Al instalar Thunderbird, ¿me crea una cuenta de correo propia?

El correo electrónico es un sistema de comunicación a través de internet que ha sobrevivido a las aplicaciones de mensajería y las redes sociales. Quizá en los últimos años ha adquirido un nivel algo más profesional, pero se sigue usando en todo tipo de entornos y situaciones. Hay determinados clientes que nos permiten gestionar todo ello de manera local desde el PC, este es el caso de Thunderbird del que os hablaremos a continuación.

También debemos admitir que muchos usuarios en estos instantes prefieren gestionar todos sus mensajes de correo directamente desde el navegador. Esto abre un amplio abanico de posibilidades al poder interactuar con estos correos desde cualquier dispositivo y lugar. Un claro ejemplo de todo ello lo encontramos en el servicio que nos ofrece Google con su propio Gmail. Pero también hay muchos que prefieren, especialmente en entornos corporativos, realizar estas tareas a través de un programa local.

Hay varias situaciones y razones por las que nos interesa más instalar un cliente en el PC y así poder controlar el mail desde el mismo. Por ejemplo, todo ello nos permitirá utilizar de manera simultánea varias cuentas desde una única interfaz de usuario. Además, las funciones y parámetros personalizables que este tipo de aplicaciones nos presenta suele ser mucho mayor que las de las plataformas web. Eso sí, debemos tener en consideración que aquí hablamos de un gestor de correo, no de un servicio de este.

Os decimos esto porque muchos usuarios esperan que tras instalar un software de manera local como por ejemplo Thunderbird, este les proporcionará una nueva cuenta. Lo primero que debemos saber es que aquí nos referimos a un error bastante común a la vez que extendido.

Thunderbird es un gestor de cuentas de correo ya existentes

Hay que tener en consideración que cuando hablamos de este programa y otros similares, como Outlook de Microsoft, hablamos de software convencional. Es decir, son programas que nos permiten llevar a cabo una serie de tareas, en este caso sobre el mail, pero no nos proporcionan este tipo de elementos. Lo que os queremos decir con esto es que al instalar Thunderbird en nuestro equipo, no vamos a recibir ninguna cuenta de correo.

Mozilla Thunderbird, cliente de correo electrónico

Por tanto, para poder sacar el máximo provecho a este programa que os comentamos, tendremos que agregar y configurar nosotros mismos nuestras cuentas personales. Tal y como os comentamos anteriormente, desde la aplicación podremos gestionar y manejar varias de estas, pero el programa no nos proporciona ninguna nueva. Así podremos usar cualquier dirección de correo ya existente y cualquier proveedor de servicios de este tipo.

El programa nos permite redactar, enviar, recibir, y buscar mensajes de correo, además de otras muchas funciones adicionales, pero con cuentas que ya tengamos creadas. Esto quiere decir que desde Thunderbird podremos usar cuentas de proveedores basados en la web como Google, aquellas que sean consideradas como de empresa, las proporcionadas por diferentes proveedores especializados, etc.

Además, uno de los puntos más llamativos que nos propone este software del que os hablamos, es que podemos añadir varias. De este modo, por ejemplo, podremos utilizar nuestro correo profesional y personal de manera simultánea desde una única ventana.

¡Sé el primero en comentar!