A partir de mayo, Windows se actualizará menos y tendrá menos errores

A partir de mayo, Windows se actualizará menos y tendrá menos errores

Rubén Velasco

Las actualizaciones de Windows son muy importantes para poder usar nuestro ordenador con el menor número de problemas. El sistema operativo de Microsoft se suele actualizar varias veces al mes. Con ellas, los usuarios reciben actualizaciones de seguridad, no relacionadas con la seguridad, parches opcionales e incluso drivers. Sin embargo, sabemos de sobra que estas actualizaciones no suelen ir siempre bien, y es frecuente ver cómo, tras un parche opcional no relacionado con la seguridad, aparecen muchos problemas. Esto ha llevado a Microsoft a tomar una decisión en cuanto a la forma de seguir llevando las actualizaciones de Windows, decisión que empezará a funcionar el próximo mes de mayo.

Lo frecuente es ver cómo Microsoft lanza varias actualizaciones a lo largo de cada vez. La primera, y la más importante, es la que llega el martes de parches. Esta actualización suele traer todo tipo de correcciones de seguridad y, además, ser un parche acumulativo, con todos los parches (de seguridad o no) lanzados hasta la fecha.

Además del martes de parches, Microsoft suele lanzar otras actualizaciones opcionales a lo largo del mes. Estas no están relacionadas con la seguridad pero suelen corregir fallos y problemas en el sistema operativo para que este funcione mejor. O al menos esa es la intención, aunque casi todos los meses hace todo lo contrario.

Windows Update Windows 10

Parece que Microsoft se ha empezado a tomar en serio los problemas relacionados con Windows Update, y por ello, la compañía ha decidido dar un cambio radical en su sistema de actualizaciones.

Microsoft cancela las actualizaciones opcionales de Windows

Tal como podemos leer, Microsoft está planteando reducir el número de actualizaciones mensuales que lanza para Windows 10 con el fin de evitar que los frecuentes problemas de estas actualizaciones sigan afectando a los usuarios.

Concretamente, los parches que eliminará Microsoft son los que suelen llegar a lo largo de la tercera y cuarta semana. Estos parches no están relacionados con la seguridad, sino que se centran en corregir fallos y optimizar determinados aspectos de Windows.

Tal como podemos ver en el anterior tweet de Windows, Microsoft aprovechará el martes de parches para incluir las actualizaciones no relacionadas con la seguridad, igual que hasta ahora. Sin embargo, estos serán los únicos parches que recibirá Windows.

Una medida temporal, aunque sin especificar

La eliminación de estas actualizaciones no es definitiva. Microsoft ha decidido pausar el lanzamiento de actualizaciones opcionales debido a la situación que está pasando el mundo con el COVID-19. De esta manera, evitará que una mala actualización deje a los usuarios, o a alguna empresa, sin poder trabajar con normalidad.

A partir de mayo de este mismo año, las actualizaciones de la tercera y cuarta semana se pausarán. Y seguirán así hasta que la situación límite que estamos pasando termine. Entonces Microsoft volverá a seguir actualizando como siempre el sistema operativo. Y todos los problemas seguirán apareciendo como lo han hecho siempre.