¿Tienes mal la hora? Por qué el reloj de Windows se retrasa o adelanta

Windows, como cualquier otro sistema operativo, tiene un reloj. Este nos permite tener a la vista la hora en todo momento, y además se utiliza para una gran cantidad de tareas internas, sobre todo para sincronización y cifrado. El ordenador tiene muchas formas de mantener la hora correcta. Por ejemplo, cuando está enchufado utiliza la frecuencia de la corriente alterna para mantener los ciclos de reloj. Cuando está desconectado, utiliza la pila interna del PC para guardar la hora. Y cuando está encendido, sincroniza la hora con Internet. Sin embargo, a pesar de ello, hay veces que miramos y la hora del reloj está mal. ¿Qué ha podido ocurrir?

Cómo influye el reloj en el funcionamiento de Windows

Tener la hora mal en el ordenador no solo nos puede confundir al mirar el reloj. Ese es el menor de los problemas que podemos tener. Si tenemos una mala configuración en la hora del PC, lo primero con lo que nos encontraremos será con problemas a la hora de conectarnos a Internet. Los protocolos de Internet modernos utilizan sistemas de seguridad que crean una sincronización en función de la hora. Por ello, si tenemos mal la hora, la sincronización fallará. Las webs no cargarán, y muchas otras aplicaciones y funciones que dependan de Internet, tampoco.

Sincronizar hora

Por ello, debemos cambiar la hora de Windows cuando está esté mal, aunque si no queremos tener que hacerlo cada poco tenemos que encontrar el por qué esta hora está mal.

Motivos por los que se retrasa el reloj del PC

Aunque el reloj debería sincronizar la hora automáticamente a través de Internet cada vez que encendemos el PC, este no debería retrasarse muy a menudo. Y si esto ocurre, es porque algo no está funcionando correctamente.

Problema con la pila del PC

Cuando el ordenador está apagado, y desconectado de la corriente, se usa la pila de la placa base para guardar una serie de datos, como la configuración de la BIOS/UEFI y, por supuesto, hacer que el reloj siga funcionando. Si la pila está a punto de gastarse, podemos ver cómo el reloj se empieza a retrasar. Primero unos minutos, y luego hasta horas o días. Y si termina por gastarse, el reloj se restablecerá a su fecha y hora de fábrica, y la configuración de la placa base se perderá.

Aunque estas pilas suelen durar mucho tiempo, si notamos este tipo de problemas, debemos plantearnos cambiar la pila de la placa.

Utilizamos dos sistemas operativos en Dual Boot

Si tenemos configurado un Dual-Boot con Windows y Linux, es muy común que cada vez que cambiamos de un sistema operativo el reloj se desfase de hora. Esta puede variar, de un sistema a otro, unas dos horas. Y si lo cambiamos en uno de los sistemas, al volver al otro esta volverá a estar mal.

Esto se debe a que, al apagar el PC, Linux guarda la hora en la placa base en formato UTC, mientras que Windows lo hace en formato local. De ahí la diferencia. Por lo tanto, debemos hacer que Windows trabaje con hora UTC, o que Linux trabaje con hora local. Así, ambos sistemas compartirán el mismo formato y no tendremos problemas.

Fallo al sincronizar la hora

Aunque Windows 10 debería actualizar la hora por Internet a través del protocolo NTP, hay muchas veces que esto no funciona correctamente. Puede ocurrir que tengamos la sincronización de la hora desactivada, o puede que incluso que el servidor NTP que venga configurado en el sistema no esté funcionando correctamente. Incluso puede que el propio router, o el firewall del ordenador, estén bloqueando estas características.

Sea como sea, debemos comprobar si la función de sincronización está funcionando correctamente para evitar tener problemas.

Mala configuración de la BIOS/UEFI

Windows suele usar casi siempre la hora que tenemos configurada en la BIOS o UEFI de nuestro ordenador. Por lo tanto, si por alguna razón la hora de esta está mal puesta, o tenemos mal configurado el huso horario del ordenador, lo más probable es que este error se refleje en la hora de Windows.

Para solucionarlo, lo que debemos hacer es entrar en la BIOS y configurar correctamente la fecha y la hora del PC. Al hacerlo, y guardar los cambios, evitaremos que la hora salga mal.