¿Quieres crear páginas web? Aprende estos lenguajes de programación

¿Quieres crear páginas web? Aprende estos lenguajes de programación

Rubén Velasco

Crear una página web puede ser desde un juego de niños hasta una tarea de lo más compleja. Todo depende del tipo de página web que queramos crear y del uso que vayamos a hacer de ella. No es lo mismo crear una página web estática personal que una web dinámica para una empresa que vende online o un medio de noticias. Dependiendo del tipo de web será necesario usar unos u otros lenguajes de programación.

Normalmente solemos pensar que HTML y CSS son los lenguajes de programación más utilizados en toda la red. Y aunque es recomendable tener conocimientos sobre ellos, técnicamente no podemos decir que sean lenguajes de programación. Su definición correcta será “lenguajes de marcado”, pensados especialmente para todo lo relacionado con el formato y diseño de la web.

Si queremos especializarnos en el desarrollo web, lo primero que deberíamos pensar es si nos interesa centrarnos en la parte del cliente, o frontend, lo que ven los usuarios, o en la parte de servidor, o backend, todo lo que se procesa en el servidor remoto. Cada tipo de desarrollo tiene una finalidad, unas características y, por supuesto, utilizan unos lenguajes concretos que serán los que debemos conocer.

JavaScript: el rey del desarrollo web frontend

JavaScript es un lenguaje de programación orientado a objetos creado con la principal finalidad de extender los lenguajes de marcas HTML y CSS. Originalmente este lenguaje de programación solo trabajaba únicamente en el lado del cliente, mostrando el contenido de la página. A día de hoy es capaz de intercambiar datos con el servidor (por ejemplo, cambiando dinámicamente el contenido de una web, o enviando formularios al servidor), e incluso se utiliza mucho para mostrar anuncios e implementar scripts de seguimiento en las webs.

Entre sus características podemos destacar, por ejemplo, su similitud con el lenguaje C (ya que se basa en él), su dinamismo y el ser un lenguaje orientado a objetos, pero sin clases. Además del lenguaje original, hay una gran cantidad de frameworks, o marcos, que permiten a los programadores manipular las funciones, simplificar el lenguaje y hacerlo mucho más potente.

Código JavaScript

Algunos de los más populares son:

  • AngularJS
  • jQuery
  • Meteor
  • Polymer
  • React
  • Mithril
  • Aurelia
  • Vue.js
  • Ember.js
  • Node.js
  • Backbone.js

Google, Facebook, Twitter, Wikipedia, YouTube y muchas más páginas web utilizan JavaScript como lenguaje de programación del frontend.

Desarrollo web de cara al servidor, o backend

PHP, el más usado en web

Sin duda, uno de los lenguajes de programación web más utilizados. Se utiliza para programar aplicaciones y páginas web dinámicas que requieran interacción con una base de datos. PHP no genera el HTML, sino que envía texto directamente al HTML de las páginas web.

Este es uno de los lenguajes de backend más sencillos de aprender debido principalmente a su sintaxis. Además, es invisible para el navegador y el cliente, ya que estos solo verán el HTML generado por el PHP en el servidor en función de la información que estén solicitando.

Cuenta con una gran cantidad de módulos, o extensiones, y además también cuenta con una gran cantidad de frameworks que permiten personalizar, simplificar y mejorar las posibilidades de este lenguaje. Los más importantes son:

  • Laravel
  • Zend
  • FuelPHP
  • CodeIgniter
  • Phalcon
  • CakePHP
  • Symfony
  • Yii

Código PHP

Como inconvenientes, muchos desarrolladores se quejan de que el código no puede ser ocultado (solo complicarse u ofuscarse), por lo que cualquiera puede verlo o copiarlo. Además, al ser interpretado, en ocasiones puede ejecutarse más lento que otros lenguajes de más bajo nivel.

Java

Aunque comparte nombre con JavaScript, en realidad ambos lenguajes de programación no tienen nada que ver. Java es un lenguaje de código abierto y multiplataforma que, aunque no está exclusivamente orientado a web, sí se utiliza en una gran cantidad de servidores para realizar tareas de backend.

Este lenguaje de programación está orientado a objetos y cuenta con una gran cantidad de macros y frameworks orientados especialmente para el desarrollo web, dejando fuera infinidad de funciones pensadas sobre todo para el desarrollo de programas más avanzados.

Uno de los inconvenientes de este lenguaje de programación es que es bastante complicado de aprender. Sin embargo, si conseguimos dominarlo, podremos usarlo para mucho más que para el desarrollo web. Por ejemplo, para el desarrollo de apps para Android.

Python

Aunque Python tiene muchas finalidades, dentro del desarrollo web se utiliza sobre todo como lenguaje para scripts y para automatizar determinadas tareas. Es muy sencillo de aprender y muy compatible, por lo que es una opción muy recurrida especialmente entre programadores web principiantes.

