¿La tecla de acento no funciona al escribir? Soluciónalo

¿La tecla de acento no funciona al escribir? Soluciónalo

Fran Castañeda

A la hora de trabajar con nuestro ordenador, hay un elemento imprescindible como es el teclado, sobre todo de cara a usuarios que requieran de su PC para estar constantemente escribiendo. Sin embargo, en ocasiones nos podemos encontrar con la desagradable sorpresa de no poder poner las tildes cuando las necesitamos, sin ningún motivo aparente. Por ello, hoy vamos a intentar ponerle solución.

Hay pocas cosas tan frustrantes como que necesitemos escribir y no seamos capaces de poner los acentos. Algo que puede pasar sin ningún motivo o causa aparente, lo cual puede llegar a desesperarnos. Es por ello por lo que nunca está demás repasar las causas que pueden ocasionar este problema, así como sus posibles soluciones para que todo vuelva a la normalidad.

Causas por las que no se muestran los acentos del teclado

Que no podamos escribir con tildes y acentos es toda una faena que puede llevar al traste toda una jornada de trabajo o estudio por no poder escribir correctamente. Esto puede ser debido a un problema de hardware o de software. Si el problema es de hardware es que el teclado no funciona correctamente, le ha caído líquido o bien la tecla que usamos para las tildes ha dejado de funcionar.

En caso de que el teclado no sea el problema entonces entramos en el apartado del software. Aquí la causa más frecuente es que el teclado se haya desconfigurado o cambiado lo cual nos impide poner acentos, al menos de la manera habitual. También puede ser debido a que se haya cambiado la configuración del idioma, problemas con los controladores o que hayamos sufrido una infección por parte de un virus o malware.

Lo primero que debemos comprobar, si tenemos instalado más de un idioma en nuestro equipo es asegurarnos que se encuentra seleccionado el idioma español. Cuando se añade un nuevo teclado a Windows, en la barra de tareas se añade un icono que nos muestra en todo momento el idioma que tenemos seleccionado. Podemos cambiar entre los diferentes idiomas pulsando sobre ese icono o bien utilizando la combinación de teclas Alt + Barra espaciadora.

Sea cual sea el motivo vamos a repasar las posibles soluciones para que el teclado vuelva a funcionar correctamente y podamos volver a escribir las tildes.

Solucionar problemas al poner las tildes y acentos con el teclado

Si tenemos problemas al poner las tildes con el teclado, os vamos a proponer algunos trucos para intentar solucionarlo. Lo primero que podemos hacer, siempre y cuando tengamos un teclado de repuesto en casa, es comprobar si este funciona. Si es así, lo más probable es que el problema del teclado se encuentre en el interruptor físico.

Descarta que sea problema del teclado

Lo primero que tenemos que hacer es descartar que sea un problema del teclado. Si escribimos mucho con él, es posible que la tecla donde se encuentra el símbolo de la tilde se haya roto o bien se hay soltado, lo cual impide que podamos poner la tilda a la hora de escribir. Por ello, si es posible, conviene conectar otro teclado a nuestro PC y comprobar si con este sí que podemos escribir la tilde. Si se trata de un teclado bluetooth, podemos probar si funciona la tecla de la tilde conectándolo a cualquier dispositivo móvil o tablet.

Si no tenemos otro ordenador donde probar, otra forma de probar si se trata de un problema del teclado como tal, o se encuentra en Windows, es arrancar el PC con un sistema operativo diferente, como un Ubuntu Live-USB, y probar si en él funciona bien. Si en este sistema el teclado funciona bien, se trata de algo de Windows o estaremos ante un problema relacionado con la configuración del teclado que veremos como corregir. En caso contrario, el problema se encuentra, casi con toda certeza, en el propio teclado.

Reiniciar la aplicación y el equipo

Windows, al igual que cualquier otro sistema operativo, soluciona muchos de los problemas reiniciando la aplicación o el propio sistema operativo. Al reiniciar el equipo, se eliminará todo el contenido almacenado en la memoria que pueda estar interfiriendo en el funcionamiento de otras aplicaciones. De esta forma, podemos salir rápidamente de dudas y comprobar si el teclado funciona con normalidad y se trata de un simple conflicto de la memoria o si, por el contrario, estamos hablando de un problema más serio que requiere de modificar el funcionamiento de otros apartados de Windows.

