Microsoft instala WebView2 Runtime en tu PC, ¿sabes qué es?

Microsoft instala WebView2 Runtime en tu PC, ¿sabes qué es?

Fran Castañeda

Una de las malas prácticas de Microsoft con sus sistemas operativos es la de realizar instalaciones de software sin consentimiento del usuario, al que ni siquiera se le informa de ello. Esto es algo que ocurrió el pasado mes de marzo cuando comenzó a aparecer en los ordenadores la aplicación WebView2 Runtime. Para que no cunda el pánico, hoy vamos a ver en que consiste esta aplicación, si realmente afecta al rendimiento, así como desinstalarla o volverla a instalar en caso necesario.

Si hemos visto esta aplicación instalada en nuestro PC y desconocemos de donde ha salido, no debemos de preocuparnos y correr a desinstalarla, pues como veremos a continuación, se trata de un controlador importante para el funcionamiento de los programas y que no repercute de forma negativa en el rendimiento del ordenador.

Qué es WebView2 Runtime

Hablamos de un controlador para Edge que Microsoft ha comenzado a instalar en sus ordenadores con Windows sin permiso del usuario. Se utiliza para proporcionar funciones basadas en web en muchos programas de escritorio, entre ellos Microsoft (Office) 365, utilizando Edge como motor renderizado para hacerlo. Gracias a este componente, los desarrolladores van a poder tanto incluir como renderizar contenido web directamente desde sus aplicaciones nativas. De esta forma sería posible incluir contenido CSS, HTML y JavaScript, lo cuales podremos procesar sin necesidad de utilizar para ello un navegador web.

Microsoft comenzó a instalarlo automáticamente en máquinas que tienen la versión 2101 o posterior instalada, así como para aquellos usuarios que tienen instalado Microsoft 365, Office Professional 2019 y Office 2016, (Word, Excel, PowerPoint, OneDrive, Outlook, etc) para, de esta forma, poder cargar contenido web directamente en ellas. Si nuestro equipo no tiene esta aplicación instalada, se debe a que llevamos mucho tiempo sin actualizarlo, ya que esta función se introdujo con el lanzamiento de la versión 2101 como hemos indicado, una actualización que se lanzó en 2019. Siempre y cuando tengamos una licencia original de Windows, no existe ningún motivo de peso que justifique no instalar las actualizaciones de seguridad que Microsoft lanza periódicamente a no ser que nos guste vivir al máximo y ser objetivo de cualquier software malicioso que aproveche vulnerabilidades de Windows que han sido parcheadas en versiones posteriores a la que se encuentra nuestro equipo.

Instalación de WebView2 Runtime

La aparición de WebView2 Runtime comenzó en abril de 2021 en ordenadores con Windows con una versión 2101 o posterior de Aplicaciones Microsoft 365. A partir de su instalación de forma automática se irán instalando a la versión más reciente cada vez que sea necesario sin que requiera de ninguna acción por nuestra parte. De esta forma podremos beneficiarnos de las nuevas características o mejoras de Office provocada por los complementos que dependen de WebView2.

Las organizaciones que necesiten posponer la instalación de WebView2 Runtime, pero en este caso las características de Office que dependen de él no estarán disponible en estos dispositivos. Para evitar su instalación debemos de iniciar sesión en el centro de administración de Aplicaciones Microsoft 365 con nuestra cuenta de administrador. Posteriormente navegamos hasta la siguiente ubicación:

Configuración > del dispositivo de > personalización Aplicaciones modernas Configuración

Una vez aquí, seleccionamos Microsoft Edge WebView2 y desactivamos la casilla «Habilitar la instalación automática de WebView2 runtime».

Cómo saber si lo tengo instalado

Como hemos comentado, en abril de 2021, Microsoft decidió sin previo aviso y en segundo plano instalar esta nueva aplicación en nuestros ordenadores. Para aquellos usuarios que busquen beneficiarse de las funciones o complementos que dependan de WebView2, cabe señalar que este no requiere de ninguna acción por parte del usuario, pues se instala de manera automática. Por lo tanto, el hecho de que no lo hayamos instalado no debería preocuparnos.

