Gana tiempo y ahorra esfuerzos usando plantillas en Excel

Cuando nos disponemos a hablar de programas centrados en el mundo ofimático, uno de los líderes indiscutibles del sector es Excel de Microsoft. esta es una aplicación que se centra en el uso de hojas de cálculo, y por tanto en el trabajo con datos numéricos, que se usa en todo el mundo. Como no podría ser de otro modo está repleto de funciones de todo tipo, y además permite el uso de plantillas para facilitarnos el trabajo en gran medida.

Nada más arrancar este programa, al contrario de lo que ocurre con la mayoría centrados en otros tipos de uso, nos encontramos con una interfaz repleta de celdas. Aquellos que no estén muy acostumbrados para la misma, en un principio se pueden sentir un tanto confusos. Pero con el paso del tiempo y el uso de Excel, enseguida nos damos cuenta de que estas celdas son el mejor diseño para trabajar con datos numéricos.

Con todo y con ello y dependiendo del tipo de uso que vayamos a hacer del programa de Microsoft, en ocasiones podremos necesitar algo más sencillo, o al menos más asequible. aquí es donde precisamente entran en juegos los elementos de los que os queremos hablar ahora, las plantillas de Excel. Es precisamente por todo esto que os comentamos, por lo que en estas mismas líneas os vamos a hablar de las ventajas de estas plantillas en Excel. Antes de nada decir que las mismas las encontramos nada más abrir Excel y nos las ofrece Microsoft de forma gratuita. Asimismo encontramos otras muchas descargables desde internet, tanto de pago como gratis.

Plantillas Excel

La podemos usar en múltiples ocasiones

Una de las principales ventajas que nos ofrecen las plantillas en Excel, es que las podemos usar tantas veces como las necesitemos una vez diseñadas. Esto nos será de mucha ayuda en el caso de que los trabajos que realizamos en el programa siempre sean similares. Así, al utilizar siempre la misma plantilla, no tendremos más que hacer pequeñas modificaciones en la hoja de cálculo para obtener lo que buscamos.

Además los cambios que realicemos en las mismas los podemos hacer en pocos segundos, ya que en teoría la base siempre va a ser la misma.

Son fácilmente personalizables en Excel

A todo ello le podemos sumar el hecho de que una vez tenemos el diseño original de la plantilla, modificarlas es muy sencillo. no tenemos más que hacer uso de algunas de las funciones integradas de Excel para cambiar su aspecto, situación de los elementos, o comportamiento. Pero claro, hay que tener en cuenta que el objetivo de estas plantillas es que su modo de uso es muy similar.

En el caso de que no sea así posiblemente nos lleve a crear nuevas plantillas que nos sean de gran utilidad en el futuro.

Aceptan todo tipo de datos y funciones del programa

Como os podéis imaginar, los elementos de los que os hablamos aquí, aceptan la integración de todo tipo de elementos, objetos y funciones del programa de Microsoft. Aquí entran en juego tanto elementos gráficos como más centrados en la funcionalidad.

Con todo ello lo que logramos son plantillas personalizadas tan complejas como nosotros queramos dependiendo de los conocimientos que tengamos de Excel.

Las plantillas nos ahorran mucho tiempo y esfuerzos

Todo esto que os hemos contado hasta ahora se traduce en algo primordial en los programas ofimáticos, y es que las plantillas nos permitirán ahorrar mucho tiempo y esfuerzos. Al echar mano de las mismas, no tendremos que empezar los proyectos de diseño de las hojas de cálculo desde cero. Esto es algo que se hace especialmente interesante si ya disponemos de una amplia gama de plantillas predefinidas y personalizadas con las que trabajar.

De hecho muchas empresas utilizan un determinado número de las mismas en la mayoría de sus proyectos con Excel, lo que las hace mucho más eficaces y productivas.