Las miniaturas en Windows no se ven: así se soluciona

Las miniaturas en Windows no se ven: así se soluciona

Fran Castañeda

Son muchos los usuarios de Windows que tienen habilitada la opción de mostrar miniaturas en las carpetas que contienen algún tipo de imagen o vídeos. Estas miniaturas son una buena alternativa al icono y bastante útiles para previsualizar el contenido de cualquier carpeta. Sin embargo, en ocasiones estas miniaturas no se muestran de forma correcta en el Explorador de archivos o carga demasiado lento, pudiendo llegar a resultar bastante molesto. Por ello hoy, vamos a conocer qué podemos hacer para poder solucionarlo.

Las causas por las que no se muestran las miniaturas pueden ser varias. Pueden deberse a problemas con el Explorador de archivos de Windows o bien con la carga de la caché de las miniaturas. Para solucionarlo y que vuelvan a mostrarse de forma correcta, quizás te resulten útiles algunos de estos consejos.

Para qué son útiles las miniaturas en Windows

En los equipos actuales basados en Windows utilizamos una buena cantidad de archivos de todo tipo que están dispersos por nuestras unidades de disco. Lo más recomendable es que todo ello lo tuviésemos debidamente organizado en sus correspondientes carpetas, pero en la mayoría de los casos, no es así. Por tanto, a la hora de localizar un archivo en concreto nos podemos encontrar en un serio problema. Más aún si las carpetas que con el paso de los meses y años, están repletas de contenidos de todo tipo.

Es por ello por lo que el hecho de poder ver las miniaturas a las que nos referiremos en estas mismas líneas nos será de mucha ayuda. De este modo tendremos la posibilidad de localizar más rápidamente y de un modo más visual aquello que estamos buscando. Es más, esto es algo que se hace especialmente patente si nos referimos a contenidos tan usados hoy día como los multimedia.

Aquí nos referimos a archivos de vídeo o fotografías, ya que estas miniaturas nos muestran una pequeña captura de esa imagen fija o conjunto de imágenes, lo que nos será de una enorme utilidad en el Explorador de archivos de Windows.

Y es que hay que tener en cuenta que multitud de dispositivos, por no decir la gran mayoría, asignan nombres relacionados con la hora y la fecha a la hora de capturar una foto o un vídeo. Esto puede ser de mucha utilidad en determinadas circunstancias, pero cuando estamos tratando con miles de contenidos de este tipo, al final esos nombres no nos sirven de nada. Esto es algo que se hace especialmente patente cuando queremos localizar un determinado contenido. Así, como os podréis imaginar las miniaturas a las que nos referimos aquí nos servirán de gran ayuda a la hora de localizar, por ejemplo, una foto de un solo vistazo.

Sin embargo, en el momento en que empezamos a tener problemas con estos elementos de Windows, será cuando nos demos cuenta de su importancia. Precisamente esa cuando lleguemos a esta situación, para lo que os vamos a ayudar en estas mismas líneas.

Pasos para solucionar el problema

A continuación, vamos a ver diferentes acciones que podemos llevar a cabo para intentar solucionar el problema por el cual Windows no es capaz de mostrar las miniaturas de las imágenes.

Aunque en un principio este fallo en Windows no parezca demasiado relevante ni importante, lo cierto es que estamos tan acostumbrados a estas miniaturas que es su carencia se puede convertir en una molestia. De ahí que busquemos resolver este fallo lo antes posible, algo para lo que os vamos a ayudar a continuación.

Restaurar la carpeta donde no se muestran las miniaturas

Si no se muestran las miniaturas en una carpeta determinada, podemos optar por restaurarla para intentar solucionar el problema.

Debemos tener muy en cuenta que el fallo con las miniaturas del que os estamos hablando en estas líneas, puede darse tanto a nivel global como local. Esto se traduce en que se puede dar el caso de que no veamos las miniaturas en ninguna ubicación de disco, o tan solo en algunas determinadas carpetas. Por tanto, en primer lugar, vamos a daros una sencilla solución para el segundo de los casos, solucionar este error con las miniaturas en una carpeta en concreto.

Para ello, debemos de seleccionar la carpeta donde no se muestran las miniaturas y pulsan con el botón derecho para seleccionar las «Propiedades». Aquí nos dirigiremos a la pestaña de «Personalizar» y pulsaremos en «Restaurar predeterminado». A continuación, pulsamos en Aplicar y por último en Aceptar, para guardar los cambios y comprobar si las miniaturas ya se muestran de forma correcta.

Restaurar predeterminado una carpeta

Configuración del Explorador de Windows

Si las miniaturas no se visualizan de forma correcta en el Explorador de Windows puede ser debido a un problema de configuración, estando habilitado la opción de mostrar iconos en lugar de miniaturas. Para habilitar el visionado de las miniaturas deberemos escribir en la barra del menú de Inicio «Opciones del Explorador de archivos» y pulsamos sobre la aplicación. A continuación, vamos a la pestaña de «Ver» para comprobar si la opción «Mostrar siempre iconos, nunca vistas en miniatura se encuentra activado». De ser así deberemos desmarcarla, pulsar en Aplicar y posteriormente en Aceptar. De esta forma, a partir de ahora se mostrarán siempre las miniaturas en lugar de los iconos.