Reiniciar tanto el equipo como la aplicación que gestionar el funcionamiento del teclado (en caso de haberla) se debe a que, en ocasiones, la aplicación se encuentra con algún conflicto de funcionamiento y no sabe cómo resolverlo, un conflicto que puede estar motivado por el mal funcionamiento de una aplicación, por alguna modificación del registro o cualquier otro motivo que, en el 99% de los casos, se soluciona rápidamente cerrando y volviendo a abrir la aplicación. Pero, para estar seguros, lo mejor que podemos hacer es reiniciar el equipo completamente y así saldremos de dudas.

Teclado desconfigurado o cambiado

Una de las causas más habituales en caso de que no podamos escribir acentos es que nuestro teclado se haya desconfigurado. Esto puede que sea debido a que, mientras estamos escribiendo pulsemos sin querer los atajos de teclado «Alt + Mayús» o «Ctrl + Mayús».

El atajo Alt + Mayús se encarga de cambiar el idioma que usamos habitualmente, mientras que el atajo «Ctrl + Mayús» se encarga de cambiar la distribución del teclado. Por ello, es muy posible que, al pulsar sin querer esta combinación de teclas, nos impida volver a poner los acentos correctamente

Por ello, para solucionarlo, sólo debemos probar a volver a presionar cualquiera de estos atajos para volver a escribir con normalidad. En el caso de que usemos siempre el mismo idioma, podemos evitar que vuelva a pasar desactivando estos atajos del teclado.

Para ello accedemos al «Panel de control» desde el menú de Inicio y pulsamos sobre «Accesibilidad».

Panel de control y accesibilidad

Posteriormente pulsamos en «Cambiar el funcionamiento del teclado».

Accesibilidad Cambiar el funcionamiento del teclado

Una vez dentro del apartado «Facilitar la escritura en el teclado», seleccionamos «Configurar teclas especiales».

Configurar teclas especiales

Ahora nos dirigimos al apartado de «Método abreviado del teclado» y desmarcamos la casilla «Activar Teclas especiales cuando la tecla Mayus se presione cinco veces». Pulsamos en Aplicar y Aceptar para confirmar los cambios.

Desmarcar casilla Activar teclas especiales cuando la tecla Myus se presione cinco veces

Remapear una tecla para utilizar el acento

Si la tecla del acento ha dejado de funcionar, si se trata de un teclado mecánico, probablemente vamos a poder reemplazar el interruptor sin mayores problemas y volver a disfrutar del teclado como hacíamos anteriormente. Peri, si no es así y necesitamos de esa tecla mientras compramos un nuevo teclado, podemos remapear una de las teclas que menos utilicemos del teclado para que funcione como si fuera la del acento. La tecla del signo +, – o ` no se utilizan habitualmente, por lo que podemos utilizarla en sustitución de la tecla dedicada del acento. Para cambiar la función de esas teclas, podemos la aplicación de Microsoft Power Toys, sin embargo, no es la mejor opción y, ni mucho menos la más recomendable.

La mejor aplicación para remapear el funcionamiento de las teclas en Windows es SharpKeys, una aplicación que podemos descargar desde la página web del desarrollador o bien descargarla directamente desde la Microsoft Store a través del siguiente enlace. SharpKeys es una aplicación totalmente gratuita por lo que podemos utilizarla sin necesidad de realizar ningún pago para desbloquear todas las funciones que pone a nuestra disposición.

sharpkeys
sharpkeys

El funcionamiento de la aplicación es muy sencillo. Nada más abrir la aplicación, pulsamos en Add y se mostrarán dos paneles. En el panel de la izquierda, debemos pulsar la tecla queremos utilizar para que, al pulsar sobre ella, añada un acento a las vocales. En el panel de la derecha, debemos asignar la función del acento a esa tecla. La función que debemos Key ´»00_28.