Además de su gran facilidad, si aprendemos a dominar este lenguaje de programación podremos expandir nuestras fronteras más allá de la web, ya que este lenguaje se utiliza en el desarrollo de software, e incluso de videojuegos.

Go

Go es un lenguaje de programación desarrollado por Google que busca imitar la sintaxis y el rendimiento de C a la vez que quiere ser tan dinámico como Python. Este es un lenguaje de programación compilado, estructurado y orientado a objetos.

Google lo utiliza en sus propios backend, aunque dado que existen otras muchas alternativas más populares (como PHP o Python), no es precisamente uno de los más usados. Conocerlo nunca está de más, aunque antes deberíamos dar prioridad a alguno de los lenguajes anteriores.

C/C++/C#

Estos no son los lenguajes de programación web como tal, pero a menudo tienen una gran importancia de cara al servidor. Junto con Java, cualquier desarrollador web especializado en backend debería conocer este lenguaje de programación si no quiere quedarse bloqueado ante cualquier problema.

Además, teniendo en cuenta que muchos de los otros lenguajes se inspiran en C, tener conocimientos sobre estos lenguajes nos ayudarán a aprender y comprender mejor los otros.

Perl

Perl es otro lenguaje de programación interpretado que se inspira en C y que, a su vez, ha servido de inspiración a otros lenguajes como PHP, Python y Ruby.

Este lenguaje de programación ha sido esencial para la evolución de Internet y conseguir que las webs sean como son ahora. Sin embargo, su rendimiento deja mucho que desear, por lo que cada vez son más los desarrolladores que lo dejan de lado cuando la velocidad y el tiempo de respuesta son relevantes.

Ruby

Ruby es un lenguaje de programación orientado a objetos muy sencillo, lo que ha hecho que muchos desarrolladores opten por él a la hora de montar su backend.

Entre sus características podemos indicar que es muy fácil de leer, sencillo de aprender pero bastante complicado de dominar. Este lenguaje de programación hereda su sintaxis de Python y Perl, puede cargar librerías de forma dinámica y es muy versátil.

Las bases de datos: algo fundamental en el desarrollo web

La gestión y administración de las bases de datos, aunque forma parte del desarrollo backend, merece una especial mención dentro del apartado de lenguajes de programación. Dentro de la base de datos es donde se guardará toda la información. Es una de las partes críticas de una infraestructura web, ya que si se pierde o se daña, perderemos absolutamente todo.

Aunque no hay lenguajes de programación como tal, hay varios tipos de bases de datos, pudiendo elegir uno u otro según las necesidades de cada web y los conocimientos de cada desarrollador.

Los dos sistemas de gestión de bases de datos más populares son MySQL y NoSQL.

MySQL, el más popular

MySQL es el sistema de administración de bases de datos más utilizado en todo el desarrollo web. Este es propiedad de Oracle se utiliza en todo tipo de desarrollo de páginas web y aplicaciones basadas en web.

Las características de este sistema son:

  • Código fuente libre bajo licencia GPL.
  • Naturaleza relacional: todos los datos se almacenan en tablas diferentes y las relaciones se establecen utilizando claves.
  • Rápido y fácil de usar, tanto para proyectos pequeños como muy grandes.
  • Utiliza el lenguaje de datos SQL.

MySQL lleva mucho más tiempo en la web que NoSQL, por lo que es mucho más utilizada, tiene más profesionales y, dada la complicación para migrar bases de datos de un sistema a otro, muchas plataformas no actualizan.

Bases de datos MySQL

NoSQL, una alternativa centrada en el diseño

NoSQL es otro sistema de gestión de bases de datos muy utilizado en el desarrollo web, especialmente dentro del análisis Big Data, dado su diseño. Este lenguaje de programación se centra más en el diseño que en la estructura, y no es compatible con el lenguaje SQL para realizar consultas.

Las principales características de este sistema son:

  • Lenguaje de programación no relacional.
  • Para determinadas operaciones, es más rápido que MySQL.
  • Diseño simple.
  • Los cambios se propagan por todos los nodos casi en tiempo real.
  • Muy sencilla de escalar.

Además, cuenta con una comunidad cada vez más grande, por lo que cada vez tiene más apoyo y un desarrollo mucho más continuado.

PostgreSQL, un rival en crecimiento

Por último, queremos hacer referencia a este sistema de gestión de bases de datos relacionados. Este ha sido pionero en muchos conceptos y, aunque aún está lejos de ser uno de los más usados, poco a poco está consiguiendo que muchos de los usuarios de MySQL migren a él.

Entre sus características podemos destacar que es totalmente compatible con SQL y NoSQL, por lo que tiene una gran compatibilidad y comunidad de usuarios que ayudan tanto en su implementación como en el desarrollo.

Este sistema es mucho más compatible con aplicaciones modernas (JSON, XML, ACID, etc), además de posicionarse como la mejor alternativa a los sistemas obsoletos como Oracle, DB2 y SQL Server, especialmente por no requerir licencias de ningún tipo.