Tal y como os hemos comentado en multitud de ocasiones, si no sois usuarios expertos en Windows, recomendamos echar un vistazo a las funciones que nos ofrece este Explorador. Hablamos de uno de los elementos más utilizados del sistema operativo en general, por lo que al mismo tiempo es de los más importantes. Precisamente por esta razón deberíamos conocer algunas de las funciones adicionales que nos presenta para sacarle el máximo provecho. Y es que hay usuarios que se limitan a copiar, mover o borrar contenidos desde aquí sin pararse un momento a ver qué más nos puede ofrecer este Explorador de archivos.

Mostrar siempre iconos nunca vistas en miniatura

Restaura el Explorador de archivos

También podemos solucionar el problema de las miniaturas en el Explorador de archivos de Windows restableciendo la configuración predeterminada. Para ello, escribimos «Opciones del Explorador de archivos» y abrimos la aplicación. Ahora deberemos pulsar en el botón de «Restaurar valores predeterminados», que encontraremos en la pestaña de «General» y de «Ver». Una vez realizado, la aplicación volverá a su configuración predeterminada lo cual debería resolver el problema.

Repasa la configuración avanzada del sistema

Otra causa por la que no veamos correctamente las vistas previas de las miniaturas en nuestro ordenador puede ser debido que no se encuentren habilitadas dentro de la configuración avanzada del sistema, por lo que deberemos de comprobarlo y en caso de que sea necesario activarlas.

Escribiremos «Configuración avanzada del sistema» dentro del menú de inicio y accederemos a la herramienta. Posteriormente pulsamos en la pestaña de «Opciones avanzadas» y aquí seleccionamos «Configuración». En la siguiente pantalla debemos asegurarnos de que las opciones de «Guardar vistas previas de miniatura de la barra de tareas» y «Mostrar miniaturas en lugar de iconos» se encuentren marcadas, y si no lo están, las marcamos. Por último, pulsamos en Aplicar y Aceptar para guardar los cambios. Con estas dos opciones habilitadas las miniaturas deberían mostrarse sin problemas.

Reinicia el proceso Explorer.exe

Ya hemos visto que en el funcionamiento de estos elementos gráficos que os comentamos en estas líneas, el popular Explorador de archivos de Windows juega un papel muy importante. Básicamente esto quiere decir que un mal funcionamiento de este elemento clave usamos para manejar los ficheros y carpetas, también puede repercutir negativamente en la visualización de estas miniaturas que os comentamos. Por tanto, si encontramos diferentes fallos relacionados con el mencionado explorador, la barra de tareas o el menú Inicio de Windows, en un principio lo mejor que podemos hacer es reiniciar un proceso que se refiere a todo ello.

En concreto nos referimos a un proceso que está constantemente en funcionamiento y que forma parte del propio sistema operativo, el conocido como Explorer.exe. esto quiere decir que para solucionar el problema ante el que nos encontramos ahora, la finalización y puesta en marcha de este proceso podría solucionarlo. Para ello no tenemos más que situarnos en el Administrador de tareas del sistema. Al mismo accedemos haciendo uso de la combinación de teclas Ctrl + Shift + Esc.

Aquí de forma predeterminada nos vamos a encontrar con una buena cantidad de aplicaciones y procesos que están en funcionamiento en ese momento en nuestro PC. No tenemos más que localizar el llamado explorador de Windows para pinchar con el botón derecho del ratón sobre el mismo. En el menú contextual que aparece seleccionamos finalizar tarea, para que se cierre el mismo y se ponga en funcionamiento de manera automática pasados unos segundos. Esto debería solucionar el fallo que os hemos contado.

Borrar la caché de las miniaturas

Por defecto, en lugar de utilizar iconos genéricos, Windows utiliza imágenes en miniatura para mostrar el contenido de una carpeta. Estas pequeñas imágenes se almacenan en un archivo denominado caché de miniaturas. De esta forma no tiene que estar cargando continuamente las imágenes cada vez que abrimos una carpeta. En ocasiones puede que sea necesario volver a crear los archivos de la caché de las miniaturas para solventar el problema.

Para deberemos ir al menú de inicio y abrir el Liberador de espacio en disco. Para ello bastará con escribir «cleanmgr» y seleccionar la herramienta. A continuación, seleccionamos la unidad C y pulsamos en Aceptar. Ahora, en listado de archivos que deseamos eliminar, bajaremos al final del todo y dejaremos marcado la opción de «Miniaturas», pudiendo quitar el resto de las opciones si lo deseamos. Por último, pulsamos en Aceptar y las miniaturas se eliminarán volviéndose a crear de forma automática cuando sea necesario.

Liberador de espacio miniaturas

Una vez hemos eliminado todas las miniaturas, cada vez que accedamos a un directorio donde se encuentra imágenes y vídeos, el explorador de archivos tardará unos segundos en generar la nueva miniatura, mostrando inicialmente el icono predeterminado de una imagen en Windows. Afortunadamente, este proceso tarda unos pocos segundos dependiendo del tamaño de la imagen y vídeo y del tipo de disco duro que tengamos en nuestro equipo. Además, durante esos segundos, el consumo de recursos del equipo se dispara por lo no debería extrañarnos escuchar como el ventilador de nuestro PC se pone a plena potencia.