Para comprobar que efectivamente se encuentra instalada, podemos hacerlo desde el apartado de «Configuración». Para acceder basta con pulsar el atajo de teclado «Windows + I». Posteriormente, pulsamos en el apartado de «Aplicaciones». Por último, nos desplazamos a la parte inferior de la pantalla, pues los programas aparecen ordenados de manera alfabética. Aquí encontraremos la aplicación «WebView2 Runtime de Microsoft Edge».

Aplicación WebView2 Runtime instalada

Esta aplicación se encuentra directamente vinculada al navegador de Microsoft e incluso comparten el mismo número de versión. Es por ello que es probable que vayamos recibiendo nuevas actualizaciones de esta aplicación a medida que Edge se vaya actualizando. Si bien, se ejecutan de manera independiente, por lo que, aunque no usemos el navegador o lo desinstalemos, no quiere decir que el proceso Runtime se detenga, sino que puede y seguirá ejecutando.

Cómo afecta al rendimiento

Ciertamente, si nos preocupa cómo WebView2 Runtime puede afectar al rendimiento de nuestro equipo, la verdad es que no debemos de preocuparnos pues prácticamente no afecta al rendimiento del sistema, pues no consume más recursos de los necesarios, ni tampoco ocupa prácticamente nada de espacio en el disco duro. Cada vez que Microsoft lanza una nueva función que introduce con calzador en Windows, lo hace de forma que los usuarios no noten ningún problema de rendimiento, especialmente cuando se trata de equipos viejos ya que, si no fuera así, los usuarios harían todo lo posible para tratar de desinstalarlo, aunque supusiera un riesgo para la seguridad o integrididad del equipo.

Esto es algo que podemos comprobar fácilmente si accedemos al Administrador de tareas de Windows. Para ello pulsamos el atajo de teclado «Ctrl + Alt + Supr». Una vez aquí, en la pestaña de «Procesos», debemos de buscar entre aquellos que se ejecutan en segundo plano, desplazándonos hacia la parte inferior de la ventana, pues estos se encuentran clasificados por orden alfabético. Al desplazarnos hacia la parte inferior comprobamos que existen un total de 7 procesos de «Microsoft Edge WebView2» abiertos.

Procesos WebView2 Runtime

Aquí comprobamos como el consumo es del 0% para CPU, Disco, Red y GPU. Además, los consumos de memoria RAM son igualmente bajo: 0,2 MB, 3,4 MB, 0,2 MB, 0,6 MB, 0.1 MB y 5.4 MB, por lo que a suma total de todos los procesos apenas llega a los 10 MB, algo completamente insignificante. Además, si nos fijamos en las columnas situadas al final de la parte derecha, vemos que, en el apartado de Consumo de energía y Tendencia de consumo de energía, en todos los casos es marcada como Muy baja. Es por ello, por lo que «Runtime» se encuentra haciendo exactamente lo que se supone que debe de hacer, pero, sin que por ello deba afectar al rendimiento del sistema.

Es por ello que no debemos de preocuparnos y evitar finalizar las tareas que hemos visto, pues no solo no conseguiremos mejorar ninguna ventaja. Más bien todo lo contrario, pues este proceso es absolutamente necesario para las funciones importantes.

Política de actualizaciones

De cara a mantener WebView2 actualizado con las últimas actualizaciones de seguridad y confiabilidad, WebView2 Runtime cuenta con su propio proceso de actualización automático, que se realiza de forma independiente al canal de actualización usado por Aplicaciones Microsoft 365.

Es por ello que el proceso WebView2 Runtime se actualiza unas cuantas veces al mes. Estas actualizaciones suelen variar en tamaño de 5 MB a 30 MB, dependiendo del tipo de actualización. Las actualizaciones diferenciales y la optimización de entrega se usan siempre que sea posible.

Por lo tanto, todo el proceso de actualización se llevará a cabo cada vez que sea necesario sin que tengamos que hacer nada para ello, ya que será la propia Microsoft quién decidirá cuando se llevan a cabo, una vez que haya una nueva versión disponible que incorpore novedades para su uso.

Desinstalar o Reinstalar

Bien es cierto que esta práctica de Microsoft de instalar aplicaciones y componentes sin avisar no debería ser considerada como la más adecuada. Debido a esto han sido muchos los usuarios los que en su día se vieron sorprendidos por la aparición de esta aplicación en su ordenador sin que ellos la hubieran realizado o hubieran tenido consentimiento de esta. Sólo ha quedado reflejada en el Visor de eventos de Microsoft y también se ha ejecutado el instalador desde el propio directorio de Office.

