Si Windows no arranca no te preocupes, así puedes solucionarlo

A pesar de los muchos fallos que nos podemos encontrar en el día a día con el sistema operativo Windows, uno de los que quizás son más temidos es que directamente no arranque. Es posible que en más de una ocasión nos hayamos encontrado con que al pulsar el botón de encendido, el software de Microsoft se niegue a responder.

Y cuando hablamos de que no responde es que sencillamente el sistema operativo no se pone en marcha. Tanto si estamos usando el PC en casa como si estamos en la oficina, esto supone un claro inconveniente por lo que tendremos que resolverlo cuanto antes. Es precisamente todo ello por lo que a continuación os vamos a intentar ayudar con algunas soluciones. Lo primero que tenemos que hacer si nos encontramos ante esta situación es no desesperar.

Es verdad que resulta algo inesperado a la vez que molesto, pero también es interesante saber que disponemos de algunas buenas soluciones para arreglarlo en minutos.

Por qué Windows 10 no se ejecuta

Llegados a este.es posible que nos preguntemos la razón por la que Windows 10 no quiere ponerse en funcionamiento. En realidad, las respuestas a esto son muchas y de lo más variado. La razón de todo ello es que aquí pueden entrar en juego multitud de componentes tanto hardware como software, que eviten el sistema operativo arranque. Se puede dar el caso de que el mismo esté dañado, porque sencillamente se esté produciendo algún tipo de incompatibilidad interna.

También puede ser que la BIOS se haya Y el arranque como tal no esté establecido como debiera. Por otro lado, puede haber algún fallo en las unidades de disco, la memoria RAM o incluso la placa base del PC. Es importante que echemos un vistazo a los posibles mensajes que puedan aparecer en pantalla a pesar de que Windows no se ponga en funcionamiento. En algunos casos estos nos pueden ser de ayuda a la hora de detectar la fuente del problema y así solucionarlo antes

Soluciones para un Windows que no quiere arrancar

Ya os comentamos antes que las soluciones en este sentido son de lo más variados, por lo que a continuación os mostraremos algunas de las más habituales y comunes en este caso. Lo primero que debemos tener en cuenta es que nos encontramos ante la versión de Windows más compleja que se ha lanzado hasta ahora, por lo que también su capacidad de fallar es mayor. Con todo y con ello hay determinadas soluciones para este tipo de casos que no suelen fallar, vamos a ver algunas de las más habituales.

Arrancar Windows 10 en Modo Seguro

Algunos ordenadores que no arrancan porque se quedan bloqueados en la pantalla de inicio de Windows. Esto se puede solucionar al entrar en el Modo Seguro. Una de las maneras de lograrlos es interrumpiendo el proceso de arranque tres veces seguidas. Esto desencadena automáticamente la Recuperación de Windows. Por tanto, una vez que aparezca el menú de Recuperación de Windows pinchamos en Solucionar problemas / Opciones avanzadas / Configuración de inicio.

modo seguro

Aquí tenemos la posibilidad de reiniciar el ordenador en Modo seguro, ya sea con Internet activado o desactivado y acceder a Windows.

Desconecta todos los dispositivos externos USB

Ya os comentamos antes que este fallo se puede dar por algún tipo de incompatibilidad con algún elemento hardware. Puede que hayamos instalado algún nuevo componente vía USB y él mismo está interfiriendo en el arranque del sistema operativo. Por tanto, lo mejor que podemos hacer aquí para asegurarnos es desconectar todos los periféricos que tengamos conectados en ese momento al ordenador.

En el caso de que el problema se haya producido nada más instalar o conectar algún dispositivo en concreto, posiblemente la causa del problema sea ese.

Comprueba la batería del ordenador portátil

Si usamos un portátil, los problemas con la batería pueden causar problemas de arranque, por lo que merece la pena probar un cable de carga alternativo. Esto podría solucionar el problema ante el que nos encontramos. Igualmente deberíamos confirmar que el cable que estamos utilizando funciona probándolo en otro equipo. A continuación, retira la batería si es posible y conecta el PC a una fuente de alimentación eléctrica.

Esto nos ayudará a descubrir si el problema es de hardware, en concreto si la batería o algún problema con la misma está interfiriendo de manera directa en el arranque del sistema.

desconectar usb

Desactiva el modo de arranque rápido

En la mayoría de las BIOS o UEFI actuales hay un ajuste llamado Arranque rápido o Fast Boot que permite que Windows 10 se inicie más rápido. Esto se lleva a cabo mediante la precarga de los controladores, pero Windows Update puede dañar esta compatibilidad. Sin embargo, podemos activar y desactivar este arranque rápido a través de la misma BIOS.

El acceso a este componente integrado en la placa base depende del fabricante del equipo, aunque en muchas ocasiones se logra mediante la tecla Supr, F2 o Esc. Una vez en la BIOS No tenemos más que localizar la opción de Arranque Rápido que normalmente está en las Opciones Avanzadas para desactivarla.

Arregla el MBR o Master Boot Record

Se puede dar el caso de que el problema con el arranque venga dado por el MBR. Cabe mencionar que este es el registro de arranque principal. En concreto hablamos del primer sector de la unidad de almacenamiento para el arranque del sistema. Este sector en ocasiones se usa también para almacenar la tabla de particiones de la unidad.

Por tanto, en el caso de que este sector este dañado por la razón que sea, pues tenemos la posibilidad de arreglarlo. Para ello podemos arrancar en modo seguro tal y como te mencionamos anteriormente para poder así abrir una ventana del símbolo del sistema desde aquí. Una vez en la ventana del CMD que os comentamos, tenemos la posibilidad de echar mano de varios comandos para arreglar este apartado.

En primer lugar, usamos el siguiente para el que tenemos que esperar que se complete mediante un mensaje que lo indica:

bootrec /fixmbr

Si este no soluciona el problema ante el que nos encontramos, podemos probar con el siguiente para borrar el MBR existente y crear otro:

bootrec /fixboot

Por otro lado, también podemos intentar probar este otro para reparar los datos de configuración del arranque:

bootrec /rebuildbcd

Realiza un análisis contra un posible virus

También es importante saber que el malware es una de las principales causas de que un ordenador no arranque en los tiempos que corren. El mejor método para tratar con estos códigos maliciosos es utilizar algún disco de rescate antimalware. Unos de seguridad se encargan de realizar un escaneo del equipo antes de su arranque para así poder descubrir cualquier código malicioso.

Y de esta manera logramos limpiar tanto aquel malware que está instalado en el propio arranque del PC, como en el sistema operativo. En el caso de que se detecten códigos maliciosos el propio antivirus se encargará de eliminarlos y ya podremos arrancar el equipo como antes.

Windows defender examen

En el caso de que haya sido esta la razón del fallo, una vez que pongamos en funcionamiento el PC os recomendamos configurar debidamente Windows Defender o cualquier otro antivirus y mantenerlo actualizado.

¡Sé el primero en comentar!