Echa un vistazo a la configuración de la pantalla en Windows

Lo cierto es que la propia Microsoft cada vez nos ofrece una mayor cantidad de funciones y herramientas que nos permiten personalizar al máximo el uso de todo tipo de apartados en Windows. Por descontado esto es algo que se hace extensible a la configuración de la pantalla, pero hay determinados cambios que pueden afectar negativamente a algunos componentes que vemos aquí. Sirva como claro ejemplo de todo ello lo que nos está sucediendo ahora con las miniaturas del sistema operativo.

De ahí que deberíamos probar a cambiar alguna de las funciones más habituales de personalización referentes a la pantalla para ver si se solventa el fallo ante el que nos encontramos ahora. Para ello en un principio no tenemos más que acceder a la aplicación de Configuración de Windows, por ejemplo a través de la combinación de teclas Win + I. A continuación en la nueva ventana que aparece nos situamos en el apartado llamado Personalización.

Aquí precisamente nos vamos a encontrar alguna sección especialmente dedicada a la pantalla que nos permite modificar determinados parámetros que podrían afectar al componente del que os hablamos ahora. Así podríamos cambiar la resolución por defecto, y por ejemplo utilizar la que el propio Windows nos recomienda. Igualmente tendremos la posibilidad de modificar el porcentaje de tamaño con el que veremos el texto y las imágenes y probar con alguno de los que aquí se encuentran para ver si volvemos a ver en pantalla las miniaturas desaparecidas.

Llegados a este punto todo es cuestión de hacer diversas pruebas con estas funciones de personalización para intentar solventar el fallo de las miniaturas de un modo u otro.

Revisa el menú contextual

Es posible que el problema por el que no se muestren las miniaturas en Windows sea ocasionado por visores de fotos de terceros que tengamos instalados. Este problema suele ocurrir principalmente si tenemos instalado ACDSee, ya que parece que Windows usa los códecs de este programa para generar las miniaturas y esto provoca que aparezca el problema.

Para intentar solucionar el problema, simplemente hacemos clic con el botón derecho en la imagen que le falta la miniatura y deberíamos ver en el menú contextual dos opciones de vista previa. Basta con intentar pulsar cualquiera de estas opciones de vista previa para comprobar si esto acaba con el problema.

Además, es importante que nos aseguremos de actualizar la pantalla pulsando F5 después de haber elegido una de estas opciones de vista previa. Por muy raro que parezca, puede funcionar, por lo que no perdemos nada por probarla.

Ejecutar SFC

En ocasiones, este tipo de problemas pueden ocurrir en el caso de que los archivos de nuestro sistema se encuentren dañados. El motivo por el que tengamos archivos corruptos puede ser debido a varias razones, pero para intentar solucionarlo podemos hacer un escaneo con la herramienta SFC que se incorpora de forma predeterminada en Windows.

Para poder llevar a cabo este escaneo es necesario hacerlo desde una línea de comandos, por lo que lo primer será ejecutar el Símbolo del sistema. Para ello escribimos cmd en el cuadro de búsqueda del menú Inicio y lo ejecutamos con derechos de administrador.

Una vez desde el Símbolo del sistema escribimos el siguiente comando y pulsamos Enter para ejecutarlo:

sfc /scannow

Ejecutar SFC en Windows

A partir de este momento, Windows comenzará escaneará su sistema en busca de corrupción de archivos y reparará cualquier archivo dañado. Este proceso puede tardar hasta 15 minutos, así que es importante que tengamos paciencia y no lo interrumpamos.

Una vez que se complete el escaneo, nuestros archivos dañados se repararán y esto debería resolver el problema.

Usa el Editor de directivas de grupo

Se trata de una poderosa herramienta que le permite controlar varias configuraciones en su PC. Está disponible solo en las versiones Pro y Enterprise de Windows 10 y 11, por lo que sí estamos utilizando la versión Home no podremos usarla.

Para solucionar este problema con el Editor de directivas de grupo, debe pulsar Windows + R, escribir gpedit.msc y pulsar Enter. A continuación, navegamos hasta la siguiente ruta:

Configuración de usuario / Plantillas administrativas / Menú Inicio y Barra de tareas / Desactivar vistas en miniatura de la barra de tareas

Desactiva vistas en miniatura de la barra de tareas

Hacemos doble clic y en la nueva pantalla seleccionamos Deshabilitada y hacemos clic en Aplicar y Aceptar para guardar los cambios. A partir de este momento, Windows mostrará el icono predeterminado del sistema dependiendo de que tipo de archivo se trate. Para que los cambios se realicen correctamente, es recomendable reiniciar el equipo. Una vez se ha completado el reinicio, volvemos al Editor de directivas de grupo y volvemos a activar esta función para que, automáticamente, Windows vuelva a generar las miniaturas correspondientes.

