Calidad vs Características: diferencias en las actualizaciones de Windows

El sistema operativo para equipos de sobremesa más usado en todo el mundo está repleto de funciones y características que mejoran nuestra experiencia de uso. Pero con todo y con ello uno de los elementos más importantes a la vez que controvertidos en Windows, son sus actualizaciones.

Esto es algo que ha venido sucediendo a lo largo de los últimos años y lo que, a pesar de los esfuerzos de Microsoft, sigue siendo uno de los grandes hándicap del sistema. Decimos esto porque a lo largo del tiempo estas actualizaciones que se envían de manera casi constante han provocado muchos más fallos de los esperados y queridos. Lo que deberían de ser elementos de ayuda para el sistema operativo, en muchas ocasiones se convierten en un disgusto.

Sin embargo, a pesar de todo ello siguen siendo fundamentales para el crecimiento y mejora de un software tan importante como Windows. A pesar de los fallos que en ocasiones encontramos al descargar e instalar estos elementos, en la mayoría de las ocasiones su instalación inmediata es lo más recomendable. Además, estos problemas, aunque habituales, se suelen dar en un número limitado de equipos y usuarios. Y siempre tenemos la posibilidad de dar un paso atrás y desinstalar alguna actualización con problemas.

Os contamos todo esto porque a continuación os vamos a hablar de un tema que se puede considerar importante, y es diferenciar bien entre una actualización de Calidad y una de Características. De este modo podremos decidir con conocimiento de causa aquellas que vamos a instalar o no en nuestro equipo. Todo ello dependerá de las necesidades de cada uno y del tipo de uso que hagamos de nuestro PC.

Actualizaciones de Características y de Calidad en Windows: diferencias

Cuando en muchas ocasiones se habla de las grandes actualizaciones que Microsoft envía para su sistema operativo y que hasta la fecha tenían un carácter semestral, en realidad nos referimos a las actualizaciones de Características. En realidad, el gigante del software manda estos elementos para incluir mejoras y nuevas funciones a Windows.

Por tanto, en la mayoría de las ocasiones estas son las que traen todas las funciones que con el paso de los meses se han probado en el programa insider. No todas las funciones de prueba pasan el corte, pero aquellas que tienen éxito, nos llegan a través de estas denominadas como actualizaciones de Características. Suelen ocupar, como es fácil imaginar, mucho espacio y necesitan un cierto tiempo para su descarga e instalación.

actualizaciones windows

Asimismo, por otro lado, nos encontramos con las denominada de Calidad. La principal diferencia es que estas actualizaciones se centran en mejorar la seguridad y fiabilidad del sistema. Debemos tener en cuenta que generalmente aquí no encontramos nuevas funciones. En muchas ocasiones nos sirven para solventar las últimas vulnerabilidades y fallos de seguridad descubiertos. De ahí que su periodicidad sea mucha más alta que las de Características.

A su vez estas actualizaciones son acumulativas, lo que supone una ventaja si nos saltamos alguna de las enviadas por la firma. Además, su tamaño es ostensiblemente menor que las comentadas anteriormente, y su tiempo de instalación es mucho más rápido. Por regla general estos elementos software se suelen enviar mensualmente, en concreto el segundo martes de cada mes.

¡Sé el primero en comentar!