Razones por las que la Microsoft Store debería ser opcional

Cuando instalamos Windows desde cero en un nuevo equipo, nos encontramos con una serie de aplicaciones preinstaladas. Para muchos usuarios estas, o buena parte de estas, son prescindibles y no hacen más que ocupar espacio innecesariamente, como sucede con la Microsoft Store.

Aquí en realidad os hablamos de las aplicaciones UWP que podemos instalar y que en gran medida forman parte implícita del sistema operativo. Pero con el tiempo ha quedado demostrado que para algunos estas soluciones software integradas son una razón para no usar Windows. Y ya no solo es eso, sino que además podemos descargar muchas otras aplicaciones universales desde la tienda oficial, la Microsoft Store.

Al igual que sucede con todo lo relacionado con las aplicaciones UWP mencionadas, para tienda de Windows no se puede decir que tenga muchos adeptos. Todo ello a pesar de que la propia empresa desde hace tiempo está apostando muy fuerte por este apartado. Y es que hay que tener en consideración que un sistema operativo que se precie debe disponer de una tienda de aplicaciones en toda regla.

De hecho y con el sano fin de dar la vuelta a esta situación, al menos en parte, los de Redmond acaban de actualizar de manera evidente su tienda oficial. Esto ha coincidido con la llegada hace solo unas semanas del nuevo sistema Windows 11. Pero con todo y con ello y a pesar del trabajo realizado por Microsoft, su Store no termina de convencer a la mayoría. Precisamente por todo ello algunos se preguntan la razón por la que este elemento no es opcional a la hora de instalar Windows en nuestro PC. Es por ello por lo que a continuación veremos algunas de las razones por las que debería ser así.

Por qué la Microsoft Store no debería instalarse por defecto

Ya os hemos comentado anteriormente que la Microsoft Store de Windows no es uno de los elementos más queridos del sistema operativo, ni mucho menos. Por tanto, una de las razones por las que la tienda debería ser opcional al instalar el sistema desde cero, es que no todo el mundo la considera imprescindible. La principal razón de todo ello es que estos prefieren descargar sus programas favoritos desde la web oficial de su desarrollador.

microsoft store

Por tanto, esta se podría considerar como una de las principales razones por las que la Store debería ser opcional. Al mismo tiempo deberíamos tener en consideración que, lo usemos o no, este es un elemento propenso a dar fallos que pueden afectar al resto del sistema operativo. Y no solo eso, sino que en ocasiones cuando descargamos aplicaciones o juegos desde aquí, eliminarlos posteriormente de nuestras unidades de disco se puede convertir en un auténtico suplicio. Esta es otra de las razones por las que multitud de usuarios en todo el mundo intenta evitar la descarga e instalación de aplicaciones universales de Windows.

Tras todo lo comentado hasta ahora podemos llegar a la conclusión de que la Microsoft Store podría ser perfectamente opcional en Windows. Esto permitiría que se instalase tan solo en aquellos casos en los que los usuarios realmente la fuesen a utilizar ponga sin embargo este es un cambio que probablemente no veamos nunca en Windows. Y es que tal y como os comentamos antes, todo sistema operativo, móvil o de sobremesa, debe disponer de su propia tienda de aplicaciones junto

¡Sé el primero en comentar!