Si usas Google Chrome, la batería de tu portátil durará mucho más

Si usas Google Chrome, la batería de tu portátil durará mucho más

Rubén Velasco

Google Chrome es el navegador web más utilizado hoy en día, pero eso no quiere decir que sea perfecto. Este navegador desde siempre ha estado arrastrando una serie de problemas que no termina de solucionar. Entre ellos, los más preocupantes son, por un lado, el elevado uso de recursos (sobre todo memoria RAM) en los ordenadores, y por otro lado el elevado gasto de batería cuando se ejecuta el navegador en ordenadores portátiles. Sin embargo, puede que este último problema esté a punto de ser historia. Y todo gracias a Microsoft.

Desde la semana pasada ya podemos descargar el nuevo Microsoft Edge, el nuevo navegador basado en Chromium. Además de querer plantar cara a Google e intentar recuperar parte de la cuota de mercado que la compañía ha perdido con el paso del tiempo, Microsoft está ayudando activamente en el desarrollo de Chromium, el motor OpenSource utilizado por Chrome, el nuevo Edge y otros navegadores.

Actualizar Edge

Microsoft ya había explicado hace meses que el problema de Chrome con el consumo de la batería es que abusaba del almacenamiento en caché a la hora de reproducir contenido multimedia. Al hacer uso de esta caché, los discos están constantemente activos y, por lo tanto, consumen energía.

El nuevo Microsoft Edge Chromium trae ya en su propio código estas mejoras, volviendo a ser uno de los navegadores que menos batería gasta. Sin embargo, parece que Google quiere erradicar de una vez por todas este problema. Y para ello va a introducir en su código estos cambios propuestos por Microsoft.

Menos batería y una función para saber si está conectado a la corriente o no

Según los últimos cambios en el desarrollo de Chrome, los ingenieros ya están trabajando en incluir esta medida para ahorrar batería en el código del navegador. Google Chrome evitará almacenar contenido innecesario en la caché al ver vídeos. De esta manera evitará el uso innecesario de disco y reduciendo bastante el gasto de batería.

Además, para poder seguir ofreciendo a los usuarios la mejor experiencia al reproducir vídeos, Microsoft y Google van a incluir en sus respectivos navegadores una nueva función: un sistema de verificación de corriente. De esta manera, si el ordenador está conectado a la corriente, la caché de reproducción seguirá funcionando como siempre. Sin embargo, cuando se detecte que está usando batería, se reducirá el uso de la caché, alargando considerablemente la duración de esta.

Y además de los dos cambios anteriores, Google también planea introducir otro cambio que permitirá al navegador liberar recursos en el ordenador. Chrome comparará el tamaño del contenido de las respuestas HTTP con el tamaño máximo del fondo, evitando almacenar en la caché este contenido cuando el tamaño sea mayor.

Estas mejoras de rendimiento y consumo no tardarán en llegar a Chrome

Por el momento estas novedades solo se encuentran en fase de commit dentro del proceso de desarrollo interno del navegador. Sin embargo, todo apunta a que estos cambios se van a aprobar muy pronto. Por ello, seguramente en las próximas semanas podamos ver, dentro de la versión Canary, y mediante el uso de flags, cómo funciona esta nueva característica.

Si todo va bien, en unos meses podremos ver cómo, finalmente, Google Chrome acaba con uno de sus problemas más preocupantes. Ahora solo queda esperar a ver si también consigue reducir el uso de RAM y recursos para poder plantar cara al nuevo Edge.