El día y la noche: Diferencias entre Google Chrome y Tor

De entre la amplia gama de navegadores web para elegir que tenemos en estos instantes, los usuarios dan prioridad a algunos aspectos por encima de otros. Aunque en ocasiones estas soluciones software puedan parecer iguales, no lo son. A continuación, os hablaremos de dos propuestas ampliamente conocidas y muy diferentes entre sí como son Chrome y Tor.

En primer lugar, debemos tener en consideración que, si nos centramos en el navegador que nos propone el gigante de las búsquedas Google, se trata del más usado. Además, la diferencia con respecto a sus competidores es enorme. Chrome en estos instantes de una penetración de mercado en torno al 65% del global en este sector. Por otro lado, nos encontramos con otra propuesta que se podría considerar como una de las más distante en cuanto a funcionamiento, pero que tiene muchos menos usuarios.

Sincronización Google Chrome

Con todo y con ello si os hablamos de Tor Browser, nos encontramos con un software que tiene sus adeptos debido a determinadas funcionalidades y comportamientos que ofrece. Todo dependerá de las exigencias que cada usuario tenga o las necesidades que necesite cubrir. Precisamente por todo ello a continuación os vamos a hablar de las principales diferencias que vamos a encontrar entre estas dos populares alternativas.

Lo cierto es que hay multitud de usuarios en todo el mundo tienden a instalar ambas propuestas y usarlas dependiendo del momento. Esto es algo que podemos entender más claramente una vez conozcamos las diferencias que hay entre ambos navegadores, que son importantes. A continuación, os mostraremos algunas de las más significativas para que os hagáis una idea gracia donde se dirigen Google Chrome y Tor Browser.

Tor

Cuál elegir, Chrome o Tor Browser

  • La privacidad, elemento diferenciador: no cabe duda de que la mayor diferencia entre ambas propuestas se encuentra en la privacidad. Mientras que Google y su telemetría y seguimiento están detrás del desarrollo de Chrome, Tor es el navegador privado por excelencia. De hecho, utiliza una red propia privada para evitar el seguimiento y almacenamiento de datos por parte de las páginas.
  • El motor en el que se basan: como no podía ser de otro modo la propuesta de Google se basa en el motor Chromium que usan la mayoría de los navegadores actuales. Por el contrario, la propuesta centrada en la privacidad apuesta por Mozilla Firefox y su motor de desarrollo. A pesar de ser menos usado, aquí todo lo relacionado con la seguridad y la privacidad es muy importante.
  • La fluidez de funcionamiento: sin embargo, uno de los mayores inconvenientes que encontramos en Tor, es que el acceso a las páginas web es algo más lento en términos generales. Esto es algo que se puede ver claramente si comparamos este apartado con la propuesta de Google, es el precio de la privacidad.
  • Los dispositivos compatibles: también es importante tener en consideración los sistemas y dispositivos compatibles. Chrome lo podemos usar en la práctica totalidad de plataformas y equipos, tanto de sobremesa como móviles, pero Tor está un poco más limitado en este sentido.
  • Uso de extensiones: si nos centramos en Tor Browser, os diremos que el uso de extensiones aquí también está bastante más limitado que en Chrome. De hecho, la mayoría de los desarrolladores de estos complementos los lanzan para el navegador de Google y aquellos compatibles con Chromium.
¡Sé el primero en comentar!