Así evitarás problemas con la actualización Windows 10 October 2020

Así evitarás problemas con la actualización Windows 10 October 2020

David Onieva

En las últimas horas se ha producido un lanzamiento que muchos usuarios en todo el mundo llevaban tiempo esperando. Nos referimos al lanzamiento de la nueva actualización de Windows 10, la October 2020 Update. Esta es la segunda gran actualización del año y ya empieza a estar disponible para los equipos compatibles.

Como era de esperar, la misma nos llega con algunas interesantes novedades, aunque antes de nada debemos tener algo muy en cuenta. Y es que esta nueva versión del sistema es bastante más pequeña que la que nos llegó en el pasado mes de mayo. Es decir, algo similar a los que los de Redmond realizaron en 2019, que enviaron una gran actualización de características, y otra más parecida a un Service Pack del sistema.

Con todo y con ello, la propia firma nos recomienda, como suele suceder, instalarla en lo que la recibamos. Pero muchos siguen siendo reacios y prefiere esperar unos días o semanas a que se corrijan los previsibles primeros errores. Y lo cierto es que, visto lo visto, no es una mala idea en muchos casos. Decimos esto porque los problemas, de mayor o menor gravedad, saldrán a la luz a lo largo de las próximas horas y días.

Decir que estos pueden afectar un reducido número de equipos, reducido siempre y cuando tengamos en cuenta que Windows 10 funciona en alrededor de 1000 millones de equipos. Sea como sea, estos fallos no se suelen extender demasiado, pero pueden afectar igualmente a cualquiera. Es por ello que antes de instalar la nueva versión, podemos tomar ciertas precauciones con el fin de evitar esos posibles errores con la October 2020 Update de Windows.

Evita problemas en el PC antes de actualizar a Windows 10 October 2020

Lo primero que debemos hacer antes de realizar esta actualización, es instalar los más recientes parches de seguridad enviados por la misma Microsoft. Esto es algo que logramos a través de la aplicación de Configuración / Actualización y seguridad.

Pero eso no es todo, sino que por otro lado también os aconsejamos, aunque sea de manera temporal, desactivar la solución de antivirus que uséis normalmente. Esto es algo que se hace extensible tanto a Windows Defender, el antivirus de Microsoft, como a cualquier otro de terceros. Eso sí, lo adecuado es desactivar, actualizar, y luego volver a activar para proteger el equipo.

Desactivar defender

Cambiando de tercio, otra buena medida a seguir, es actualizar los drivers de los componentes hardware que tenemos instalados en Windows. Debemos tener en cuenta que muchos de los problemas que se encuentran al actualizar Windows, se deben a ciertas incompatibilidades que se producen. Por tanto disponer de las más recientes versiones de los controladores, nos servirá para prevenir antes que curar.

Pues bien, esto es algo que podemos lograr desde el Administrador de dispositivos del sistema. Aquí veremos un listado con el hardware que tenemos instalado, por lo que pinchamos con el botón derecho del ratón sobre cada uno de ellos y elegimos Actualizar controlador.

Actualizar controlador

Por último os diremos que es recomendable para evitar fallos, ser un poco pacientes. Con esto os queremos decir que es mejor esperar a que Windows 10 por sí solo nos ofrezca la nueva versión October 2020, que forzar su llegada con el botón Buscar actualizaciones.