Escanea el equipo en busca de malware

Los diferentes tipos de ataques por códigos maliciosos que nos podemos encontrar en estos instantes pueden afectar a todo tipo de componentes del sistema. En la mayoría de las ocasiones pensamos que estos diferentes formatos de malware se encargan de secuestrar nuestro equipo o robar datos personales. Sin embargo, hay que tener en consideración que muchos de ellos sencillamente dañan ciertos componentes del software, como podría suceder en este caso.

No es que los desarrolladores de estos códigos maliciosos se quieren centrar específicamente en las miniaturas de Windows. Sin embargo, sí que hay algunos tipos de malware que atacan el Explorador de archivos para intentar realizar tareas de espionaje o extracción de contenidos propios. Esto podría afectar de manera directa a la visualización de estos contenidos en forma de miniaturas, lo que dañaría todo el proceso. Con todo ello lo que os queremos decir es que, si nos encontramos con este fallo, deberíamos escanear el equipo con algún antivirus que tengamos instalado. En un principio nos podría valer con Windows Defender, el software de seguridad que Microsoft nos ofrece de forma predeterminada.

Pero igualmente podemos hacer uso de cualquier otra solución de terceros que hayamos instalado nosotros. Además, llegados a este punto lo que recomendamos es realizar un análisis lo más completo posible para que así se escaneen todos los componentes y archivos guardados.

Elimina la última actualización

Windows es un sistema operativo que está diseñado para trabajar en miles de millones de ordenadores completamente diferentes entre sí, como si de una obra de ingeniera se tratara. Es por ello, por lo que no debería extrañarnos encontrarnos de vez en cuando con alguna noticia en la que se informa que una actualización de Windows ha afectado a un determinado número de equipos. Este problema también sucede en los Mac de Apple, sin embargo, no debería ser así, ya que el sistema operativo de Apple está diseñado para trabajar con un hardware muy determinado, hardware seleccionado por la propia Apple y, aun así, es más habitualmente de lo que cabría pensar.

Si nuestro equipo ha dejado de mostrar las actualizaciones precisamente desde que instalamos la última actualización de Windows, antes de restaurar el sistema y perder todas las aplicaciones que hayamos instalado posteriormente, conviene eliminar la última actualización. Para eliminar la última actualización de Windows, debemos acceder al panel de configuración de Windows a través de las teclas Win+i y pulsar en Actualización y seguridad en Windows 10 y en Windows Update en Windows 11. A continuación, pulsamos en Ver historial de actualizaciones, nos apuntamos el código de la última actualización y seguidamente, pulsamos en Desinstalar actualizaciones pulsando dos veces sobre la actualización que coincide con el código que hemos anotado en el apartado anterior.

Desinstalar actualizaciones Windows

Finalmente, reiniciamos el equipo para eliminar cualquier rastro de la actualización que hemos desinstalado y comprobar si las miniaturas de las imágenes vuelven a mostrarse. Si siguen sin mostrarse, debemos optar por restaurar el sistema y, en el peor de los casos, reinstalar Windows de cero formateando la unidad.

Liberar espacio en el disco duro

A la hora de medir el rendimiento de nuestro ordenador, echamos un vistazo a componentes hardware que consideramos fundamentales como por ejemplo sucede con el procesador o la memoria RAM. Pero también es importante que echemos un vistazo a las unidades de almacenamiento internas ya que son más importantes de las que creemos a la hora de optimizar el funcionamiento del sistema de Microsoft.

Tan solo nos preocupamos del espacio disponible en las unidades locales de nuestro ordenador cuando necesitamos instalar algún programa o almacenar grandes cantidades de datos. En caso contrario no nos importa demasiado andar justos en cuanto al espacio disponible, lo que es un error, como puede suceder en el caso que nos ocupa ahora. Y es que andar escasos de espacio principalmente en la unidad local donde tenemos instalado el sistema Windows, nos puede acarrear graves problemas de funcionamiento.

Esto es algo que incluye a determinados contenidos como las miniaturas que estamos tratando en estas mismas líneas y que se incluyen de forma predeterminada en Windows. Lo que os queremos decir con todo esto básicamente es que deberíais disponer de espacio suficiente en la unidad de disco principal donde tenemos instalado Windows. Y es que el propio sistema operativo necesita, para funcionar y mostrar correctamente todos los contenidos que forman parte del software, una buena cantidad de megas.

De hecho es conveniente que dispongamos de varios gigas libres, por ejemplo algo que nos puede evitar múltiples problemas a la hora de actualizar el propio Windows. Además el sistema operativo en ocasiones echa mano de este componente de hardware como memoria temporal si la RAM está un tanto saturada. De esta manera tenemos la posibilidad de seguir trabajando con nuestro ordenador y que no se bloquee, con los problemas que esto nos puede acarrear. En el caso de que no podamos ver las miniaturas de las que os hablamos aquí, igualmente es conveniente que liberemos el mayor espacio posible en las unidades de disco, especialmente en la principal.

Eliminar aplicaciones que modifican la interfaz de Windows

A pesar de todas las herramientas, funciones y características que Microsoft pone a nuestra disposición para personalizar Windows, algunos usuarios no tienen suficiente con todo ello. Al mismo tiempo hay algunos cambios que han sufrido las diferentes versiones del sistema operativo con los años que no terminan de convencer a todo. De ahí que muchos se decanten por la opción de instalar aplicaciones externas que básicamente se encargan de modificar la interfaz predeterminada del sistema del gigante del software.

