El soporte de Windows 8.1 llega a su fin, comienza su soporte extendido

Escrito por Rubén Velasco
Windows 8

Nada dura para siempre, y mucho menos cuando hablamos de software. Todas las aplicaciones, así como todos los sistemas operativos, cuentan con un ciclo de vida durante el cual sus desarrolladores brindan soporte al producto y actualizaciones (de seguridad y mantenimiento) que garantice la mejor experiencia posible para los usuarios. Cuando este ciclo de vida llega a su fin, el producto queda abandonado y deja de recibir todo tipo de soporte, teniendo los usuarios que actualizar a una versión más moderna si quieren seguir recibiendo este soporte.

Microsoft ofrece a los usuarios de su sistema operativo, Windows, actualizaciones de mantenimiento y seguridad durante el ciclo de vida de sus sistemas operativos, un ciclo de vida dividido en dos periodos, el principal, durante el cual se ofrecen actualizaciones de mantenimiento y seguridad, y el extendido, periodo final para seguir lanzando parches de seguridad pero que apenas recibe ya mantenimiento, salvo fallos graves.

Windows 8 fue, sin duda, un sistema operativo muy peculiar. Bajo el mandato de Steve Ballmer, este sistema operativo intentó reinventar el sistema operativo adaptándolo a pantallas táctiles y lanzando un primer concepto de las aplicaciones universales que ahora conocemos y utilizamos en Windows 10. Tras la llegada de Windows 8.1, este sistema operativo consiguió mejorar un poco el desastre de la primera versión, aunque no lo suficiente, ya que muchos usuarios volvieron a Windows 7, mientras que otros muchos esperaron impacientes el lanzamiento de Windows 10.

Windows 8.1

A día de hoy, Windows 8.1 cuenta con un 6% de usuarios en todo el mundo, siendo la tercera versión más utilizada de Windows. Sin embargo, este porcentaje podría (o, al menos, debería) reducirse en los próximos meses teniendo en cuenta que, desde ayer, Windows 8.1 ha llegado al final de su periodo soporte principal.

Windows 8.1 seguirá recibiendo actualizaciones de seguridad 5 años más

Como hemos dicho, desde ayer, el ciclo de soporte principal de Windows 8.1 ha llegado a su fin, pero aún le quedan varios años de vida a este sistema operativo, a pesar de no ser uno de los favoritos para los usuarios. Desde hoy comienza el periodo de soporte extendido para Windows 8.1, el cual garantiza actualizaciones de seguridad para este sistema hasta el próximo 10 de enero de 2023.

Aunque Microsoft garantiza estas actualizaciones de seguridad, los usuarios deberían ir planteándose actualizar a un sistema operativo más moderno, como Windows 10, que cuente con un soporte más amplio, que reciba también mantenimiento además de parches de seguridad, y que esté más preparado para hacer frente a los retos de la informática moderna, tanto en aprovechar las nuevas tecnologías como hacer frente a las peligrosas amenazas informáticas.

Microsoft aún tiene 5 años por delante para conseguir que un 6% de usuarios actualice de Windows 8.1 a una versión más moderna. El problema se encuentra en Windows 7. Este sistema operativo aún tiene cerca de un 60% de cuota de mercado en todo el mundo, y su soporte extendido va a finalizar en dos años, en enero de 2020. Salvo que entre 2018 y 2019 veamos una migración masiva a Windows 10, Microsoft va a tener que enfrentarse en dos años a un problema incluso mayor que el que ha supuesto el final de soporte extendido de Windows XP, y, de momento, no sabemos cómo actuará.

¿Eres usuario de Windows 8.1? ¿Tienes pensado actualizar a Windows 10 y seguirás utilizando Windows 8.1 hasta su final de soporte?

Fuente > Microsoft

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo
  • Ezequiel

    Soy un fiel usuario de Windows 8.1.Más allá de la interfaz, que no me gusta y me constó adaptarme, la estabilidad y la velocidad que tiene este SO no lo tiene ningun otro, en política y en estética me gusta más el 7, pero ya no es compatible con el hardware de mi PC. Fuí insider de Windows 10, y luego lo usé bastante el tiempo (ya el oficial) y digo, con certeza, que es el peor de todos. Tanto en política, en lentitud y errores.

    • Roberto

      Totalmente de acuerdo; yo también sigo usando Windows7