Conoce Chrome OS, un sistema con más atractivos de los que piensas

Conoce Chrome OS, un sistema con más atractivos de los que piensas

David Onieva

Esto es algo de lo que hemos hablado en multitud de ocasiones, los sistemas operativos para equipos de sobremesa. Con Windows 10 a la cabeza y otras propuestas de la misma firma, también podemos echar mano de alguna de las múltiples distribuciones Linux que hay disponibles. Pero eso no es todo, ya que el gigante Google cuenta con su propia propuesta llamada Chrome OS.

Es probable que muchos de vosotros en más de una ocasión hayáis escuchado hablar de este sistema operativo para equipos de sobremesa. De igual modo otros muchos ni siquiera sabíais que existía, ni que Google contaba con un software como este es por todo ello que en estas mismas líneas os vamos a explicar lo que es este sistema operativo, así como todo aquello que es capaz de ofreceros. Antes de nada os diremos que posiblemente la firma de las búsquedas tenía puestas en un principio muchas más esperanzas de lo que ha terminado resultando.

Con todo y con ello si quieres saber si Chrome OS es el sistema operativo adecuado para ti, veamos a lo que realmente nos referimos. Lo primero que debemos saber es que este es un sistema especialmente diseñado para funcionar en ciertos ordenadores portátiles. Es por ello por lo que en el caso de que estés buscando un nuevo portátil, te podrías plantear adquirir un Chromebook. Para aquellos que no lo sepáis, os diremos que estos son equipos como cualquier otro portátil, pero que no ejecutan Windows ni macOS.

Estos cuentan con su propio sistema operativo, el conocido como Chrome OS del que os hablamos en estas líneas. Aunque no es tan conocido como otras alternativas, también tiene su mercado por ciertas razones, como veremos a continuación.

Qué es el sistema operativo Chrome OS

En resumidas cuentas, Chrome OS es un sistema operativo desarrollado por el gigante Google y basado en Linux que se diseñó especialmente para la línea de portátiles llamados Chromebook. Para que nos hagamos una idea, estos ordenadores portátiles están creados principalmente para trabajar con aplicaciones web. De hecho, en sus primeras versiones eran prácticamente un navegador web que se apoderaba de toda la máquina, pero poco a poco han ido evolucionando.

No es difícil suponer que su nombre proviene del navegador Google Chrome, que es actualmente el navegador web más utilizado en el mundo. Pues bien, centrándonos en el sistema operativo, Chrome OS, este está diseñado por su simplicidad y seguridad. Desde el principio Google dejó claro que los fabricantes de los Chromebooks que debían utilizar unidades SSD en lugar de discos duros convencionales. La razón de ello es clara, por su mayor velocidad y menor consumo de energía. Además, las capacidades más limitadas de los SSD nunca fueron un inconveniente. Y es que Chrome OS se centra más en el uso de la web que en el almacenamiento local.

Chrome OS

Se podría decir que Chrome OS es una versión muy modificada de la distribución Gentoo Linux. Al igual que sucede con el navegador web, el sistema operativo cuenta con una versión de código abierto llamada Chromium OS, que es donde tiene lugar la mayor parte del desarrollo. Esto sucede de forma similar a la relación entre los navegadores Chrome y Chromium.

Cuáles son los objetivos del sistema de Google

El enfoque del sistema operativo del gigante de las búsquedas es claro. Uno de los principales usos para los Chromebook, son como ordenador secundario. Este se diseñó para tareas rápidas como la gestión del correo electrónico o las búsquedas en la web. Al mismo tiempo el software está diseñado para centrarse en la velocidad y la seguridad. Además, el firmware del Chromebook es ligero y omite algunas funciones del hardware de las que se pueden encontrar en la BIOS de un PC tradicional. Por otro lado, os diremos que el sistema operativo también está aislado, de modo que un atacante no puede hacerse con el control de toda la máquina.

Es más, el software comprueba la integridad del sistema operativo en el momento del arranque y se repara a sí mismo si detecta alguna modificación en los archivos del sistema. Así el firmware de Chrome OS detecta si falta algo o está dañado al arrancar y pedirá al usuario que inicie el proceso de recuperación integrado. Debido al enorme interés que pone Chrome OS en la seguridad, las actualizaciones del sistema se lanzan con frecuencia. Es más, la vida útil de las versiones del sistema operativo se mide en semanas.

Para que os hagáis una idea, los números de las versiones se ajustan más o menos al ritmo del navegador Chrome en otros sistemas operativos. De este modo Google garantiza las actualizaciones de Chrome OS durante un determinado período de tiempo en virtud de la política de actualización automática de la firma.

Precisamente por todo esto que os hemos contado, con el paso del tiempo Google ha querido centrarse en un determinado tipo de público para que sea el predominante en el uso de este sistema operativo. Para que os hagáis una idea de lo que os contamos, en realidad nos referimos al enfoque claro que se está llevando para convertir Chrome OS en una de las principales alternativas en el sector de la educación. Las razones de todo ello son varias y de hecho en determinados países no para de crecer en cuanto a uso en los centros educativos.

Aquí debemos tener en consideración la sencillez de uso que nos propone incluso para los más pequeños de la casa para que lo usen en sus escuelas. Además, los administradores del sistema pueden tener un control absoluto sobre lo que se instala, o no, en el equipo. A su vez no debemos olvidar el bajo consumo de recursos del PC que este sistema lleva a cabo. Esto nos lleva a poder instalarlo en ordenadores de bajo coste, lo que siempre será de agradecer para la mayoría. Al trabajar en la nube, en gran parte, nos ahorramos el tener que trabajar e instalar aplicaciones a nivel local, con el ahorro de recursos que eso conlleva.