Estos programas suelen ser bastante efectivos a la vez que útiles en la mayoría de las ocasiones, aunque siempre deberíamos vigilar las fuentes desde donde los descargamos. Y es que estas soluciones con el paso de los años han sido muy usadas por los atacantes para introducir malware en nuestros equipos sin que nos demos cuenta. Al mismo tiempo en ciertas ocasiones pueden provocar determinadas incompatibilidades tanto con el propio sistema operativo como con los programas instalados previamente.

Aquí nos encontramos con un fallo de Windows que hace que las miniaturas no aparezcan en la interfaz tal y como estamos acostumbrados. Pues bien, al margen de los cambios que hagamos en el software de Microsoft para solventar este error, también deberíamos deshacernos de todo aquello que está modificando la interfaz de Windows, como sucede con los programas que os comentamos. Lo habitual aquí es que instalemos soluciones software que se encargan de realizar cambios en apartados clave de Windows como su menú Inicio, la barra de tareas o las transparencias.

Sin embargo el uso e instalación de estas aplicaciones podría estar causando serios problemas en el funcionamiento del sistema, como en el caso que nos ocupa. De ahí precisamente que una buena solución para solventarlo sea probar a desinstalar estos programas que os comentamos. Más si caemos en la cuenta de que los errores y esta desaparición se dio instalar alguna de estas aplicaciones.

Restaurar el sistema

En el caso de que las soluciones anteriores no hayan podido poner fin al problema y las miniaturas sigan sin aparecer, podemos optar por hacer una restauración del sistema a una versión anterior guardada en la cual todo funcionaba correctamente y las miniaturas se mostraban de forma correcta.

Para ello debemos de acceder al Panel de control y en la pestaña de «agrupar por», seleccionamos «iconos pequeños». A continuación, hacemos clic en «Sistema» y seguidamente en «Configuración avanzada del sistema», que encontramos en la parte derecha de la ventana. También podemos acceder al apartado donde se encuentran los puntos de restauración a través del buscador de Windows utilizando el término «punto de restauración» sin las comillas.

Abrir Restaurar Sistema en Windows 11

A continuación, se abrirá una ventana donde se muestra las «Propiedades del sistema». Ahora pulsamos en la pestaña de «Protección del sistema». Posteriormente, hacemos clic en el botón de «Restaurar el sistema». Por último, seleccionamos un punto restauración anterior que tengamos guardado y pulsar en «Siguiente» para comenzar el proceso. Además, no debemos que temer por nuestros archivos ya que antes de comenzar nos dará la opción de que permanezcan guardados.

Restaurar el sistema seleccionar punto de restauración

Formatear el equipo

Si ningún de los métodos que os hemos mostrado en este artículo ha dado con la solución, la única opción disponibles pasa por formatear el equipo, no sin antes hacer una copia de seguridad de todos y cada uno de los archivos que tenemos almacenados en su interior, ya sea utilizando un disco duro externo o apoyándonos en una plataforma de almacenamiento en la nube. En este último caso, la mejor solución pasa por utiliza Mega, la plataforma de almacenamiento en la nube que pone a nuestra disposición 20 GB de espacio totalmente gratuito. Además, la plataforma incluye una aplicación que nos permite sincronizar automáticamente todos los archivos de los que queremos hacer una copia de seguridad, por lo que tan solo tenemos que instalarla y esperara a que haga su trabajo.

Cuando la única solución pasa por formatear el equipo, significa que, en pocas palabras, que el problema está tan adentro del equipo, que no existe ningún método rápido y sencillo que nos permita dan con la solución. Si nuestro equipo tiene un SSD, el proceso de instalación de Windows ya sea Windows 10 o Windows 11, es bastante rápido y apenas nos llevará unos minutos. Si se trata de un HDD, el proceso tardará bastante más tiempo, sin embargo, es, como he comentado, la solución más sencilla y rápida sin adentrarnos a editar archivos que no conocemos y hacer cambios más allá del registro.

El proceso más rápido para crear una unidad USB de Windows 10 W o Windows 11 es a través de la aplicación Rufus, aplicación que, no solo descargará la correspondiente versión, sino que, además, creará una unidad USB de inicio, con la que debemos arrancar el equipo para proceder a instalar una copia limpia en el equipo tras formatear previamente desde el proceso de instalación, borrando todas las particiones que tengamos en el equipo.

Programas para habilitar la vista previa de las imágenes

Si tienes problemas para habilitar la vista previa de las imágenes en Windows os proponemos algunos programas que nos pueden ayudar a obtener vistas previas de las imágenes. Estas aplicaciones únicamente nos permiten acceder a la una vista previa de las imágenes sin solucionar el problema, por lo que podemos utilizarlas temporalmente hasta que tengamos previsto formatear el equipo si esta es la única opción que nos permite poder hacer para poder recuperar la vista en miniatura de los archivos.

