Controla mejor Windows sabiendo qué procesos se ejecutan como administrador

Seguro que muchos de vosotros trabajáis a diario con un PC basado en Windows 10 o Windows 11, ya sea en casa o en la oficina. Por tanto, como sabréis, dependiendo del usuario o tipo de uso, en el mismo podemos crear cuentas de diferente tipo.

Os decimos esto porque nos todas las cuentas que se utilizan en un mismo PC con Windows 10, son iguales. Las podemos crear normales para el resto de los usuarios del equipo, además de la correspondiente al administrador. Hay que tener en consideración que la cuenta de administrador tiene muchos más permisos y privilegios que una cuenta de usuario ordinaria. Además, esta es necesaria y obligatoria para poder realizar ciertos cambios en el sistema operativo.

Entre estos se pueden mencionar algunos tan importantes como instalar una nueva aplicación, desinstalarla, o editar el registro de Windows. Una vez que ya sabemos esto, en el supuesto de que estemos ejecutando una aplicación con permisos de administrador, o creamos que lo estamos haciendo, pero necesitamos confirmarlo, os ayudamos.

Ver los procesos que ejecutas en Windows

Para empezar, os diremos que el proceso de comprobación es bastante simple, pero hay que saber acceder a esa información. Para ello vamos a hacer uso de una de las funciones implícitas de Windows 10, nos referimos al Administrador de Tareas de Windows. Así, para acceder a esta sección del sistema que os mencionamos, podemos lograrlo a través de la combinación de teclas Ctrl + Shift + Esc.

Una vez situados en la nueva ventana que aparece, pinchamos en la pestaña llamada Detalles. Aquí podemos ver todos los procesos que este momento están en ejecución en el sistema operativo. Además, en las diferentes columnas que aquí se reparten, veremos información relativa a cada uno de ellos. Sin embargo, no toda está a la vista desde un primer momento o de forma predeterminada, como es el caso que nos ocupa.

Por tanto, para poder ver la columna que deseamos en este caso, debemos hacer clic con el botón derecho del ratón en el encabezado cualquiera de las columnas a la vista. Tras esto, en la lista desplegable que aparecerá después de pinchar en Seleccionar columnas, buscamos la opción de Elevado. Como podemos comprobar, en un principio esta entrada no está marcada, de ahí que no se vea en la pestaña, por lo que no tenemos más que pinchar sobre esta opción.

Administrador de tareas elevado

Saber más detalles de los procesos que se ejecutan como administrador

Entonces aparecerá una nueva columna con este mismo nombre en la pestaña Detalles en la que estábamos situados anteriormente. De este modo ya podremos saber, de un solo vistazo, los procesos que se están ejecutando con permisos de administrador. Así, en el caso de las aplicaciones que se ejecutan con derechos de administrador, en la columna Elevado se leerá «Sí». Claro está, en caso contrario, cuando las aplicaciones se ejecutan con derechos de usuario normal, en la columna Elevado se verá, «No».

Administrador de tareas

Esto nos será de mucha ayuda a la hora de saber qué procesos se ejecutan con permisos de administrador, y cuáles no. Algo que debemos saber es que el primer tipo tendrá mucho más control sobre las tareas más importantes del propio sistema operativo. Es precisamente por ello que, si observamos algún comportamiento extraño en Windows, echemos una mirada a estos. Cuando hablamos de comportamientos extraños nos referimos a una bajada de rendimiento general, o a bloqueos repentinos, por ejemplo.

Hay que tener en cuenta que así de entrada no podremos cambiar la forma en la que se ejecuta una aplicación o un proceso a menos que lo reiniciemos. Por tanto, si vemos una aplicación abierta con permisos de usuario normal y necesitamos asignarle permisos de administrador, tendremos que cerrarla primero.

Controlar los procesos de Windows desde otros programas

Pero esto que os hemos contado no es el único como del que podemos echar mano para ver y gestionar los procesos de Windows. Además del mencionado Administrador de tareas, podemos usar otras aplicaciones externas que nos serán de ayuda. Es por ello por lo que a continuación os mostraremos algunas de ellas, además estas suelen presentar funciones adicionales muy interesantes en la mayoría de los casos. Pero claro, algo que debemos saber es que, para sacar el máximo provecho de estas, antes debemos instalarlas de manera adicional en Windows, mientras que el Administrador de tareas ya viene integrado.

Process Explorer

En primer lugar, no encontramos con una propuesta de este tipo que en realidad es una de las más conocidas del sector. Este es un programa de la misma Microsoft que ofrece una serie de informaciones más completas de los procesos del sistema de todo lo que se está ejecutando en el PC. Por tanto, en su interfaz veremos una lista con todos los procesos activos y con los totales del sistema operativo. Además, cada una de estas entradas aparece acompañada por datos tales como el uso de la CPU en tiempo real, un ID, el nombre de a quién corresponde, etc. Además, nos permite llevar a cabo multitud de tareas relacionadas con todo ello.

Process Explorer

Poor ejemplo tendremos la posibilidad de finalizar un proceso, mostrar su árbol, cambiar y establecer nuevas prioridades, reiniciarlos, etc. Decir que, para poder hacer uso de todo ello, no tenemos más que bajar el programa desde aquí.

System Explorer

Asimismo, por otro lado, nos encontramos con esta otra propuesta que nos servirá igualmente para estas tareas que os comentamos. En realidad, cuando hablamos de System Explorer nos referimos a una alternativa al Administrador de tareas que lleva una buena cantidad de años entre nosotros. Pone a nuestra disposición una intuitiva interfaz que nos muestra todo tipo de información sobre el consumo de los recursos del equipo. Como no podía ser de otro modo, estos se refieren a los procesos, programas y servicios que están en ejecución en ese momento.

System Explorer

Al mismo tiempo, si así lo deseamos, tendremos la posibilidad de realizar tareas tales como finalizar los procesos que no queramos que sigan en ejecución. Asimismo, el propio programa también nos permite cambiar la prioridad de acceso a memoria de cada uno de ellos. Pues bien, en el caso de que queráis probar todo esto que os contamos de primera mano, podréis descargar el programa desde este enlace.

Nagios XI

Nagios es una completa aplicación para monitorizar tanto el funcionamiento de redes, servidores y ordenadores basado en el proyecto de código abierto, sin embargo, esta aplicación es de pago. Nagios permite monitorizar equipos con Windows, Windows Server, Linux y servidores con Linux. Toda la información que muestra en pantalla está distribuida de forma sencilla para que, a golpe de vista, podemos tener conocimiento del correcto o no funcionamiento.

Nagios XI

Si algún proceso o aplicación se queda colgado o da síntomas de agotamiento, esta información se mostrará en pantalla a través de un mecanismo de alerta para que podamos poner remedio al problema. Aunque no hay una versión para Windows, a través de una máquina virtual podemos obtener la misma información de funcionamiento. Podemos probar esta aplicación durante 30 días de forma totalmente gratuita a través del siguiente enlace.

Sysinternals Explorer

Sysinternals es un conjunto de herramientas de supervisión para Windows, aplicación que además es completamente gratuita Una vez hemos instalado la aplicación, tan solo tenemos que ejecutarla desde el explorador de archivos y nos encontramos con interfaz compuesta de dos paneles.

Sysinternals Explorer

El panel superior muestra los procesos que se encuentran activos en ese momento, mientras que panel inferior muestra los detalles del proceso que hemos seleccionado en la parte superior. También podemos un monitor de rendimiento que nos muestra el uso de memoria y procesador a lo largo el tiempo.

¡Sé el primero en comentar!