A pesar de ello y tal como hemos explicado no existe razón alguna para querer desinstalar esta aplicación, pues si la borramos podemos tener problemas al usar determinados programas de nuestro PC, como, por ejemplo, la propia suite de Office.

Y es que en su página web oficial, Microsoft se encarga de hablar como la función Room Finder en Outlook como un ejemplo claro de una función habilitada por WebView2, y también se encarga de afirmar que los futuros complementos de Office también lo requerirán poder ser utilizados. Es por ello que podemos desinstalar WebView2 Runtime sin dañar nuestro ordenador.

Eso sí, debemos tener en cuenta que sin él nos vamos a poder usar algunas funciones de Microsoft 365 que requieran o puedan requerir en un futuro que WebView2 funcione correctamente en nuestro sistema. Con su desinstalación, liberaremos algo más de 475 MB de espacio en el disco duro y sobre unos 50 o 60 MB de RAM que es utilizada en segundo plano. Por ello, quizás puede llegar a ser una buena opción para un PC de gama baja, que no requiera de su instalación.

En el caso de que queramos llevar cabo su desinstalación, debemos saber que esta se podrá realizar como cualquier otro programa.

Desinstalar y finalizar procesos

Para ello tenemos dos formas. Una desde el propio menú de «Configuración» de Windows, desde el apartado de «Aplicaciones». Simplemente debemos de pulsar sobre «WebView2 Runtime de Microsoft Edge» y posteriormente haciendo clic en el botón de «Desinstalar».

WebView2 Runtime desinstalar

Igualmente podemos acceder al Panel de control. Para ello pulsamos el atajo de teclado «Windows + R» que lanzará el comando Ejecutar. Aquí escribimos «Control Panel» y pulsamos Enter o el botón de Aceptar. A continuación, pulsamos sobre Desinstalar un programa. Ya solo queda buscar WebView2 Runtime de Microsoft Edge en la lista, pulsar sobre él con el botón derecho del ratón y seleccionar «Desinstalar».

WebView2 Runtime desinstalar desde Panel de control

También es posible eliminar todos los procesos abiertos por la aplicación, uno por uno, desde el «Administrador de tareas». Para ello, solo será necesario de marcar cada uno de ellos y pulsar sobre el botón de «Finalizar», situado en la parte inferior derecha de la pantalla.

WebView2 Runtime Finalizar tarea

Igualmente, también podemos hacer uso de programas de terceros que permite la desinstalación de programas y aplicaciones por completo, eliminando con ello sus archivos residuales y entradas del registro. Algunas de las opciones más populares son IObit Uninstaller, Revo Unistaller o Hibit Uninstaller, por lo que si disponemos de alguna de ellas o la instalamos también nos servirá para borrar WebView2 Runtime.

La integración de WebView en Windows hace que, si desinstalamos la aplicación y/o cerramos los procesos, el equipo se vuelva inestable y los más probable es que acabemos con una pantalla azul de la muerte en nuestro equipo, con todo lo que ello conlleva si estamos trabajando en algún documento y no hemos tenido la precaución de guardar previamente los cambios. Lo que está claro es que a no ser que nos enfrentamos a un problema que sabemos a ciencia cierta que está relacionado con esta aplicación, nunca es recomendable interactuar con ella, ni para cerrar los procesos ni para eliminarla del equipo.

Volver a instalar manualmente

Si hemos procedido a su desinstalación, es posible que se vuelva a instalar nuevamente y de forma automática en segundo plano, en el momento que Microsoft detecte que no se encuentra activado. Sin embargo, si lo preferimos podemos volver a realizar su instalación de forma manual en cualquier momento y de esta forma solventar cualquier problema ocasionado por su desinstalación. Simplemente debemos de descargar y ejecutar su archivo de instalación desde este enlace a la página de Microsoft. Solo será necesario elegir el tipo de sistema operativo (arm64, x64, x86), la última versión disponible y pulsar en «Download». La instalación es muy sencilla, sólo será necesario seguir los pasos que nos indica.

Descargar WebView2 Runtime

A continuación, tan solo debemos pulsar dos veces sobre el archivo que hemos descargado y seguir los pasos que nos muestra el asistente de instalación.

