Navegadores para usar en Windows XP, Vista, 7 y 8.1

Navegadores para usar en Windows XP, Vista, 7 y 8.1

Ignacio Sala

Conforme van pasando los años, al igual que se actualizan los sistemas operativos, también lo hacen las aplicaciones. Generalmente, las actualizaciones de las aplicaciones tratan de aprovechar las nuevas funcionalidades que se han introducido, además de para mejorar la seguridad de los usuarios. Un claro ejemplo lo encontramos en los navegadores, navegadores que, tras el fin del soporte de Windows 7 y Windows 8.1 en este mismo mes de enero, muchos han dejado de recibir actualizaciones por lo que, a no ser que cambiemos de sistema operativo, estos no recibirán nuevas versiones, versiones destinadas a mejorar la seguridad en la navegación.

Sin embargo, eso no significa que no podamos seguir utilizando esos navegadores para navegar en equipos con versiones de Windows antiguas como por ejemplo Windows XP o Windows Vista, ya que podemos seguir utilizándolos, siempre y cuando utilicemos la última versión que recibió soporte por parte de su desarrollador.

Chrome

Antes de acabar 2022, Google anunció que, a principios de 2023, los equipos gestionados por Windows 7 y Windows 8.1 dejarían de recibir actualizaciones de las nuevas versiones de Chrome, nuevas versiones destinadas únicamente a todos los equipos que están ejecutando Windows 10 o Windows 11.

La última versión de Chrome que es compatible con Windows 7 y Windows 8.1 es la número 109. Si hablamos de Windows XP, este sistema operativo que nació en el año 2001 es compatible con todas las versiones de Chrome hasta la número 49.  En el caso de Windows Vista, se trata de la misma versión.

Si queremos utilizar Chrome tanto en Windows XP como en Vista, 7 y 8.1, no tendremos más remedio que descargar las versiones 49 y 109, versiones que podemos descargar desde este enlace, ya que Google no las ofrece a través de su página web.

Eso sí, en el caso de que tomemos esta determinación debemos tener varias consideraciones muy presentes. Al margen de los problemas de seguridad y privacidad que acarrea el uso de un programa o un sistema operativo que ya no recibe soporte, a nivel funcional también nos vamos a encontrar con muchos problemas. Chrome es un navegador que se caracteriza por la enorme cantidad de extensiones que podemos utilizar aquí para mejorar su funcionamiento. Sin embargo, si nos decantamos por utilizar versiones tan antiguas que ya tienen varios años, lo más probable es que buena parte de estas extensiones que utilizamos habitualmente en Windows 10 u 11, no funcionen en versiones del sistema más antiguas.

Edge

Si hablamos de Edge, nos encontramos con el mismo problema que con Chrome, ya que actualmente, a partir de la versión 110, ya no será compatible con Windows 7 y Windows 8.1 y mucho menos con las versiones anteriores. La última versión del navegador Edge compatible con estos sistemas operativos es la número 109.

Versión Edge

Si descargamos el instalador de la última versión disponible desde su página web, se mostrará un mensaje en el que nos informa que nuestro equipo no es compatible con las nuevas versiones de Windows. Si queremos descargar versiones antiguas de Edge, no podemos hacerlo a través de los canales de distribución de Microsoft, sino que tendremos que recurrir a webs como esta.

Firefox

Firefox es el único de los tres grandes navegadores que, en enero de 2023, sigue ofreciendo soporte para equipos gestionados por Windows 7 y Windows 8.1, no así en equipos con Windows XP y Windows Vista. De momento, la Fundación Mozilla (quien se encarga de su mantenimiento) no ha anunciado ninguna fecha en la que vaya a dejar ofrecer soporte a estos sistemas operativos, sistemas operativos que si han sido abandonados por Microsoft debido a su antigüedad. Si hablamos de Windows XP y Windows Vista, la última versión de Firefox compatible con estos sistemas operativos es la número 52.9 versión que podemos descargar desde aquí.

