Estos son los aspectos que debe cuidar Edge si no quiere desaparecer

Escrito por Rubén Velasco
Navegadores

Internet Explorer tuvo su época dorada, y también ha pasado sus peores días. Con la llegada de Windows 10, Microsoft decidió finalmente rendirse y abandonar al veterano Internet Explorer a favor de un nuevo navegador web, el conocido Microsoft Edge. Este navegador web llegaba como un navegador renovado y moderno, muy potente e ideal para navegar cómodamente y de forma segura por Internet desde Windows 10. Sin embargo, ya han pasado dos años desde su llegada y, ¿qué ha pasado con Edge?

Microsoft lanzó Edge igual que Windows 10, un poco rápido y en fase de “prueba”. Esto ha hecho que, a pesar de ser un navegador web muy prometedor, no haya sido capaz de ganar un 5% de cuota de mercado en estos dos años, mientras que Google Chrome es cada vez más utilizado y Firefox, a pesar de su crisis de identidad, se mantiene por encima del 12% de cuota.

Microsoft Edge cometió al principio una serie de fallos, fallos que se han ido dejando de lado y que, si no se cuidan, terminarán por hacerle mucho daño e impidiéndole ganarse la confianza de los usuarios.

A continuación, vamos a ver cuáles son estos problemas y por qué Microsoft debe solucionarlos cuanto antes si no quiere que su navegador web vuelva a fracasar.

Los principales problemas de Microsoft Edge

Las extensiones de Microsoft Edge, lejos de sus rivales

El primero de los problemas al que tiene que enfrentarse MS Edge es a su escasez de extensiones. Una de las mayores novedades de este navegador es que tiene soporte para extensiones, igual que sus rivales Chrome y Firefox. Microsoft ha intentado potenciar el uso de estas extensiones en su nuevo navegador, sin embargo, mientras que Google Chrome supera con creces las 10.000 (8500 tenía solo en 2010) en la tienda de extensiones de este navegador tenemos ni más ni menos que 71.

Extensiones Edge Windows 10

Todos los navegadores se sincronizan con Android y iOS, menos Edge

Cada vez navegamos más por Internet desde nuestros dispositivos móviles, por lo que tener todos nuestros datos (historial, marcadores, etc) siempre sincronizados y a mano es de vital importancia.

Microsoft Edge acaba de llegar a los dispositivos móviles como un intento por abrirse hueco en estos dispositivos, sin embargo, cuando lo instalas en tu smartphone, este navegador empieza desde cero. Ni marcadores, ni configuración, nada. Por ello, mientras no apueste por la sincronización de los datos entre dispositivos y, sobre todo, con el PC, no podrá abrirse un hueco ni en PC ni en Android ni iOS.

Edge hereda la mala fama de su predecesor, Internet Explorer

Como hemos explicado al inicio del artículo, Microsoft lanzó Edge como un sucesor de Internet Explorer, quien no terminada de salir de la oscuridad mientras sus rivales seguían ganándole cuota de mercado.

Los usuarios estaban cansados de Internet Explorer, un navegador ya obsoleto, inseguro y no preparado para el Internet moderno. Edge, la verdad, es que acaba con todos estos problemas y se posiciona como un gran navegador, pero los usuarios estaban cansados de Internet Explorer, y que el icono de este navegador sea muy parecido al de IE, ha hecho que muchos usuarios los vinculen y lo lapiden desde el primer día.

Las “novedades” de Edge llegan tarde, y mal

Por último, aunque Microsoft está implementando poco a poco nuevas funciones a su navegador, estas están llegando muy tarde respecto al resto de sus rivales. Sin ir más lejos, por ejemplo, con el lanzamiento de Windows 10 Fall Creators Update Microsoft añadió una función a su navegador que nos permite anclar webs a la barra de inicio, función que lleva desde 2013 disponible en los demás navegadores.

Anclar web barra de tareas MS Edge Windows 10 Fall Creators Update

No todo es malo en Microsoft Edge, también tiene cosas buenas

Independientemente de los problemas anteriores, Microsoft Edge también tiene algunas funciones y características interesantes. Una de ellas, por ejemplo, es la integración con Cortana, el asistente personal de Microsoft, que nos ofrece una navegación asistida para poder ir directamente a lo que nos resulte más interesante al navegar por la red.

Además, también cuenta con funciones muy interesantes, como, por ejemplo, la posibilidad de tomar notas directamente en las páginas web, así como un visor de libros electrónicos y mejoras en la visualización de páginas web, entre otras interesantes, y desconocidas, características.

Microsoft Edge

Si Microsoft Edge abordara correctamente estos problemas, al final no sería un mal navegador que sí podría posicionarse como una alternativa real al líder Chrome, pero eso solo está en las manos de Microsoft, a quien no parece importarle demasiado el futuro de su navegador.

¿Qué opinas de Microsoft Edge? ¿Cuál crees que es su mayor problema y qué debería mejorar para crecer?

Fuente > Makeuseof

Compártelo. ¡Gracias!
Continúa leyendo