SageThumbs

Se trata de una aplicación gratuita compatible con todas las versiones de Windows que nos va a permitir habilitar una vista previa de cualquier imagen en el Explorador de archivos. Se caracteriza por ser compatible con hasta 162 formatos de imagen y 224 extensiones mediante la biblioteca GFL. También admite 26 formatos adicionales a través de complementos XnView. Esta pequeña extensión se añade al menú contextual del Explorador de archivos, por lo que queda agregada como complemento dentro de Windows, por lo que no habrá ningún ejecutable. Podemos descargar SageThumbs gratis desde este enlace.

Lo mejor y lo peor

Nos encontramos ante un programa compatible con todas las versiones del sistema operativo de Microsoft totalmente gratuito y en el que no tendremos ningún tipo de problema referente a la compatibilidad con los archivos de imagen que usaremos aquí.

Lleva una buena cantidad de años entre nosotros y por tanto su interfaz de usuario quizá haya quedado un tanto anticuada pero sigue siendo igual de efectiva.

QuickLook

Estamos ante una aplicación gratuita de código abierto, que nos permitirá ver cualquier tipo de imágenes como vista previa en el Explorador de archivos de Windows. Cuenta con soporte para formatos de imágenes (PNG, JPG, BMP y GIF), archivos de vídeo (MKV y M2TS), archivos comprimidos (ZIP, RAR y 7Z), documentos de Office (DOC, XLS, PPT y XLSX), archivos PDF, HTML y MarkDown. Es posible descargar QuickLook gratis desde este enlace.

Esta aplicación también se encuentra disponible en la Microsoft Store a través del siguiente enlace. Tanto la versión disponible en GitHub como la que podemos descargar desde la Microsoft es exactamente la misma, pero con la seguridad de que la versión disponible en la tienda de Microsoft está completamente libre de virus, malware y demás.

QuickLook
Developer: Paddy Xu

Bueno y malo

Esta es una aplicación para estas tareas que os hemos comentado que se caracteriza por tener una gran cantidad de formatos compatibles que soporta de forma predeterminada. Además hay que tener en cuenta que se trata de un proyecto de código abierto.

Está disponible en la tienda oficial de Windows, algo que muchos usuarios rechazan por el formato de las aplicaciones que aquí nos encontramos.

Seer

Pasamos a una herramienta que se caracteriza por ser rápida, a la par que potente y muy personalizable. Con ella podemos previsualizar a pantalla completa cualquier archivo sin necesidad de abrirlo previamente. Es compatible con cientos de formatos de archivos, tanto de audio, vídeo, imagen, texto y PDF. Es gratuita y la podemos descargar desde aquí. Opcionalmente cuenta con una versión de pago que incluye actualizaciones.

Pros y contras

Este programa es compatible con cientos de formatos de archivos de imagen que podemos utilizar para las miniaturas de Windows que nos importan aquí. Tenemos la posibilidad de visualizar las imágenes correspondientes a pantalla completa

Para poder aprovecharnos de todas las funciones y herramientas que nos propone este software tendremos que pagar por su versión comercial.

4 Comentarios
Logo softzone.es
Navega gratis con cookies…

Navegar por softzone.es con publicidad personalizada, seguimiento y cookies de forma gratuita. i

Para ello, nosotros y nuestros socios i necesitamos tu consentimiento i para el tratamiento de datos personales i para los siguientes fines:

Las cookies, los identificadores de dispositivos o los identificadores online de similares características (p. ej., los identificadores basados en inicio de sesión, los identificadores asignados aleatoriamente, los identificadores basados en la red), junto con otra información (p. ej., la información y el tipo del navegador, el idioma, el tamaño de la pantalla, las tecnologías compatibles, etc.), pueden almacenarse o leerse en tu dispositivo a fin de reconocerlo siempre que se conecte a una aplicación o a una página web para una o varias de los finalidades que se recogen en el presente texto.

La mayoría de las finalidades que se explican en este texto dependen del almacenamiento o del acceso a la información de tu dispositivo cuando utilizas una aplicación o visitas una página web. Por ejemplo, es posible que un proveedor o un editor/medio de comunicación necesiten almacenar una cookie en tu dispositivo la primera vez que visite una página web a fin de poder reconocer tu dispositivo las próximas veces que vuelva a visitarla (accediendo a esta cookie cada vez que lo haga).

La publicidad y el contenido pueden personalizarse basándose en tu perfil. Tu actividad en este servicio puede utilizarse para crear o mejorar un perfil sobre tu persona para recibir publicidad o contenido personalizados. El rendimiento de la publicidad y del contenido puede medirse. Los informes pueden generarse en función de tu actividad y la de otros usuarios. Tu actividad en este servicio puede ayudar a desarrollar y mejorar productos y servicios.

La publicidad que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, tales como la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que está interactuando (o con el que ha interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se presenta un anuncio concreto).

