Hay usuarios que no actualizan Windows 10 y tienen razón

Hay usuarios que no actualizan Windows 10 y tienen razón

David Onieva

Si en Windows 10 nos encontramos con un sistema operativo tan potente y complejo, es en gran medida gracias a las actualizaciones que le llegan. Hay varios tipos de estas, algunas más completas, otras más sencillas, pero todas ellas necesarias en gran medida.

Pero eso sí, a pesar de su enorme importancia, estas actualizaciones de las que os hablamos aquí, son uno de los grandes hándicap de la firma de Redmond. Os decimos esto porque como seguro que os será familiar a muchos, estas son uno de los principales focos de problemas con el sistema operativo. Hay que tener en cuenta que, como os mencionamos antes, Windows 10 es muy complejo, y además funciona en alrededor de 1000 millones de equipos en todo el mundo.

Esto se traduce en que cuando el software como tal sufre grandes cambios, como es el caso, la llegada de ciertas incompatibilidades es difícil de evitar. Con todo y con ello, la misma Microsoft lleva años trabajando duro para que esto se pueda resolver, al menos todo lo que sea posible. Debido a esto que os comentamos, estas actualizaciones de Windows 10 son un punto de debate importante. Decimos esto porque, a pesar de su enorme importancia, muchos usuarios se niegan a instalarlas en sus equipos.

Así, a continuación veremos algunas de las principales razones que explican aquellos que prefieren llevar a cabo este tipo de tareas.

Windows update Actualizaciones

Evitar fallos en Windows tras instalar actualizaciones

Este es uno de los principales motivos por los que una buena cantidad de usuarios prefieren retrasar todo el tiempo que puedan la llegada de las mismas. Por tanto estos prefieren asegurar la fiabilidad de su equipo basado en Windows, y sacrificar las nuevas funciones que constantemente lanzan los de Redmond.

Pero claro, esto conlleva ciertos riesgos relacionados son la seguridad, ya que en ocasiones estos elementos de los que os hablamos cubren multitud de vulnerabilidades.

Ahorrar espacio en disco evitando las actualizaciones

Otra de las razones más comunes que muchos usuarios argumentan para no actualizar sus equipos con Windows, es para ahorrar espacio en disco. Cierto es que algunos de estos elementos que mejoran el sistema operativo, requieren de una buena cantidad de espacio libre en las unidades de almacenamiento. Todo ello se utiliza tanto para la descarga como para la instalación de la misma.

Pero claro, ese es uno de los precios a pagar si queremos disponer de la más reciente versión de un software de la potencia de Windows 10, algo para lo que no todos están dispuestos.

Lograr que Windows 10 consuma menos recursos del PC

Algo similar a lo comentado anteriormente sucede con los recursos en general del PC. Esto es algo que se hace especialmente patente entre aquellos que tienen un PC algo antiguo, o limitado en cuanto a especificaciones internas. En ese caso, al actualizar e implementar nuevas y más exigentes funciones desarrolladas, el rendimiento del PC se podría ver perjudicado. Por tanto, llegado el caso, hay muchos usuarios que prefieren seguir funcionando y trabajando con una versión anterior de Windows y prescindir de las actualizaciones.

Sin licencia del sistema no se puede actualizar

Algo que debemos tener en cuenta es que en el caso de que no hayamos activado Windows 10 con su correspondiente licencia, no podremos actualizar el sistema. Es por ello que para disponer de las más recientes funciones del software y estar convenientemente protegidos, entre otras ventajas, es recomendable adquirir una licencia legal del sistema.