Windows 7 no está listo para morir: seguirás recibiendo actualizaciones

Windows 7 ha sido uno de los mejores sistemas operativos de la historia de Microsoft, junto a XP. Pero ningún software dura para siempre, y, tal como era de esperar, tras la llegada de Windows 8 y Windows 10, 7 ha ido perdiendo usuarios hasta que, finalmente, Microsoft anunció su fin de soporte. Desde 2020, Microsoft ya no lanza actualizaciones, ni de seguridad ni de mantenimiento, para este sistema. Y las empresas que aún lo usen podían pagar por soporte de pago a una empresa externa para tener 3 años más de parches de seguridad. Pero este periodo de gracia se acaba. ¿Qué va a pasar a partir de ahora?

La idea inicial de Microsoft era ofrecer tan solo 3 años de soporte adicional, de pago, para las empresas que aún usaran este SO. Además, año tras año, las actualizaciones de Windows 7 se iban a encarecer para incentivar a las empresas a dar el salto al nuevo sistema. Sin embargo, la cuota de mercado no ha bajado tanto como esperaba Microsoft, y su sistema operativo sigue siendo muy utilizado en empresas de todo el mundo. Y no puede dejarlas tiradas.

Windows 7 gadget de reloj y sus opciones

Por ello, parece que Microsoft ha cambiado de idea en cuanto al soporte extendido de Windows 7. Y los parches de seguridad de julio para este sistema operativo han llegado con una sorpresa que a más de uno le habrá dado un respiro. Y es que, a fecha de julio de 2022, Windows 7 tiene la misma cuota de mercado que Windows 11, es decir, en torno a un 11% ambos sistemas. Eso sí, mientras que 11 está al alza, 7 no deja de perder cada vez más usuarios, como es lógico.

3 años más de Windows 7 (como poco)

Los dos últimos parches de seguridad para Windows 7, KB5015861 y KB5015862, además de las pertinentes correcciones, también actualiza las licencias y claves del soporte extendido ESU añadiendo más plazo de validez. Concretamente, la segunda de estas actualizaciones amplía el soporte de Windows 7 hasta enero de 2026.

Las ediciones que se podrán beneficiar este soporte extendido son las siguientes:

  • Windows 7 SP1 Enterprise
  • Windows 7 SP1 Pro
  • Windows Server 2008 R2
  • Embedded Standard 7
  • Embedded POS Ready 7

Obviamente, las ediciones personales para uso doméstico llevan sin recibir soporte ni actualizaciones desde 2020, y van a seguir así. Pero, en el peor de los casos, podremos instalar la edición Pro en nuestra casa y seguir usando este sistema, a pesar de sus limitaciones. Además, existen ciertos «trucos» que, aunque no son legales y rompen los términos de uso, nos permiten instalar estos parches de seguridad en todas las ediciones del sistema, incluso en Windows 7 Home.

Windows 8.1 sí que dice adiós

El sistema que no va a recibir ningún tipo de soporte extendido, ni gratis ni de pago, es Windows 8.1. Hace unas semanas, Microsoft confirmó la muerte de este sistema operativo, que dejará de recibir todo tipo de actualizaciones y soporte a partir del 10 de enero de 2023. Y es que esto tiene sentido, ya que 8.1 no supera apenas el 3% de la cuota de mercado.

Lo curioso es que Windows 10 llegará a su fin de vida en 2025, y, de momento, Microsoft no se ha pronunciado sobre si tendrá, o no, soporte extendido. Sería interesante ver como este sistema operativo, con un 73% de cuota de mercado, queda abandonado a su suerte mientras que Windows 7 sigue teniendo soporte en 2025. El tiempo lo dirá.