¿Los iconos de la barra de tareas de Windows desaparecen? Arréglalo

Uno de los elementos imprescindibles tanto de Windows 10 como de Windows 11 es la barra de tareas, ya que nos permite tener a mano todas las aplicaciones que estamos utilizando. En ella aparecen todos los programas que tenemos abiertos y nos permite mantener anclado aquellos que más utilizamos para que tengamos un acceso más rápido. Pese a que el uso de estos iconos no debe presentar muchos problemas si es posible encontrarnos con situaciones donde desaparecen sin motivo aparente, dejando tras de sí un cuadro blanco que no se puede quitar.

Y es que es posible que un día, sin razón aparente nos encontremos que con que los iconos de algunas aplicaciones desaparecen y vuelven aparecer a lo largo del día, lo cual puede llegar a enfadarnos y preocuparnos por partes iguales. Este problema lo podemos encontrar de forma repetida en la red por lo que no estamos hablando de un caso aislado.

Para este problema no ninguna explicación ni solución oficial por parte de Microsoft, algo que tampoco nos sorprende excesivamente. Sin embargo, esto no quiere decir que no haya métodos para poder solucionarlos, ya que podemos probar diferentes formas para poder solucionarlo, y que podemos llevar a cabo tanto en Windows 10 como en Windows 11.

¿Por qué desaparecen los iconos?

Que desaparezca un icono de la barra de tareas no es algo que debamos contar como habitual ni normal, por lo que si esto ocurre se debe a un error interno del sistema. Las causas pueden ser varias y es difícil de saber cuál es el factor principal que lo ha originado.

Por ejemplo, puede ser un problema relacionado con el Explorador de Windows o por daños en la caché de los iconos que se encuentra corrupta y debe ser reparada. Tampoco se puede descartar que sean problemas relacionados con los archivos temporales que suele ocurrir cuando tenemos gran cantidad almacenada, o bien que algunos archivos del sistema estén dañados.

Lo único cierto es que es un problema que puede provocar tanto enfado como preocupación, sobre todo si desaparecen y aparecen como por arte magia. Por ello vamos a probar distintos tipos de acciones desde el propio sistema operativo, ya sea Windows 10 o Windows 11 para ponerle remedio.

Pasos para solucionar el problema

A continuación, vamos a ver diferentes formas que tenemos para poder solucionar la desaparición o la falta de iconos de la barra de tareas.

Reiniciar el Explorador de Windows

En ocasiones este problema puede estar ocasionado porque el servicio del Explorador de Windows de nuestro ordenador no funciona correctamente. Por ello, se puede solucionar probando a reiniciarlo desde el Administrador de tareas.

Para ello pulamos a la vez la combinación de teclas «Ctrl + Shift + Esc» lo cual abrirá el Administrador de tareas. Desde aquí, en la pestaña de Procesos, buscamos el Explorador de Windows dentro del apartado de Aplicaciones. Una vez encontrado, podemos hacer clic sobre el con el botón derecho del ratón y seleccionar «Finalizar tarea».

Administrador de tareas finalizar Explorador de Windows

Posteriormente hacemos clic en la pestaña de «Archivo» y luego en «Ejecutar nueva tarea». Aquí escribimos explorer.exe y marcamos la casilla de Crear esta tarea con privilegios administrativos. Por último, hacemos clic en «Aceptar».

Administrador de tareas ejecutar explorer

Una vez realizado esto, deberíamos poder volver a ver los iconos faltantes en la barra de tareas.

Reparar la caché de los iconos

Otra forma de poner fin a este problema es reparando la caché de los iconos mediante la eliminación de la base de datos IconCache.

Para ello, lo que debemos hacer es abrir una ventana del Explorador de archivos de nuestro sistema operativo y desplazándonos a la siguiente ruta, en la que debemos de cambiar “usuario” por el nombre de usuario como tal.

C: / User / Usuario / AppData / Local

También podemos acceder pulsando el atajo te teclado «Windows + R» que lanzará el comando «Ejecutar». Aquí escribimos appdata y pulsamos Enter. Automáticamente nos abrirá la carpeta, por lo que solo nos queda hacer doble clic sobre la carpeta de Local para acceder.

Eliminar IconCache

Una vez dentro del directorio debemos de localizar el archivo IconCache.db. Este archivo se encuentra oculto por lo que tendremos que activar la casilla de «Elementos ocultos» del explorador para poder encontrarlo. Una vez localizado, lo que debemos hacer es borrarlo para eliminar la caché de iconos de Windows 10 y Windows 11. Posteriormente, el sistema operativo generará este archivo nuevamente y de forma automática en cuanto intente acceder a él, regenerando la caché de los iconos.

Reinstala las aplicaciones de la barra

Si el problema persiste podemos probar a reinstalar la barra de tareas, para lo cual podemos hacer uso de una potente herramienta en línea de comandos denominada Windows PowerShell.

Para ejecutarla debemos de escribir powershell en el cuadro de búsqueda del menú Inicio y pulsar en Ejecutar como administrador. Una vez abierta debemos de escribir el siguiente comando y pulsar Enter para ejecutarlo.