De ahí que muchos centros educativos con el paso de los años se estén decantando por utilizar equipos especialmente diseñados y preparados para trabajar con este sistema operativo de Google.

Cómo son los Chromebooks

Por tanto, se podría decir que el hardware que funciona con todos esto, los Chromebooks, son equipos más que adecuados para la educación, por ejemplo.  Una de las razones de ellos es debido a su bajo coste, la seguridad que aportan, y su capacidad de ser gestionados de forma centralizada a través de una consola basada en la web. Es por ello por lo que algunas empresas también los utilizan por razones similares.

Llegados a este punto os diremos que Google cuenta con algunos de estos dispositivos propios como la línea Pixelbook. Sin embargo la gran mayoría de los Chromebooks los venden otros proveedores de ordenadores tan conocidos como Asus, Acer y Dell. Estos se pueden encontrar en el sitio oficial de Chromebooks del gigante de las búsquedas. A todo ello le podemos sumar que los Chromebooks con Chrome OS incluyen tanto portátiles convencionales como convertibles y tabletas.

tienda chromebook

Así, como os mencionamos antes, al basarse en este mismo sistema operativo, están diseñados para su uso en la web. Por tanto, no tienen mucho almacenamiento local, aunque podremos utilizar unidades USB, tarjetas SD y almacenamiento en la nube. Es más, uno de los principales atractivos de Chrome OS es su trabajo en la nube. Por tanto, si el equipo resulta dañado, podemos comprar otro nuevo, iniciar sesión, y continuar trabajando justo donde lo dejamos, todo gracias a su enfoque en la nube.

Otras ventajas de usar Chrome OS

Debido a las limitaciones de utilizar solo aplicaciones web, Google ha añadido compatibilidad con aplicaciones Android en Chrome OS. Aquí se incluye la tienda oficial, la Google Play. De este modo podremos descargar casi cualquier aplicación de la tienda Play Store y hacer que funcione igual que en un dispositivo Android, pero en el Chromebook. A esto se le suma que Chrome OS tiene un calendario de actualizaciones más rápido que Android, lo que siempre es un añadido.

chromebook Chrome OS

Cabe destacar que uno de los desarrollos recientes más interesantes en el mundo de Linux es Crostini. Hablamos de un entorno de desarrollo Linux en contenedores que se ejecuta dentro de Chrome OS y que se similar al Subsistema de Linux de Windows 10. Debemos tener en cuenta que mientras que Chrome OS se basa en Linux, llegar a este punto ha sido difícil debido al enfoque centrado en la seguridad. Crostini instala Debian 10 por defecto, pero también se pueden instalar otras distribuciones.

Tras todo lo que os hemos contado, en el caso de que os preguntéis si un Chromebook con Chrome os es un equipo adecuado para vosotros, la respuesta es sencilla. Todo dependerá del tipo de uso que vayáis a hacer del equipo. En el caso que necesitéis un portátil sencillo, barato y seguro cuyo principal trabajo se base en la nube y sin grandes exigencias, esta es la solución perfecta. Además es muy fácil de utilizar a lo que le sumamos la posibilidad de instalar aplicaciones Android desde la tienda oficial de Google.

Evidentemente todo ello son ventajas para determinados tipos de usuario, lo que también las convierte en inconvenientes para otros más avanzados. Por ejemplo no se puede comparar este sistema operativo con un Windows 11 Pro, por ejemplo. Sin embargo para aquellos que se quieran beneficiar de las ventajas de este sistema de Google, probablemente acabarán encantados en su día a día con el equipo donde lo usemos.

Chrome OS vs Windows S

Chrome OS es la solución de Google al cada más habitual uso de dispositivos informáticos en centro educativos (no estamos hablando de universidades). Chrome OS es un sistema operativo que requiere de un equipo poco potente, ya que consume muy pocos recursos y que, al ser de Google, está integrado con todas sus plataformas como Documentos de Google, Hojas de cálculo y Presentaciones. Además, también se integra a la perfección Google Classroom, la plataforma del gigante de las búsquedas para gestionar el trabajo de los estudiantes y profesores de forma digital y desde un único lugar. El requerir equipos poco potentes, los equipos que incluyen este sistema operativo son económicos y se sitúan en la franja de los 200 y 300 euros.

Windows S es la solución de Microsoft a Chrome OS. Windows S es una versión muy reducida de Windows destinada a funcionar sin problemas en equipos con prestaciones más modestas. Además, incluye una serie de limitaciones que impiden instalar aplicaciones de fuera de la Microsoft Store. El principal motivo es para evitar que, al instalar aplicaciones de fuera de la tienda, se lastre con el funcionamiento del equipo. A diferencia de Chrome OS que no nos permite actualizar a un sistema más completo, con Windows S podemos actualizar sin ningún problema a Windows 10 o Windows 11 en su versión completa. Pero, antes de realizar este cambio, debemos tener en cuenta que el proceso no es reversible.

Es decir, que, si queremos volver a la versión S de Windows, una vez hemos actualizado a la versión normal de Windows 10 o Windows 11, no vamos a poder volver a la versión S con las limitaciones asociadas. El único método de poder volver a esta versión de Windows es restaurando de cero el dispositivo, un proceso que, dependiendo del fabricante del equipo, puede ser más o menos sencilla, siempre y cuando conservemos la partición que incluye el sistema original para poder restaurarlo.

¡Sé el primero en comentar!