Windows 10 se bloqueará mucho menos gracias a este cambio

Seguro que todos conocemos el proceso explorer.exe. Este es uno de los procesos básicos del sistema operativo, y es el encargado de controlar el explorador, el escritorio y todos los elementos visuales del mismo. Demasiados elementos dependen, para bien o para mal, de este proceso, y eso hace que, a la larga, sea uno de los que más terminan fallando y se suele bloquear bastante a menudo. Por suerte, tras décadas dependiendo de este proceso, Microsoft está preparando uno de los cambios más importantes en su sistema. Un cambio que llegará con Windows 10X y Windows 10 21H2.

Está claro que Sun Valley, Windows 10 21H2, quiere marcar un antes y un después en el sistema operativo. Microsoft está trabajando en cambios muy interesantes, como los nuevos iconos o las esquinas redondeadas de la interfaz, que modernizarán el sistema. Pero también vamos a encontrar muchos otros cambios bajo la manga. Por ejemplo, uno de los más interesantes que vamos a poder ver, que acabamos de conocer ahora mismo, es que, por fin, la barra de tareas dejará de formar parte de explorer.exe, sino que tendrá su propia librería independiente: taskbar.dll.

reiniciar Explorer

Taskbar.dll: un primer paso hacia un Windows modular

Hasta ahora, la barra de tareas se encontraba dentro de explorer.exe. Esto, aunque en su día se haría seguramente por comodidad, en realidad acarrea muchos problemas. Uno de ellos es que, por ejemplo, si el explorador se bloquea al abrir una carpeta o copiar archivos de un directorio a otro, también se bloqueará la barra de tareas.

Ayer mismo llegaba la nueva build 21343 a los usuarios Insider Dev de Windows 10. Y aunque la gente se ha quedado con los nuevos iconos que estrenaba esta nueva versión, en realidad se esconden una gran cantidad de cambios bajo el capó del sistema. Por ejemplo, la nueva librería «taskbar.dll» dentro de System32.

Por el momento, la nueva build sigue usando explorer.exe para cargar y controlar la barra de tareas. La nueva librería taskbar.dll aún tiene fallos bastante graves, como que la barra de búsqueda no funciona, que impiden que este nuevo proceso venga habilitado por defecto. A pesar de ello, la nueva librería es funcional, y seguro que muy pronto podremos verla en acción.

La barra de tareas se independiza del explorador, igual que el menú inicio

Ahora mismo, los menús desplegables de la barra de tareas, y el menú Inicio, tienen sus propios procesos independientes de explorer.exe. Y, dentro de poco, toda la barra de tareas será independiendo del proceso del explorador. Además, gracias a este cambio, es posible que veamos nuevos cambios estéticos en el sistema, ya que el nuevo proceso de la barra de tareas puede estar basado en WinUI 3.

Este cambio, eso sí, hará que Windows consuma un poco más de memoria RAM, pero en cambio tendremos una experiencia mucho más fluida, rápida y estable. Desde luego, merece la pena el precio a pagar.

Recordamos que Windows 10 21H2 llegará a los usuarios en otoño. Pero antes de instalar esta versión tendremos que pasar por 21H1, la primera actualización de 2021, que llegará como una actualización menor en pocas semanas.