Por qué es buena idea que uses KDE como entorno de escritorio Linux

Por qué es buena idea que uses KDE como entorno de escritorio Linux

David Onieva

Como cada vez un creciente número de usuarios de tecnología ya sabe, el mundo no se acaba con Windows, ya que hay otros sistemas operativos muy interesantes. Una de las mejores opciones en este sentido es algunas de las muchas distribuciones Linux a elegir y sus correspondientes entornos de escritorio como GNOME, Mate, Cinnaomon o KDE, entre otros.

En la actualidad muchos usuarios se decantan por Linux en lugar de por Windows, por el precio, ya que muchas de estas distros son gratuitas y de código abierto. Además algo muy similar sucede con la gran mayoría de los programas que aquí utilizamos, por los que no desembolsamos un solo euro.

Al mismo tiempo la todo lo relacionado con seguridad también juega un papel aquí muy importante, al igual que sucede con la funcionalidad o la experiencia de uso. De hecho muchos de los que migran desde Windows a Linux, lo que buscan son pocas complicaciones, todo dentro de un sistema estable, seguro y gratuito. De ahí precisamente la razón de elegir bien la distro por la que nos vamos a decantar a la hora de elegir un nuevo sistema operativo para nuestro PC.

Otro factor importante en este sentido, más si nos centraremos en la interfaz gráfica de Linux, es el entorno de escritorio que vamos a usar. Aquí también tenemos mucho entre lo que elegir, pero ahora nos vamos a centrar en una de las propuestas más cocidas como es KDE. De hecho os hablaremos de las ventajas que encontramos al elegir este entorno de escritorio Linux en concreto.

kde plasma

Este es uno de los más extendidos y usados junto a GNOME

Ya os hemos comentado antes que en este mismo sentido, tenemos la posibilidad de elegir entre multitud de entornos de escritorio de Linux. Pero con todo y con ello, si hay dos que destacan sobre el resto en cuando a su usabilidad en todo el mundo, esos son GNOME y KDE. De ahí que muchos de los que deciden empezar desde cero con un sistema de estas características, se decanten por este escritorio en concreto; la mayoría no suele equivocarse.

KDE es un entorno de escritorio ligero

En muchas ocasiones hay usuarios que se decantan por dar una segunda vida a sus PCs e instalan una distro de Linux en uno antiguo. Pues bien, los entornos de escritorio KDE son perfectos para ello ya que requieren de pocos recursos para funcionar con fluidez. Además lo mismo sucede con aquellos equipos que, a pesar de ser relativamente actuales, por ejemplo no funcionan bien en Windows 10 debido a sus especificaciones.

Las posibilidades de personalizar KDE son enormes

Uno de los apartados más llamativos que podemos encontrar en una distribución de Linux basada en un escritorio KDE, es que a pesar de ser ligero, permite un alto grado de personalización. De este modo los usuarios consiguen adaptar el propio sistema operativo a sus necesidades personales.

De hecho seguro que esto es algo que la mayoría de vosotros agradeceréis en gran medida, tanto si sois usuarios noveles, como experimentados en este sistema operativo de código abierto.