Este glitch en Windows 11 hace transparente la barra de tareas

A falta de una semana para que Microsoft haga oficial el anuncio de su nuevo sistema operativo, y todas las características que traerá, ya tenemos en las manos la primera imagen Insider de Windows 11. Este nuevo sistema operativo renueva por completo la apariencia de Windows, dando al sistema operativo un toque mucho más moderno y actualizado. Sin embargo, Microsoft siempre va a su aire en este tipo de decisiones, y poco escucha las ideas de los usuarios. Por ello, hay funciones que suelen quedar en el aire, como la posibilidad de poner la barra de tareas transparente. ¿O quizá no?

La barra de tareas transparente: la función que todos quieren

La barra de tareas de Windows es uno de los elementos del escritorio más prácticos. Desde allí accedemos rápidamente a las ventanas o los programas que tengamos abiertos en el PC. Mientras que otros sistemas operativos (como Linux) apuestan por la personalización de este elemento, y macOS directamente la ha cambiado por un dock, las opciones de personalización que nos ofrece Windows son básicas.

Barra tareas Windows 10

En Windows 10, por ejemplo, podemos activar el efecto acrílico a esta barra, que le da un toque translúcido. Sin embargo, sigue siendo una barra de tareas opaca que ocupa el ancho del escritorio de esquina a esquina. Tal como hemos podido ver en Windows 11, esta barra de tareas sigue estando presente, aunque de forma más simplificada. Además, hay nuevas opciones de personalización, como la posibilidad de centrar los iconos. Pero es una barra que sigue siendo opaca.

Este nuevo sistema operativo aún está en fase de desarrollo, y puede tener muchos errores. Sin embargo, no todos los fallos son malos. Nosotros mismos hemos podido experimentan un glitch en esta barra de tareas que le da un toque nuevo y original.

Glitch Windows 11 Barra tareasTener la barra de tareas transparente en Windows es algo que los usuarios llevan pidiendo mucho tiempo. Hay programas de terceros que nos permiten configurarla de esta manera, así como algún que otro truco para modificar su grado de transparencia. Sin embargo, todos dejan mucho que desear.

Este fallo nos permite tener un nuevo concepto de cómo podría, o mejor dicho, debería ser la apariencia de Windows 10. Obviamente, al ser un fallo, hay elementos que se ven mal (como los iconos o la fecha del sistema). Pero, desde luego, con algunos retoques, este glitch debería ser una nueva función de Windows, una característica propia del SO que los usuarios pudieran activar o desactivar bajo demanda.

¿Windows 11 es demasiado macOS?

Cada vez hay menos diferencia, estéticamente hablando, entre Windows, macOS y Linux. Una de las características que más destacaban de macOS es el dock que, centrado en la pantalla, agrupa los programas y las ventanas que tenemos abiertas.

Configurar macOS en VMware - 9GNOME 40, uno de los escritorios más populares de Linux, también apuesta por un dock similar al de macOS. Un dock que, en la parte inferior, hace la labor de barra de tareas y que, por supuesto, también está centrado.

Dock GNOME 40

Ahora, la nueva barra de tareas de Windows 11 imita, de nuevo, la apariencia de estos dos sistemas operativos. Está claro que Microsoft está buscando la renovación y el rejuvenecimiento de su sistema operativo. Sin embargo, ¿es necesario copiar tanto a estos otros sistemas operativos?

¡Sé el primero en comentar!