ShapKeys

Una vez hemos establecido la función del acento a la tecla que vamos a utilizar en sustitución de la que no funciona, pulsamos en Ok. Seguidamente, en la pantalla principal, pulsamos en Write to Registry. De esta forma, Windows reconocerá que la tecla a la que hemos asignado la función del acento, sin necesidad de ejecutar la aplicación SharpKeys en segundo plano. Debemos tener en cuenta que esta reasignación únicamente está disponible dentro de Windows, no durante el proceso de inicio y si utilizamos una distribución Linux.

Configuración del idioma en español

Otra causa de que no podamos escribir acentos en el teclado puede ser debido a la configuración del idioma y la distribución del teclado en el sistema operativo. Esto es algo que puede ocurrir, sobre todo, si estamos acostumbrados a trabajar con diferentes idiomas y puede que no lo tengamos configurado en español

Para intentar solucionarlo, vamos a acudir al menú de «Configuración», pulsando el atajo de teclado «Windows + I». Aquí seleccionaremos el apartado de «Hora e idioma».

Configuración hora e idioma

Una vez dentro pulsamos en el apartado de «Idioma» en la pantalla de la izquierda. A continuación, en la parte derecha, pulsamos en el botón de «Teclado».

Configuración idioma y teclado

En la siguiente ventana, en la primera pestaña seleccionamos «Español (España) – Español» y comprobamos que ya podemos volver a escribir las tildes correctamente.

Configuración elegir idioma para el teclado

En el caso de que queramos añadir algunas variantes latinoamericanas podemos agregarlas desde el apartado Idiomas preferidos de la parte inferior. Aquí pulsamos en «Agregar un idioma». Por ejemplo, buscamos Español (Colombia) y pulsamos en Siguiente para agregarlo y tenerlo disponible en nuestro teclado.

Elegir idioma para instalar

Recordamos que, si tenemos varios idiomas configurados en el ordenador, el atajo de teclado Win + Espacio nos permite cambiar rápidamente de uno a otro. Es posible que hayamos pulsado esta combinación de teclas sin querer y que, por eso, los acentos han dejado de funcionar. Generalmente, cuando usamos este atajo de teclado, nos aparece un indicador en la bandeja del sistema (junto al reloj) que nos muestra el idioma que tenemos seleccionado.

Reinstala los controladores

En caso de que sigamos sin poder escribir tildes ni acentos con nuestro teclado, puede que sea debido a un problema de los controladores del mismo. Para solucionarlos, pulsamos con el botón derecho del ratón sobre el menú de Inicio y seleccionamos «Administrador de Dispositivos». A continuación, localizamos el apartado de «Teclados» y desplegamos. Pulsamos sobre nuestro teclado con el botón derecho y seleccionamos «Actualizar controlador». Por último, en la siguiente pantalla pinchamos sobre «Buscar controladores automáticamente».

Teclado actualizar controlador

Si, aun así, no se soluciona el problema, también podemos probar a desinstalarlo para que Windows detecte el teclado y, automáticamente, utilice los drivers más actualizados de Windows.

Utilizar la aplicación del teclado

Si estamos usando un teclado «gaming», como puede ser un Corsair, un Razer o un Logitech (por citar algunas marcas), debemos tener en cuenta que estos teclados suelen ir asociados a un programa de configuración. Por tanto, debemos asegurarnos de tener instalado este programa (ya que, además, será el que se encargue de bajar e instalar los drivers y las actualizaciones de firmware) y, además, comprobar que no tenemos nada raro configurado en estos programas.

Logitech G Hub

Si se trata de un teclado mecánico, cabe la posibilidad de que el interruptor de ese botón haya dejado de funcionar. En este caso, podemos utilizar el interruptor de otra tecla del teclado para reemplazarla si no tenemos de recambio y comprobar si ese era el problema. Si es así, tan solo debemos preocuparnos de comprar varios interruptores de repuesto por si nos vuelven a fallar, poder reemplazarlo fácilmente sin tener que desmontar otras teclas.

Algunos teclados mecánicos, incluyen la distribución del teclado en inglés, por lo que vamos a tener que asegurarnos que en Windows hemos cambiado el idioma del teclado para que funcione en español y, además de utilizar los acentos, también nos permite utilizar la ñ y encontrar fácilmente todos los signos de puntuación donde nuestra memoria muscular sabe que se encuentran.

