Convierte tu Windows en Windows 10X: activa la nueva animación de boot

Convierte tu Windows en Windows 10X: activa la nueva animación de boot

Rubén Velasco

Windows 10X va a ser el nuevo sistema operativo de Microsoft que verá la luz del día este mismo año. Este sistema estará pensado, sobre todo, para funcionar en dispositivos táctiles como tablets, equipos ARM y ordenadores con pantallas duales. Este sistema operativo ya se encuentra, desde hace tiempo, en fase de desarrollo RTM, y verá la luz del día por primera vez en abril/mayo de este mismo año. En un principio, sus características son exclusivas para los dispositivos que ejecuten este sistema. Sin embargo, Microsoft ha escondido algunos huevos de pascua dentro de su Windows 10 que nos permiten probar algunas de sus características.

Cambiar la animación de arranque, o boot, de Windows ha sido una de las opciones de personalización más buscadas por los usuarios. Desde Windows XP, cualquier usuario podría recurrir a herramientas de terceros para cambiar el logotipo y la animación del sistema por otros elementos de su propia cosecha. Con ello, ya sí que podíamos conseguir un Windows 100% propio y único. Eso sí, con el riesgo de que, si algo sale mal, podíamos quedarnos sin PC.

Windows 10X va a estrenar una nueva animación de arranque que, aunque es parecida a la que podemos encontrar en la versión normal del sistema operativo, a su vez es diferente. Y, si queremos probarla sin instalar este nuevo sistema operativo, Microsoft ha escondido un truco en las últimas versiones de Windows que nos permite hacerlo. Y, además, sin tener que usar ningún software para modificar el bootloader.

Activar la animación del nuevo Windows en Windows 10

Este nuevo truco, por ahora, solo se encuentra disponible en las dos últimas versiones Insider de Windows 1o, es decir, en las builds 20279 y 21292. Si tenemos una de estas compilaciones podremos activar esta nueva animación. De lo contrario, pues no.

Para ello, lo único que vamos a tener que hacer es realizar un pequeño cambio en el registro del sistema operativo. Para ello, en la barra de búsqueda de Windows 10 escribiremos «regedit» para abrir el editor, y una vez allí nos iremos a la siguiente ruta:

HKEY_LOCAL_MACHINE/SYSTEM/ControlSet001/Control

Hacemos clic con el botón derecho en un espacio en blanco que veamos, y crearemos una nueva clave de registro llamada «BootControl«. Dentro de ella, crearemos un nuevo valor DWORD de 32 bits llamado «BootProgressAnimation«, y le daremos el valor «1».

Regedit BootProgressAnimation

Listo. Reiniciamos el ordenador y, cuando arranque de nuevo, podremos ver cómo, en lugar de la clásica animación, nos aparece el nuevo efecto de carga en Windows 10. Si más adelante queremos revertir los cambios, solo tendremos que eliminar el valor «BootProgressAnimation» que hemos creado, o darle un valor de cero.

Efecto boot Windows 10X

Windows 10X, el sistema operativo más fluido

A medida que se va acercando el lanzamiento de este nuevo sistema operativo empezamos a conocer más detalles sobre el mismo. Uno de los últimos que hemos podido ver en un vídeo es la fluidez del sistema. Y, como vemos, la verdad es que el rendimiento que nos ofrece es más que sorprendente.

Windows 10X es un sistema operativo muy optimizado. A cambio de sacrificar muchas funcionalidades del Windows 10 normal obtenemos un rendimiento sobresaliente en todos los sentidos. Un sistema que, a pesar de ejecutarse en un hardware relativamente modesto, nada tiene que envidiar a un Windows 10 funcionando en un PC de gama alta. Y tampoco a otros sistemas operativos, como macOS, en cuanto a fluidez y rendimiento.

Habrá que esperar unos meses más para ver si todo esto se mantiene. Mientras tanto, si queremos, podemos probar Windows 10X en nuestro PC gracias a la virtualización de Microsoft.