De esta forma, si nuestro equipo está gestionado por Windows 7 o Windows 8.1, si queremos navegar de forma segura, utilizando un navegador que se actualice regularmente, la única opción que tenemos hoy en día pasa por utilizar Firefox. Utilizar navegador que han dejado de recibir soporte, son un peligro para nuestra seguridad a la hora de navegar, ya que los amigos de lo ajeno pueden aprovechar vulnerabilidades que incluyan no detectadas en su momento y parcheadas en versiones posteriores.

Maxthon

Si hay algo de caracteriza a este navegador de Internet que lleva tantos años entre nosotros, son los pocos recursos del equipo que necesita para funcionar de manera correcta. Esto quiere decir que se convierte en una alternativa más que adecuada para usarla en sistemas operativos antiguos que tenemos instalados en nuestros equipos de bajas prestaciones. Incluso tendremos la posibilidad de utilizarlo sin problema alguno en Windows XP.

Hay que tener en consideración que según las especificaciones de sus desarrolladores ocupa menos de 100 megas en las unidades de disco y necesita en torno a 512 megas de memoria RAM para funcionar. Por tanto aquí tenemos otra propuesta muy interesante si nos hemos decantado por instalar alguna versión de Windows perteneciente al pasado en un equipo al que queremos dar una segunda vida. Todo ello por no hablar de las funciones adicionales que ese programa nos proporciona para así mejorar nuestra experiencia de navegación. Todo ello lo podemos descargar desde este mismo enlace.

Peligros de usar estos programas antiguos

Ya os hemos contado en cada uno de los navegadores web propuestos antes, que los hay que se siguen actualizando para versiones antiguas del sistema Windows, y otros no. Con todo y con ello debemos tener muy presente que utilizar estas versiones del sistema operativo de Microsoft que ya no reciben soporte oficial, ya de entrada es un riesgo. Las vulnerabilidades a las que están expuestos pueden ser numerosas y poner en peligro todo lo que aquí guardemos y sus correspondientes aplicaciones.

Por tanto, esto se hace extensible a los navegadores de los que os hemos hablado en estas líneas y que aumentan las posibilidades de que llegue algún tipo de código malicioso a nuestro ordenador. Básicamente con estos queremos decir que lo mejor que podemos hacer es actualizar el sistema operativo alguna versión más moderna como Windows 10 u 11 cuanto antes.

Además, a todo esto, le debemos sumar que los desarrolladores de los diferentes navegadores web utilizamos hoy día, lanzan constantes actualizaciones para mejorar la privacidad y la seguridad. Por tanto, si utilizamos versiones muy antiguas de los mismos en sistemas operativos que ya no reciben soporte oficial alguno, no dispondremos de todas estas características actuales.

Esto se traduce básicamente en que estaremos desprotegidos en gran medida frente a las más actuales vulnerabilidades y ataques que corren por Internet. En resumidas cuentas, a pesar de tener la posibilidad de usar estos navegadores en equipos consiste más desactualizados, nunca será una buena opción.

¿Qué fue de Internet Explorer?

Seguro que los más veteranos del lugar aún recuerdan el mítico Internet Explorer que podíamos usar en versiones antiguas del sistema operativo de Microsoft. Sin embargo y a pesar de su popularidad hace muchos años, poco a poco se fue convirtiendo en un nido de vulnerabilidades con los correspondientes peligros para sus usuarios. De ahí precisamente que en el pasado año 2022 el gigante del software ya anunció que iba a dejar de dar soporte a este navegador web.

En resumidas cuentas, si ya era peligroso en su momento cuando recibía las correspondientes actualizaciones de seguridad de Microsoft, su uso en estos instantes es prácticamente impensable. Aun haciendo experimentos para poder utilizarlo en las versiones mencionadas antes de Windows, no cabe duda de que vamos a correr más riesgos de los que deberíamos. Llegados a este punto es preferible echar mano de versiones antiguas de navegadores que aún reciben soporte para usar en Windows XP o Windows 7, que volver a las andadas con el conocido Internet Explorer. Desde luego no deberíamos correr riesgos innecesarios usando un sistema operativo sin soporte, hoy y lo mismo sucede con el software que aquí instalemos.

1 Comentario