Usar programas antimalware

Si el problema persiste puede que sea ocasionado por algún malware que haya podido infectar nuestro ordenador, por lo que podemos probar a realizar un escaneo.

GridinSoft Anti-Malware

Se trata de una herramienta capaz de detectar y eliminar cualquier malware que se haya podido colar en nuestro ordenador, siendo muy sencillo de utilizar, por lo que es apta para todo tipo de usuarios. De sus características destacan sus diferentes modos de escaneo profundo y la capacidad para realizar informes exhaustivos con todos los resultados, con informes del sistema y ruta del archivo donde se encuentra el malware alojado. De forma adicional, también podemos echar mano de otras herramientas que nos ayudarán a limpiar nuestro navegador, pudiendo ajustar sus opciones e incluso programar un escaneo de manera regular .Cuenta con una versión de prueba gratuita de 15 días que podemos descargar desde su página web.

Lo mejor

El propio programa se encarga de escanear a fondo nuestro equipo en busca de todo tipo de malware sin apenas consumir recursos del ordenador. Nos ofrece algunos útiles informes tras el escaneo de las unidades de disco para así poder almacenarlos y compararlos con los informes que generemos en el futuro con el mismo programa.

Lo peor

A pesar de que tenemos al alcance de la mano una versión de prueba, para poder beneficiarnos de todas las funciones de esta aplicación de seguridad tendremos que pagar por la misma. En ocasiones tendremos que utilizar otros programas adicionales junto a éste para mayor seguridad en nuestro ordenador.

Zemana AntiMalware

Este programa se encarga de escanear nuestro ordenador en busca de virus, troyanos, spyware, malware, etc que hayan podido afectar a algunos elementos de este como el teclado. Para ello se encarga averiguar si algunos archivos han sido infectados y en caso de que así fuera se encargará de eliminarlo de forma segura. También realiza una protección en tiempo real para de esta forma evitar a que nos podamos contagiar con algún malware oculto en archivos descargados.

Para mejorar la tasa de detección de archivos infestados también podemos subir a nube Scan Cloud los archivos que sean especialmente peligrosos, de manera que pueda realizar un análisis mucho más completo para posteriormente proceder a desinfectarlo. También cabe mencionar otra característica interesante, como es la posibilidad de comprimir los archivos infectados antes de subirlos. De esta forma se consigue minimizar el uso que se hace de la memoria y conseguimos que el riesgo de infección en caso de que forma accidental abramos algún archivo se minimice. Por último, es posible crear una restauración en caso de quedan ocurrir algún fallo a la hora limpiar y eliminar los archivos infectados.

Podemos descargar una versión de prueba desde este enlace.

Malwarebytes

Otro de los programas anti malware más conocidos y utilizados en todo el mundo, pues no en vano lleva entre nosotros desde el año 2008. Este programa es una de las opciones más completas que podemos encontrar puede funcionar perfectamente junto a nuestro antivirus principal y nos va a permitir analizar a fondo nuestro ordenador en busca de cualquier amenaza, incluso aquellas que pasan desapercibidas para las principales soluciones de seguridad. No es tanto una opción principal sino como un complemento para usarse con nuestro antivirus principal y con el que poder realizar análisis periódicos programados desde el PC.

Se trata de un programa que podemos usar de forma totalmente gratuita y al que rara vez se le puede pasar algo. Si nuestro PC tiene malware, este programa lo eliminará y hará que todo vuelva a funcionar con normalidad. También cuenta con una versión Premium que nos protege frente a los piratas informáticos, protege los documentos frente al ransomware, nos alerta sobre sitios web peligrosos e incorpora un modo juegos para evitar que aparezcan avisos mientras jugamos.

Podemos bajar la versión gratuita, suficiente para la mayoría de los usuarios, desde la web de Malwarebytes.

Desinstala la última actualización

Las actualizaciones de Windows no le sientan igual de bien a todos los equipos. Esto se debe a que Microsoft mantiene un sistema operativo que debe funcionar y millones de ordenadores completamente diferentes, algo que no sucede con macOS, el sistema operativo de Apple para sus ordenadores. Debido a este motivo, muchos son los usuarios que afirman, de forma incorrecta, que macOS es mucho más estable que Windows, cuando no es así. No es lo mismo ofrecer soporte para un centenar de equipos con un hardware seleccionado que conseguir que un sistema operativo funcione en un gran número de equipos completamente diferentes y que no tienen una base unificada.

