¿Merece la pena pagar por IObit Driver Booster Pro?

Al trabajar con nuestro ordenador basado en Windows o cualquier otro sistema operativo, hay ciertos componentes software un tanto más ocultos de extrema importancia. Este es el caso de los drivers o controladores obligatorios para el correcto funcionamiento del PC. El mantenimiento de estos elementos lo podemos hacer manualmente, o utilizando programas de terceros como IObit Driver Booster.

La práctica totalidad de los sistemas operativos tienen multitud de componentes software funcionando en segundo plano que nos garantizan la fiabilidad de este. Al margen de las aplicaciones que nosotros mismos descargamos, instalamos y ejecutamos en el sistema, otros muchos componentes nos hacen la vida mucho más fácil con el ordenador. Este es el caso de los mencionados controladores o drivers existentes que no podemos pasar por alto en ningún caso. Para aquellos que no lo sepáis este software es el encargado de hacer que el hardware instalado se pueda comunicar con el sistema operativo.

Si estos controladores no funcionan correctamente o sencillamente no existen, determinados elementos hardware del equipo no funcionarán, o lo harán mal. Además, aquí son muy importantes las actualizaciones de estos drivers. Sus máximos responsables nos hacen llegar mediante este método las últimas funciones disponibles y mejoras para nuestros componentes instalados. Esto es algo que podemos llevar a cabo de manera manual, pero como os comentamos programas del tipo de IObit Driver Booster nos pueden ayudar.

Este desarrollador nos propone una versión gratuita de su software, además de otra Pro de pago. Por tanto, en estas líneas os vamos a ayudar a averiguar si merece la pena pagar por esa versión del programa más avanzada y completa. La diferencias entre ambas modalidades es significativa, pero quizá no lo suficiente como para realizar un desembolso económico.

Diferencias entre la versión gratuita y Pro de IObit Driver Booster

Si nos centramos en la versión sin coste de la aplicación IObit Driver Booster, diremos que esta se encarga de actualizar automáticamente los controladores en nuestro equipo. De igual modo nos ayuda a disponer de drivers que pasen la prueba WHQL o Windows Hardware Quality Labs de Microsoft. Por tanto, podríamos decir que la aplicación cumple los objetivos que buscamos para mantener actualizados nuestros controladores.

Pero para aquellos que quieran ir un paso más allá en este sentido, disponen de la versión Pro por la que tendremos que pagar una suscripción anual. Sin embargo y como no podía ser de otro modo, en este caso nos encontramos con algunas funciones adicionales que os describimos a continuación.

  • Actualización de controladores sin conexión a Internet.
  • Disponible una base de datos más completa con drivers más raros y obsoletos.
  • Desbloqueo del límite de velocidad cuando realizamos tareas de actualización.
  • Podremos crear una copia de seguridad automática de múltiples versiones de controladores.
  • Función de descarga automática cuando el sistema operativo está inactivo.

Una vez echamos un vistazo a todas estas funciones adicionales que nos propone IObit Driver Booster Pro, lo cierto es que en la mayoría de los casos no merece la pena pagar por la suscripción anual. La razón de ello es que se añaden características adicionales de las que podemos prescindir perfectamente y que se usan en determinadas circunstancias puntuales. La función principal de la aplicación ya la cumple con creces la versión gratuita, por lo que nos podremos conformar con la misma.

¡Sé el primero en comentar!