Desinstalar la última actualización

Si los problemas de rendimiento con nuestro equipo se encuentran comenzaron hace varios días, lo más probable es que no se deban a este software que Microsoft incluyó en Windows hace tiempo. Es posible que el problema se encuentre en la última actualización que hemos instalado en nuestro equipo. La solución a este problema, para comprobar si es debido a ella, pasa por eliminarla completamente de nuestro dispositivo y volver a comprobar si el rendimiento del equipo ha mejorado.

Para eliminar la última actualización, en primer lugar, debemos acceder a las actualizaciones de Windows, Windows Update en Windows 11 y Actualizaciones y seguridad > Windows Update en Windows. A continuación, pulsamos en Ver actualizaciones instaladas y anotamos el código de la actualización, código que empieza por KB y seguido de 7 números. Finalmente, accedemos al apartado Desinstalar actualizaciones y seleccionamos la actualización que coincide con el código de la última actualización. Con el botón derecho del ratón, pulsamos en Desinstalar actualización. Una vez hemos desinstalado la última actualización, reiniciamos el equipo para comprobar si el problema se ha solucionado. Si no es así, debemos considerar otras opciones como restaurar a una versión anterior o incluso volver a instalar Windows completamente de cero.

Si bien es cierto que Microsoft incluye una opción en Windows que permite reinstalar Windows sin necesidad de crear un medio de instalación y sin formatear el disco duro, este método no es aconsejable utilizarlo cuando el equipo está presentado problemas de rendimiento y funcionamiento, ya que lo más probable es que sigamos arrastrando el problema. Este método es ideal para cuando queremos hacer limpieza de aplicaciones en el equipo y queremos conservar tanto los archivos como la configuración que tenemos en ese momento, aunque parte de ella se almacena en la cuenta de Microsoft, como, por ejemplo, las contraseñas Wi-Fi.

¿Merece la pena desinstalar WebView2?

Lo primero que debemos tener en cuenta tanto con WebView 2 como cuando Microsoft introduce una nueva aplicación que trabaja en bastidores, es que si lo ha hecho tendrá algún motivo, motivo relacionado en el 90% de los casos con mejoras en el rendimiento tanto del equipo como de sus aplicaciones. Sin embargo, en equipos con unas prestaciones más modestas, este tipo de mejoras, pueden afectar al rendimiento general de algunos equipos, como es el caso de WebView 2, aunque haciendo diferentes cambios en el hardware, los problemas de rendimiento pueden desaparecer rápidamente.

Si realmente merece la pena desinstalarlo depende del uso que hagamos de nuestro ordenador. Si habitualmente utilizamos tanto Edge de navegador como el resto de las aplicaciones que forman parte de Office, desactivar WebView 2 es contraproducente para su rendimiento, por todo lo que os hemos explicado en este artículo. Si el equipo tiene unos recursos muy limitados es probable que la solución pase por dejar de utilizar todas las aplicaciones de Microsoft que lo utilizan, pero previamente debemos considerar realizar una inversión en un SSD para mejorar sustancialmente la velocidad de lectura y escritura de los datos en nuestro ordenador además del rendimiento general de nuestro ordenador. Lo que debemos tener claro es que si Microsoft lo ha añadido al sistema es para mejorar el rendimiento tanto del sistema de las aplicaciones de la compañía. Sería contraproducente introducir una nueva funcionalidad que trabaja en segundo plano y que lo único que hace es afectar al rendimiento del equipo y, como es lógico, Microsoft no va a tirar piedras contra su propio tejado.

Una interesante opción para considerar es comenzar a utilizar la suite de aplicaciones de Google, Google Docs, junto con el navegador Chrome, ya que nos quitaremos dos problemas utilizando tan solo una aplicación. Si utilizar Chrome no es una opción, podemos utilizar otros navegadores (Firefox, Opera, Vivaldi) y el conjunto de aplicaciones LibreOffice, una de las alternativas más completas a Office disponibles en el mercado y que, además, es completamente gratuita. Si nuestras necesidades a la hora de crear documentos se basan exclusivamente a documentos de texto, no hace falta instalar ninguna aplicación, ya que, con WordPad, el Microsoft Word básico nativo de Windows, es más que suficiente.

¡Sé el primero en comentar!