Get-AppxPackage -AllUsers| Foreach {Add-AppxPackage -DisableDevelopmentMode -Register "$($_.InstallLocation)AppXManifest.xml"}

Una vez hecho esto, cerramos PowerShell y reiniciamos el ordenador para comprobar si esto ha solucionado el problema y los iconos se muestran ya correctamente.

Comprueba que un virus no los ha hecho desaparecer

Aunque pueda parecer un poco raro en un principio, este fallo con los iconos de la Barra de tareas puede venir dado por algún tipo de código malicioso. Hay que tener en cuenta que no todos los virus y otros tipos de malware que encontramos se centran en robarnos los datos. Otros muchos simplemente se encargan de dañar el sistema operativo o las aplicaciones que usamos en el equipo. Por tanto, si no nos hemos dado cuenta y algún tipo de código malicioso ha llegado hasta nuestro sistema operativo, su radio de acción puede afectar a elementos como la Barra de tareas o el Escritorio de Windows.

Es por ello por lo que también podemos probar a escanear todo nuestro equipo y su software con algún tipo de solución de seguridad. Llegados a este punto lo más sencillo es echar mano del antivirus que ya viene instalado con el propio sistema de Microsoft. Hablamos de Windows Defender, aunque igualmente nos podrá ser de ayuda cualquier otra solución de terceros. Eso sí, os recomendamos programar un escaneo completo del sistema y sus aplicaciones, incluido el arranque del equipo, para así descartar todas las posibilidades relacionadas con los códigos maliciosos.

Si el antivirus que usemos detecta algún tipo de elemento que está perjudicando el funcionamiento de Windows, lo eliminará. Una vez reiniciemos esto debería solventar el problema con los iconos ante el que nos enfrentamos ahora.

Elimina los archivos temporales

Puede que el problema esté relacionado con tener demasiados archivos temporales o que estos se encuentren dañados, pudiéndose solucionar eliminando el contenido de la carpeta temporal.

Para ello, vamos a pulsar el atajo de teclado «Windows + R» para lanzar el comando «Ejecutar». Posteriormente escribimos %temp% y pulsamos Enter o en el botón de «Aceptar».

Borrar elementos de la carpeta Temp

Una vez hayamos accedido a la carpeta debemos eliminar todos los archivos y carpetas que contiene. Los seleccionamos todos y pulsamos en la tecla «SUPR» de nuestro teclado. Por último, reiniciamos el ordenador para comprobar si ha dado resultado.

Cerrar sesión y desinstalar actualizaciones recientes

Para resolver el problema podemos probar a cerrar sesión con nuestra cuenta de usuario y desinstalar las actualizaciones recientes del sistema para intentar solucionar el problema con los iconos.

Lo primero que vamos a hacer es pulsar la combinación de teclas «Ctrl + Alt + Supr» al mismo tiempo para cerrar sesión. Posteriormente iniciamos sesión y verificamos si los iconos de la aplicación de la barra de tareas aparecen ahora.

Si el problema persiste y este comenzó a ocurrir podo después de instalar las últimas actualizaciones del sistema, podemos probar a eliminar estas actualizaciones, pues el fallo podría ser causado por errores de software.

Presionamos nuevamente «Ctrl + Alt + Supr» y abrimos el Administrador de tareas. Posteriormente hacemos clic en Archivo y seleccionamos Nueva tarea. Escribimos control y pulsamos enter para acceder al Panel de control. A continuación, en Desinstalar programa hademos clic en Ver actualizaciones instaladas y eliminamos las instaladas más recientemente. Reiniciamos el PC para que los cambios se apliquen correctamente.

Además de esto, también se puede crear una nueva cuenta de usuario y comprobar si el problema con el icono de la aplicación de la barra de tareas persiste.

Comprueba la integridad de los archivos del sistema

En caso de que persista el problema, puede que este sea causado por archivos de Windows que se encuentren dañados. Para comprobarlo podemos hacer uso de la herramienta SFC que incluyen tanto Windows 10 como Windows 11. Esta se encarga de comprobar si existen archivos dañados y repararlos.

Para ello debemos de ejecutar el Símbolo del sistema, escribiendo cmd en el cuadro de búsqueda del menú Inicio y ejecutándolo con derechos de administrador. Posteriormente escribimos el siguiente comando y pulsamos Enter para confirmar.

sfc / scannow

Ejecutar SFC Scannow en el Símbolo del sistema

Una vez terminado, solo nos queda reiniciar el ordenador para comprobar si se ha solucionado el problema.

Restaurar Windows

Si nada de lo anterior ha podido solucionar y sigue faltando el icono de alguna aplicación la barra de tareas, podemos optar por restaurar Windows a su última versión disponible, donde todo funcionaba correctamente.

Abrir Restaurar Sistema en Windows 11

Para ello escribimos restauración en el cuadro de búsqueda del menú Inicio y lo seleccionamos. Esto abrirá una nueva ventana donde haremos clic en la opción de «Abrir Restaurar sistema».

Restaurar sistema en Windows 11

Esto hará que se abra una nueva ventana en la que haremos clic sobre el apartado «Elegir otro punto de restauración». Desde aquí podemos acceder a la última fecha disponible donde aún no teníamos el problema con la falta de iconos. La seleccionamos y esperamos a que se ejecute y termine. Al terminar, debe volver a mostrarse todos los iconos correctamente en la barra de tareas funcionando con total normalidad.

2 Comentarios