Tu ordenador no tiene la culpa: así calculas lo que te cuesta en la factura de la luz

Tu ordenador no tiene la culpa: así calculas lo que te cuesta en la factura de la luz

Rubén Velasco

La luz está por las nubes. Y, por desgracia, la cosa no tiene pinta de mejorar demasiado. Por ello, muchos estamos pensando constantemente en cómo ahorrar un poco más y reducir el consumo de sistemas y electrodomésticos que sean innecesarios. Muchos pensamos que el ordenador es uno de los sistemas que más consume, más luz gasta y más dispara nuestra factura a final de mes por tenerlo todo el día encendido. Pero, ¿realmente es cierto?

Es cierto que, si teletrabajamos, no nos queda otra que asumir el gasto de tener el ordenador encendido con los programas que vayamos a utilizar. Pero si usamos el ordenador por ocio, viendo las constantes subidas casi seguro pensemos que es mejor dejarlo apagado y usar otros dispositivops que consuman menos, como una tablet o un portátil.

Los ordenadores consumen más o menos en función del uso que estemos haciendo de ellos. Aunque tengamos una fuente de alimentación de 1000 W, este no es el consumo constante que va a tener el ordenador (y menos mal). Dependerá de los componentes que lo formen y de la carga, en tiempo real, que tengan estos. No es lo mismo usar Word, o navegar con Chrome, que jugar o editar vídeos con Premiere.

Como lo más seguro es que no sepamos qué componentes tiene el PC, tampoco sabremos lo que consume cada uno. Pero, teniendo en cuenta que el procesador y la tarjeta gráfica son lo que más consumen, es muy fácil poder calcularlo nosotros mismos.

Calcular el consumo medio de nuestro PC

Para ello, vamos a usar un programa llamado «HWiNFO». Este software nos permite conocer en detalle el hardware del ordenador y acceder a la información de los muchos sensores que tienen todas las piezas en su interior.

Una vez descargado este programa, lo que haremos será ejecutarlo, y entrar en el apartado de sensores. Cargará toda la información de los mismos, y podremos ver una gran cantidad de información que, ahora mismo, no nos interesará. Lo que nos interesa es saber el consumo en tiempo real de los dos componentes que hemos dicho. Para ello, localizaremos las dos entradas de consumo de energía, una en el apartado del procesador, o CPU, y otra en el apartado de la tarjeta gráfica, o GPU.

Consumo energía CPU GPU

Podemos ver varias columnas: actual, mínimo, máximo y promedio. Nosotros nos vamos a fijar, concretamente, en estas dos últimas. Ahora simplemente dejaremos el programa abierto una hora (ya que la luz se factura en función de los miles de vatios consumidos cada hora) y, cuando tengamos ya 60 minutos (podemos ver un reloj en la parte inferior) apuntamos los dos valores.

Si nos quedamos con el consumo medio, podremos saber exactamente cuánto ha consumido el ordenador. Por el contrario, con el máximo, sabremos cuánto hubiera consumo si hubiera estado siempre al 100%. Pero nunca está al 100%, por tanto, siempre gastará menos de eso. Para ser más precisos en este sentido, podemos probar a abrir un juego muy pesado (Cyberpunk 2077) y jugar un rato mientras el programa está midiendo el consumo en tiempo real. Con los valores máximos de consumo de CPU y GPU podríamos saber cuánto gastaría cada hora a pleno rendimiento.

¿Y cuánto me cuesta?

Llegados a este punto, sumamos el promedio de consumo de la CPU y de la GPU, y lo dividimos por 1000 para saber los kW que ha gastado el PC. Seguramente el valor será menor que 1. En nuestro ejemplo concreto, sería:

22.5 W de la CPU + 19.1 W de la GPU = 41.6 W / 1000 W = 0.0416 kW

*Si el ordenador ha estado encendido 2 horas, el consumo habrá sido el doble. Y si solo ha estado media hora, la mitad.

Mi ordenador ha gastado, en una hora, navegando por Internet, 0.0416 kW. Ahora multiplicamos esto por el precio de la luz (recordamos, precio del kW/h más el precio tope del gas, en caso de que no tengamos en nuestra factura) para saber cuánto dinero nos ha costado esta hora navegando por Internet. Por ejemplo:

0.0416 kW * (0.14€ kW/h luz + 0.15€ kW/h tope gas) = 0.012 €.

Es decir, en una hora navegando por Internet, el PC habrá gastado poco más de 1 céntimo. Obviamente, luego hay que sumar otros impuestos y costes de la factura. También habrá que sumar el consumo del monitor, el cual sabremos por su transformador o sus especificaciones. Pero lo que está claro es que tener el PC en reposo, o hacer un uso normal del mismo, no supone gran gasto en la factura de la luz.

De la misma forma, usando los datos el consumo máximo, podremos saber hasta cuánto nos podría salir tener el PC funcionando a pleno rendimiento las 24 horas del día. Pero no es necesario.

¡Sé el primero en comentar!