Por qué la IA nos ayuda tanto al editar vídeo en el PC

Uso del PC que hace solo unos años estaba limitado a unos cuántos profesionales, hoy día está al alcance de la mayoría. Nos referimos a los trabajos de edición de vídeo que en estos momentos multitud de usuarios llevan a cabo en sus equipos de manera sencilla. Esto se da, entre otras cosas, gracias a la IA o inteligencia artificial que muchas de estas aplicaciones implementan.

Cierto es que hace solo unos años todo aquello relacionado con la edición de vídeo se limitaba algunas personas que disponían tanto de los equipos hardware como del software adecuado. Uno de los mayores inconvenientes que encontramos en este sentido es que ninguno de los dos elementos era precisamente barato. Si queríamos disponer de un ordenador apto para estas tareas y su correspondiente programa de edición, teníamos que desembolsar una buena cantidad de dinero. Precisamente por todo ello tan solo podían acceder a ese conjunto aquellos que se beneficiasen de sus proyectos.

Pero la cosa ha cambiado mucho en los últimos tiempos. Multitud de usuarios ya pueden llevar a cabo estas tareas de edición de vídeo desde sus ordenadores habituales y sin coste alguno. Y eso no es todo, ya que con unos conocimientos mínimos y sin demasiado esfuerzo, tenemos la posibilidad de obtener resultados realmente atractivos. Como os podéis imaginar aquí entran en juego elementos tales como el potencial de los equipos actuales, el software disponible, o la tecnología que integran.

A todo esto, le podemos sumar, profundizando en la tecnología que ha llegado a estos programas, la ayuda que propone la inteligencia artificial o IA. Todo esto se hace extensible tanto a los programas de edición de vídeo como a los editores de fotografías, entre otros.

Cómo nos ayuda la IA al editar nuestros vídeos

Cierto es que los trabajos de edición de vídeo no son sencillos, especialmente por la cantidad de elementos que debemos tener en consideración aquí. Estos pueden estar compuestos por multitud de canales y elementos adicionales con los que debemos trabajar. Ya no solo es la imagen como tal, sino que en un vídeo igualmente debemos evitar otros elementos tales como las diferentes pistas de audio, los subtítulos, transiciones, efectos, objetos añadidos, etc.

Premiere título heredado

Precisamente por esta razón hace un tiempo este tipo de proyectos no estaba al alcance de todos, o al menos se necesitaban tener conocimientos profundos. Pero entre otras cosas, poco a poco se han ido introduciendo ciertas técnicas relacionadas con la IA que han facilitado mucho este tipo de trabajos. Para que os hagáis una idea de lo que hablamos, decir que la inteligencia artificial lo que hace es automatizar buena parte de los pasos que damos en la edición de vídeo. Evidentemente esta automatización de la que os hablamos es opcional, ya que los expertos en el tema prefieren tener el máximo control sobre el proyecto.

Sin embargo, a través de la IA, aquellos usuarios que no tienen demasiadas conocimientos en el tema, podrán lograr resultados muy llamativos, debido a que el propio programa lleva a cabo multitud de tratamientos por sí solo. Aquí además entra en juego el aprendizaje máquina, lo que ayuda al software en sí a ofrecernos aquello que necesitamos en cada momento dependiendo de los contenidos y modos de uso. Como os podréis imaginar, todo esto afecta al uso de canales, transiciones, integración de audio, eliminación de objetos, difuminados activos, etc.

¡Sé el primero en comentar!