detectados por la APM o el problema de rendimiento de una la aplicación, llegará al equipo de desarrollado con gran exactitud, lo que ahorra costes y tiempo.

Por todo ello la llamada inteligencia de software ya se está viendo como una parte clave en el propio ciclo de desarrollo de las aplicaciones. De hecho uno de los principales objetivos de todo ello es lograr encontrar errores antes de que los usuarios lo hagan. Una plataforma de inteligencia de software ofrece a los equipos la capacidad de diagnosticar los problemas que los clientes están experimentando con una precisión absoluta, sin la necesidad de que estos informen de que se vieron afectados.

Fuente > TheNextWeb

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo