Elige tu reproductor de vídeo favorito entre estos tres tan usados

Son muchos los factores que debemos tener en cuenta a la hora de seleccionar un software, algo que igualmente se hace extensible a los reproductores multimedia. Aquí tenemos una amplia variedad de productos entre los que elegir. Entre estos nos encontramos con algunos tan conocidos como BSplayer, VLC o Media Player Classic.

Hay otros muchos, la mayoría de ellos gratuitos, pero estos son títulos centrados en la reproducción multimedia que conoce casi todo el mundo. Además merece la pena saber que, al igual que sucede con la mayoría de programas de este tipo, estos tres son gratuitos. Por tanto a la hora de decantarnos por uno o por otro, debemos tener en cuenta otros factores que no sean el precio.

Antes de nada os diremos que podéis descargar BSplayer desde este enlace, VLC desde este otro y Media Player Classic desde aquí. Pues bien, en estas mismas líneas lo que realmente pretendemos es ayudaros a elegir cuál es el programa de estos tres que más os interesa. Son varios los puntos diferenciales entre ellos y que podrían ser significativos para decidir cuál es mejor y el que usaremos en el PC.

Ventajas e inconvenientes de Media Player Classic

Si nos centramos en el programa llamado Media Player Classic, diremos que es uno de los veteranos del sector y que muchos llevan usándolo años. De hecho uno de sus atractivos es que su interfaz recuerda mucho a la del mítico Windows Media Player de Microsoft. Es además un reproductor muy ligero y sencillo de utilizar. De este modo no tendremos problemas de rendimiento en Windows, ni siquiera con equipos un tanto anticuados.

Media Player Classic

Por tanto es una de las alternativas de este tipo más queridas por muchos, pero tiene un serio problema que se irá agravando. Con esto lo que queremos decir es que Media Player Classic lleva desde 2017 sin recibir ninguna actualización. Por tanto en el futuro podríamos tener algunos problemas de compatibilidad con los formatos más actuales.

Por qué usar BSplayer, o rechazarlo

Esta, como os comentamos antes, es otra interesante propuesta de este tipo que cumple con los objetivos de la mayoría. Además una de sus principales características es la sencillez que presenta, tanto en uso como en interfaz. Al igual que en el caso anterior, dispone de una interfaz de usuario de uso sencillo y asequible para todos. Eso sí, no tiene soporte para arrastrar y pegar contenidos, lo que puede ser un tanto molesto para algunos.

Por otro lado merece la pena destacar que el programa cuenta con una versión gratuita, pero un tanto limitada en funciones. Para poder disfrutar de todo el potencial de BSplayer, tendremos que hacernos con la versión Pro de la aplicación.  Para que nos hagamos una idea, la versión gratuita no permite la reproducción de vídeos en HD, ni tiene soporte para ver DVDs. Además carece de función de captura, editor de subtítulos o bajar vídeos de YouTube.

Razones por las que el reproductor VLC es la mejor opción

Y vamos a terminar con la que podríamos decir que es la mejor opción de las tres a la hora de elegir un reproductor multimedia. Al hablar de VLC, sin duda nos referimos al que se podría considerar como el reproductor de vídeo por excelencia. La razón de ello es que posiblemente sea el más usado en todo el mundo, y eso no es poco. Podemos usarlo en todo tipo de dispositivos y plataformas, además todo ello de forma totalmente gratuita.

Herramientas VLC reproductor

A todo ello es obligatorio súmale que el programa está repleto de funciones adicionales personalizables, se actualiza cada poco tiempo, y es compatible con prácticamente cualquier formato de vídeo o audio.