¿Sigue Cortana funcionando en segundo plano después de desactivarla?

El sistema Windows 10 está repleto de funciones que hacen del mismo un software muy completo. No en vano es el sistema operativo más usado en equipos de sobremesa en todo el mundo. Aquí nos queremos centrar en uno de sus componentes más interesantes como es Cortana.

Muchos de vosotros ya sabréis que cuando hablamos de Cortana, en realidad nos referimos al asistente de voz que los de Redmond añadieron a su sistema operativo hace un tiempo. Cierto es que los máximos responsables de la firma apostaron fuerte por su asistente, intentado que fuese tan usado como los que podemos encontrar en los móviles con iOS o Android.

Pero hay que reconocer que, por diversas razones, esto no ha sido así. De hecho con el paso de los años Microsoft se ha dado cuenta de que Cortana probablemente nunca llegue a tener la penetración y aceptación de mercado que tienen otras herramientas similares. Es más, muchos de los usuarios de Windows 10, más tarde o más temprano acaban desactivando Cortana del sistema operativo. Sin embargo, como igualmente se ha podido ver, a pesar de que la desactivamos, durante un tiempo el asistente sigue en marcha.

Con esto lo que queremos decir es que tras su desactivación, Cortana sigue funcionando en segundo plano, veamos lo que esto significa.

Cortana sigue en memoria tras su desactivación

Llegados a este punto en el que pensamos que nos hemos deshecho del asistente al desactivarlo, es posible que te preguntes por qué Cortana sigue funcionando en Windows. Pues bien, hay que saber que la principal razón de ello es que el asistente sigue cargado en la memoria del sistema. Pero eso no quiere decir que esté realmente funcionando, sino que sigue ahí en estado de alerta, por así decirlo.

Credenciales Cortana

Por qué el asistente no se cierra del todo

Igualmente te puedes llegar a preguntar la razón por la que el asistente de voz de Windows 10 no se cierra del todo a pesar de haberlo desactivado. La razón es sencilla, y es que la propia Microsoft apuesta y quiere que lo volvamos a usar en el futuro. Por tanto lo que hace en este sentido es dejarlo latente y cargado en memoria para que aparezca instantáneamente al hacer clic en el cuadro Buscar Windows. Este es el que encontramos en la Barra de tareas, aunque lo mismo sucedería si usamos presionar Windows + S.

Cortana no consume recursos si está desactivada

Será entonces, al intentar hacer uso de nuevo del asistente, cuando al abrir el cuadro de búsqueda, Cortana consuma algo de CPU. Lo que hay que saber es que esto solo sucede si el cuadro de búsqueda está en funcionamiento. Por tanto tras su desactivación, Cortana no debería usar más recursos en el equipo más que una minúscula cantidad de RAM en segundo plano y algo de CPU cuando la abrimos de nuevo.

Y es que hay que tener en cuenta que el proceso de Windows que pertenece a Cortana, ni siquiera maneja la indexación de archivos para las búsquedas. Esta indexación la llevan a cabo otros procesos del propio sistema tales como Microsoft Windows Search Filter Host o  Microsoft Windows Search Indexer.

¡Sé el primero en comentar!