  • Un fabricante de automóviles quiere promocionar sus vehículos eléctricos a los usuarios respetuosos con el medioambiente que viven en la ciudad fuera del horario laboral. La publicidad se presenta en una página con contenido relacionado (como un artículo sobre medidas contra el cambio climático) después de las 18:30 h a los usuarios cuya ubicación no precisa sugiera que se encuentran en una zona urbana.
  • Un importante fabricante de acuarelas quiere realizar una campaña publicitaria en Internet para dar a conocer su última gama de acuarelas con la finalidad de llegar tanto a artistas aficionados como a profesionales y, a su vez, se evite mostrar el anuncio junto a otro contenido no relacionado (por ejemplo, artículos sobre cómo pintar una casa). Se detectará y limitará el número de veces que se ha presentado el anuncio a fin de no mostrarlo demasiadas veces.

La información sobre tu actividad en este servicio (por ejemplo, los formularios que rellenes, el contenido que estás consumiendo) puede almacenarse y combinarse con otra información que se tenga sobre tu persona o sobre usuarios similares(por ejemplo, información sobre tu actividad previa en este servicio y en otras páginas web o aplicaciones). Posteriormente, esto se utilizará para crear o mejorar un perfil sobre tu persona (que podría incluir posibles intereses y aspectos personales). Tu perfil puede utilizarse (también en un momento posterior) para mostrarte publicidad que pueda parecerte más relevante en función de tus posibles intereses, ya sea por parte nuestra o de terceros.

  • En una plataforma de redes sociales has leído varios artículos sobre cómo construir una casa en un árbol Esta información podría añadirse a un perfil determinado para indicar tuinterés en el contenido relacionado con la naturaleza, así como en los tutoriales de bricolaje (con el objetivo de permitir la personalización del contenido, de modo que en el futuro, por ejemplo, se te muestren más publicaciones de blogs y artículos sobre casas en árboles y cabañas de madera).
  • Has visualizado tres vídeos sobre la exploración espacial en diferentes aplicaciones de televisión. Una plataforma de noticias sin relación con las anteriores y con la que no has tenido contacto en el pasado crea un perfil basado en esa conducta de visualización marcando la exploración del espacio como un tema de tu posible interés para para otros vídeos.

El contenido que se te presenta en este servicio puede basarse en un perfilde personalización de contenido que se haya realizado previamente sobre tu persona, lo que puede reflejar tu actividad en este u otros servicios (por ejemplo, los formularios con los que interactúas o el contenido que visualizas), tus posibles intereses y aspectos personales. Un ejemplo de lo anterior sería la adaptación del orden en el que se te presenta el contenido, para que así te resulte más sencillo encontrar el contenido (no publicitario) que coincida con tus intereses.

  • Has leído unos artículos sobre comida vegetariana en una plataforma de redes sociales. Posteriormente has usado una aplicación de cocina de una empresa sin relación con la anterior plataforma. El perfil que se ha creado sobre tu persona en la plataforma de redes sociales se utilizará para mostrarte recetas vegetarianas en la pantalla de bienvenida de la aplicación de cocina.
  • Has visualizado tres vídeos sobre remo en páginas web diferentes. Una plataforma de video, no relacionada con la página web en la que has visualizado los vídeos sobre remo, pero basandose en el perfil creado cuando visistaste dicha web, podrá recomendarte otros 5 vídeos sobre remo cuando utilices la plataforma de video a través de tu televisor .

La información sobre qué publicidad se te presenta y sobre la forma en que interactúas con ella puede utilizarse para determinar lo bien que ha funcionado un anuncio en tu caso o en el de otros usuarios y si se han alcanzado los objetivos publicitarios. Por ejemplo, si has visualizado un anuncio, si has hecho clic sobre el mismo, si eso te ha llevado posteriormente a comprar un producto o a visitar una página web, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia de las campañas publicitarias./p>

  • Has hecho clic en un anuncio en una página web/medio de comunicación sobre descuentos realizados por una tienda online con motivo del “Black Friday” online y posteriormente has comprado un producto. Ese clic que has hecho estará vinculado a esa compra. Tu interacción y la de otros usuarios se medirán para saber el número de clics en el anuncio que han terminado en compra.
  • Usted es una de las pocas personas que ha hecho clic en un anuncio que promociona un descuento por el “Día de la madre”de una tienda de regalos en Internet dentro de la aplicación de una web/medio de comunicación. El medio de comunicación quiere contar con informes para comprender con qué frecuencia usted y otros usuarios han visualizado o han hecho clic en un anuncio determinado dentro de la aplicación y, en particular, en el anuncio del “Día de la madre” para así ayudar al medio de comunicación y a sus socios (por ejemplo, las agencias de publicidad) a optimizar la ubicación de los anuncios.

La información sobre qué contenido se te presenta y sobre la forma en que interactúas con él puede utilizarse para determinar, por ejemplo, si el contenido (no publicitario) ha llegado a su público previsto y ha coincidido con sus intereses. Por ejemplo, si hasleído un artículo, si has visualizado un vídeo, si has escuchado un “pódcast” o si has consultado la descripción de un producto, cuánto tiempo has pasado en esos servicios y en las páginas web que has visitado, etc. Esto resulta muy útil para comprender la relevancia del contenido (no publicitario) que se te muestra.

