Windows 10 será mucho más seguro activando esta función por defecto

Además de la fiabilidad y la funcionalidad, si Microsoft pone un especial interés en una característica de Windows 10, sin duda esa también es la seguridad. Para ello incluye multitud de funciones, además de las que vas sumando con el tiempo para que dispongamos de un sistema operativo más seguro.

Y es que como ya sabréis, todo aquello relacionado con la seguridad al trabajar con nuestro PC basado en Windows, cada vez cobra una mayor trascendencia. La principal razón de todo ello es que aquí trabajamos con contenidos cada vez más personales y sensibles, por tanto, no deseamos que caigan en malas manos o que se filtren. A todo esto, le tenemos que sumar la importancia y extendido uso que hacemos hoy día de internet, lo que aumenta las posibilidades de recibir algún malware.

Os contamos todo esto porque en estos momentos la firma con sede en Redmond está poniendo en funcionamiento otra útil funcionalidad en este sentido. En concreto nos referimos a que Microsoft ha comenzado ya a activar la protección de aplicaciones potencialmente no deseadas. Conocidas también como PUA, esto se está llevando a cabo a través de Windows Defender, el antivirus del sistema operativo.

Windows bloqueará los programas no fiables

Hay que tener en cuenta que las aplicaciones potencialmente no deseadas pueden hacer que el equipo funcione con lentitud. Y no solo eso, sino que además éstas pueden mostrar anuncios inesperados o, en el peor de los casos, instalar otro software malicioso más dañino o molesto. Microsoft señala que estos programas a los que nos referimos no son exactamente código malicioso. En realidad, suele tratarse de un tipo software que no es necesario en el PC, ni deseado por el usuario.

Windows Defender antivirus

Decir que la firma con sede en Redmond introdujo el soporte para bloquear PUA en Windows 10 en el pasado año 2018. Pero en ese momento los usuarios tenían que habilitar la función a través de un comando en PowerShell. A continuación, un poco más adelante, en la primera gran actualización de 2020, se introdujo una opción para activar o configurar esta protección en Windows Security. Aunque todavía deshabilitado por defecto, los usuarios ya podían configurar esta protección desde Windows Security.

Sin embargo, a partir de la actualización de este mismo mes de agosto, la protección contra las aplicaciones potencialmente no deseadas se activará por defecto. Esto es algo que se hará efectivo para los usuarios de Windows 10 que utilicen Windows Defender. En el caso de que utilicemos una solución de seguridad de terceros, cualquier otro antivirus, esta característica no funcionará.

Configurar el bloqueo de aplicaciones potencialmente no deseadas

Por tanto, en el caso de que utilices Windows Defender en tu PC, puedes activar y configurar la protección contra PUA desde ya mismo. Para ello basta con que abramos la aplicación de configuración mediante la combinación de teclas Win + I. En ese momento nos situamos en el apartado de Actualización y Seguridad y pinchamos en Seguridad de Windows para así pinchar en Abrir Seguridad de Windows.

Aquí tenemos que localizar la sección de Control de aplicaciones y navegador, donde ya podremos activar la Protección basada en la reputación.

Protección basada en la reputación

Decir que esto activa el bloqueo de aplicaciones potencialmente no deseadas y cuenta con algunas opciones personalizables. Podremos seleccionar si queremos que se bloqueen las aplicaciones y las descargas, o solo una de ellas. Sin embargo, tal y como os contamos a partir de la próxima actualización que nos llegará en unos días, todo esto vendrá activado por defecto en Windows 10.