Teniendo en cuenta este dato, uno de los aspectos que siempre debemos tener en cuenta cuando nuestro equipo no funciona como debería es acceder los detalles de las últimas actualizaciones que se han instalado y comprobar si alguna incluye alguna mejora en el funcionamiento del apartado en el que estamos teniendo problemas. Si no es así, es probable que la actualización esté causando problemas, por lo que, lo primero que debemos hacer es desinstalar la última actualización y comprobar si el problema con el teclado se ha solucionado.

Para desinstalar la última actualización que hemos instalado en Windows, tanto en la versión de Windows 10 como en Windows 11, es acceder a las opciones de configuración de Windows, Actualizaciones y seguridad > Windows Update. En la sección de la izquierda, nos dirigimos a la parte inferior y pulsamos en Ver historial de actualizaciones.

Desinstalar actualizaciones Windows

A continuación, se mostrará un listado con todas las actualizaciones instaladas junto con los detalles de cada una. Para desinstalarlas, debemos pulsar dos veces sobre la actualización y, en el cuadro de diálogo pulsar en Si para realizar el proceso. Es recomendable reiniciar el equipo antes de comprobar si el problema con teclado se ha solucionado.

Desinstalar actualizaciones Windows

Si tras instalar la última actualización, el problema no se ha solucionado, podemos descargar que la última actualización sea la causa, por lo tanto, debemos remontarnos a un punto de restauración anterior como os mostramos en el siguiente apartado.

Restaurar Windows a un punto de restauración anterior

Si nada de los anterior ha servido para solucionar el problema, podemos optar por restaurar Windows 10 a un punto de restauración anterior donde el teclado funcionaba perfectamente. Estos puntos de restauración funcionan como una especie de «copia de seguridad» del sistema a los que podemos volver en cualquier momento. De esta forma podremos solucionar definitivamente este problema, incluso conservando nuestros archivos más importantes pues el sistema nos ofrecerá la posibilidad de mantenerlos o borrarlos. Lo que sí perderemos de forma irremediable, serán los programas que hayamos instalados con posterioridad al guardado de este punto de restauración.

Para ello, accedemos al «Panel de control» y accedemos al apartado de «Recuperación».

Panel de control restauración

Posteriormente seleccionamos «Abrir Restaurar Sistema» y pulsamos en «Siguiente».

Abrir Restaurar sistema

Ya solo nos queda elegir el «Punto de Restauración» que prefiramos y hacer clic en «Finalizar». Una restaurado el sistema al punto anterior, el teclado debería de funcionar de igual manera que lo hacía en ese momento.

Elegir punto de restauración

Reinstalar Windows

Si nada de lo anterior ha conseguido solucionar el problema con el teclado, y estamos seguros de que este problema no se debe a un fallo del teclado como tal, sino que se trata del sistema operativo, entonces no nos va a quedar otra que reinstalar Windows.

Esto podemos hacerlo de varias formas. Por ejemplo, podemos optar por el método manual, es decir, bajar la imagen ISO del sistema operativo, grabarla a un USB e instalar el sistema desde cero. Si no tenemos conocimientos para ello, lo que podemos hacer es usar las funciones de restablecer el PC de Windows. Estas, que se encuentran dentro del panel de Configuración de Windows, nos permiten dejar Windows como recién salido de fábrica, pudiendo elegir si queremos mantener, o no, todos nuestros datos, programas y configuraciones.

Restablecer Windows de cero - 3

Podemos aprovechar, usando la opción de restablecer desde la nube, para bajar la última versión del sistema operativo e instalarla a la fuerza en el PC. De esta forma aprovechamos el proceso de restauración para instalar la última versión de Windows y reducir la probabilidad de que, al acabar, sigamos teniendo los problemas con los acentos del teclado. Si los problemas siguen, lo que está claro es que el problema no se encuentra en el sistema operativo, sino en el teclado o en los propios drivers del teclado, ya que, tras reinstalar Windows, cualquier problema relacionado con el mal funcionamiento del ratón debería haber desaparecido.

¡Sé el primero en comentar!