  • Has leído una publicación en un blog sobre senderismo desde la aplicación móvil de un editor/medio de comunicación y has seguido un enlace a una publicación recomendada y relacionada con esa publicación. Tus interacciones se registrarán para indicar que la publicación inicial sobre senderismo te ha resultado útil y que la misma ha tenido éxito a la hora de ganarse tu interés en la publicación relacionada. Esto se medirá para saber si deben publicarse más contenidos sobre senderismo en el futuro y para saber dónde emplazarlos en la pantalla de inicio de la aplicación móvil.
  • Se te ha presentado un vídeo sobre tendencias de moda, pero tu y otros usuarios habéis dejado de visualizarlo transcurridos unos 30 segundos. Esta información se utilizará para valorar la duración óptima de los futuros vídeos sobre tendencias de moda.

Se pueden generar informes basados en la combinación de conjuntos de datos (como perfiles de usuario, estadísticas, estudios de mercado, datos analíticos) respecto a tus interacciones y las de otros usuarios con el contenido publicitario (o no publicitario) para identificar las características comunes (por ejemplo, para determinar qué público objetivo es más receptivo a una campaña publicitaria o a ciertos contenidos).

  • El propietario de una librería que opera en Internet quiere contar con informes comerciales que muestren la proporción de visitantes que han visitado su página y se han ido sin comprar nada o que han consultado y comprado la última autobiografía publicada, así como la edad media y la distribución de género para cada uno de los dos grupos de visitantes. Posteriormente, los datos relacionados con la navegación que realizas en su página y sobre tus características personales se utilizan y combinan con otros datos para crear estas estadísticas.
  • Un anunciante quiere tener una mayor comprensión del tipo de público que interactúa con sus anuncios. Por ello, acude a un instituto de investigación con el fin de comparar las características de los usuarios que han interactuado con el anuncio con los atributos típicos de usuarios de plataformas similares en diferentes dispositivos. Esta comparación revela al anunciante que su público publicitario está accediendo principalmente a los anuncios a través de dispositivos móviles y que es probable que su rango de edad se encuentre entre los 45 y los 60 años.

La información sobre tu actividad en este servicio, como tu interacción con los anuncios o con el contenido, puede resultar muy útil para mejorar productos y servicios, así como para crear otros nuevos en base a las interacciones de los usuarios, el tipo de audiencia, etc. Esta finalidad específica no incluye el desarrollo ni la mejora de los perfiles de usuario y de identificadores.

  • Una plataforma tecnológica que opera con un proveedor de redes sociales observa un crecimiento en los usuarios de aplicaciones móviles y se da cuenta de que, en funciónde sus perfiles, muchos de ellos se conectan a través de conexiones móviles. La plataforma utiliza una tecnología nueva para mostrar anuncios con un formato óptimo para los dispositivos móviles y con un ancho de banda bajo a fin de mejorar su rendimiento.
  • Un anunciante está buscando una forma de mostrar anuncios en un nuevo tipo de dispositivo. El anunciante recopila información sobre la forma en que los usuarios interactúan con este nuevo tipo de dispositivo con el fin de determinar si puede crear un nuevo mecanismo para mostrar la publicidad en ese tipo de dispositivo.

El contenido que se presenta en este servicio puede basarse en datos limitados, como por ejemplo la página web o la aplicación que esté utilizando, tu ubicación no precisa, el tipo de dispositivo o el contenido con el que estás interactuando (o con el que has interactuado) (por ejemplo, para limitar el número de veces que se te presenta un vídeo o un artículo en concreto).

  • Una revista de viajes, para mejorar las experiencias de viaje en el extranjero, ha publicado en su página web un artículo sobre nuevos cursos que ofrece una escuela de idiomas por Internet. Las publicaciones del blog de la escuela se insertan directamente en la parte inferior de la página y se seleccionan en función de la ubicación no precisa del usuario (por ejemplo, publicaciones del blog que explican el plan de estudios del curso para idiomas diferentes al del país en el que este te encuentras).
  • Una aplicación móvil de noticias deportivas ha iniciado una nueva sección de artículos sobre los últimos partidos de fútbol. Cada artículo incluye vídeos alojados por una plataforma de streaming independiente que muestra los aspectos destacados de cada partido. Si adelantas un vídeo, esta información puede utilizarse para determinar que el siguiente vídeo a reproducir sea de menor duración.

Se puede utilizar la localización geográfica precisa y la información sobre las características del dispositivo

Al contar con tu aprobación, tu ubicación exacta (dentro de un radio inferior a 500 metros) podrá utilizarse para apoyar las finalidades que se explican en este documento.

Con tu aceptación, se pueden solicitar y utilizar ciertas características específicas de tu dispositivo para distinguirlo de otros (por ejemplo, las fuentes o complementos instalados y la resolución de su pantalla) en apoyo de las finalidades que se explican en este documento.

O sin cookies desde 1,67€ al mes

Por solo 1,67€ al mes, disfruta de una navegación sin interrupciones por toda la red del Grupo ADSLZone: adslzone.net, movilzona.es, testdevelocidad.es, lamanzanamordida.net, hardzone.es, softzone.es, redeszone.net, topesdegama.com y más. Al unirte a nuestra comunidad, no solo estarás apoyando nuestro trabajo, sino que también te beneficiarás de una experiencia online sin cookies.