Cuida la salud de tus ojos gracias al filtro de luz azul de Windows

En los tiempos que corren pasamos una buena cantidad de horas frente a la pantalla del ordenador, lo que no siempre es del todo bueno. Con esto lo que queremos decir es que debemos tomar ciertas precauciones para no tener que arrepentirnos en el futuro. Para ello Microsoft en Windows no intenta ayudar, por ejemplo con el filtro de luz azul.

Pero en este mismo sentido no solo nos podemos centrar en el trabajo que hacemos con el PC, sino que al mismo tiempo pasamos una buena cantidad de horas con el móvil. Muchos de vosotros ya sabréis que con el crecimiento en uso de los dispositivos móviles, pasamos cada vez más horas frente a una pantalla, sea cual sea. En un principio puede que no pase nada, pero a medida que vayan pasando los años es más que probable que nuestra vista se vea afectada por todo ello.

Os contamos todo esto porque siempre podemos poner alguna solución alternativa, cómo vamos a ver. Cierto es que las pantallas que utilizamos hoy día cada vez son más avanzadas y nos perjudican menos que antaño. Pero tal y como nos previenen los expertos en el tema, con todo y con ello debemos tomar precauciones y cuidados.

Cierto es que en el día a día con el ordenador, más si pasamos una buena cantidad de horas frente a la pantalla, siempre podemos tomar algunas medidas clásicas. Con esto nos referimos a la posibilidad de llevar a cabo descansos periódicos y dejar de mirar a la pantalla. Por ejemplo podemos descansar durante 10 o 15 minutos cada dos horas, o personalizar este según nos interese. Lo que no es en absoluto saludable es pasarnos 5 o 6 horas seguidas sin dejar de mirar a la pantalla.

Al mismo tiempo otro de los métodos que cada vez se está extendiendo más para cuidar la salud de nuestros ojos, es configurar las aplicaciones en su modo oscuro. Este es un modo que cada vez más desarrolladores de software están incluyendo en sus proyectos, donde ya se incluye incluso a Windows 10. Todo ello hará que tengamos que forzar menos la vista en el día a día. Pero esto no es lo único que nos ofrece el sistema operativo de los de Redmond para este tipo de tareas, como veremos a continuación. Y es que disponemos de otras funciones integradas que nos serán de mucha ayuda a la hora de trabajar mejor y cuidar de nuestra vista en Windows 10.

Precauciones para cuidar nuestra vista de las pantallas

Sirva como ejemplo que muchos consideran que cada cierto tiempo debemos tomarnos un descanso de la pantalla. Esta es una costumbre que deberíamos tomar y llevar a cabo de manera periódica, por ejemplo cada media hora o cada hora. De ese modo nuestra vista no estará tan forzada, ya que en ocasiones pasamos hasta tres y cuatro horas sin levantar los ojos de la pantalla, o más.

De igual modo lo más recomendable cuando trabajamos por ejemplo con un PC basado en Windows, es ajustar el brillo del monitor. Con esto lo que queremos decir es que no es necesario que siempre esté al máximo. De hecho este es un cambio que podemos llevar a cabo fácilmente desde el apartado de notificaciones que se encuentra en la barra de tareas, a la derecha. Aquí nos encontramos una barra deslizante para que podamos bajar un poco el brillo de la pantalla y así no nos haga tanto daño, algo que cambiamos en segundos.

barra brillo pantalla

Y es que debemos tener en cuenta que para evitar problemas futuros a la mayoría de los usuarios, en los últimos años han aumentado los estudios sobre lo mala que es la luz azul de estas pantallas para los ojos. Es más, esto es algo que se hace especialmente evidente y grave cuando utilizamos nuestros dispositivos por la noche. De ahí precisamente que varias empresas relacionadas con el sector del software empiecen a tomar medidas. Por ejemplo este es el caso del gigante Microsoft, algo que desde hace algunas versiones ya encontramos incluido en su producto estrella, Windows 10.

Habilitar el filtro de luz azul en Windows

Con esto lo que queremos decir es que la firma no ha querido quedarse atrás en el cuidado de la vista de sus usuarios. Es por ello por lo que desde hace un tiempo tomó la decisión de implementar de forma nativa en el sistema operativo una función para el cuidado de nuestros ojos. Esto Lo que nos permite es controlar de manera sencilla la temperatura de color.

Cabe mencionar que esta es una funcionalidad que podemos activar o no siempre que lo deseemos. Además disponemos de algunos parámetros con los que logramos que la luz del monitor sea más cálida cuando lo necesitemos. Lo que realmente logramos con esto es reducir el daño que la luz azul causa a nuestra vista, algo que agradeceremos en el futuro. Decir que todo esto que os comentamos lo podremos llevar a cabo desde la aplicación de configuración del sistema operativo. Con el fin de acceder a la misma, podemos lograrlo haciendo uso de la combinación de teclas Win + I. Una vez en la nueva ventana que aparece, nos tenemos que situar en el apartado Sistema.

configuración del sistema luz

En el panel izquierdo nos encontramos con una sección llamada pantalla, que es donde nos situamos en este caso. Así mismo en la parte superior del panel derecho podemos ver un apartado llamado luminosidad y color. A su vez nos encontramos con una barra deslizante que nos permite cambiar el brillo de la pantalla en tiempo real. Un poco más abajo veremos un selector que nos permite activar la opción que se encarga de habilitar el filtro de luz azul del que os hablamos en estas líneas.

Activar luz azul

De esta manera, una vez que lo hayamos habilitado mediante el selector que os comentamos, esta funcionalidad integrada en el sistema se pondrá en marcha. Nosotros en un principio ya nos tenemos que desentender, sin necesidad de hacer nada más. Sin embargo, también podemos personalizar su funcionamiento, como veremos a continuación. Para ello no tenemos más que pinchar en el enlace configuración de luz nocturna.

Cómo configurar de Luz Nocturna en el equipo

Debemos tener muy presente que desde aquí no solo activamos la funcionalidad de Windows 10 para la luz azul. A su vez también tenemos la posibilidad de cambiar la temperatura de configurar todo ello para así personalizar su funcionamiento y adaptarlo a lo que nos interesa. Llegados A este punto os diremos que para lograr esto que os comentamos no tenemos más que pinchar en Configuración de la luz nocturna.

En la nueva ventana que aparece en pantalla nos encontramos en primer lugar con un botón que nos permite activar la luz nocturna ahora mismo. Al mismo tiempo tendremos la posibilidad de gestionar la intensidad de la misma desde la barra de desplazamiento que vemos. Pero eso no es todo ya que al mismo tiempo podemos personalizar las horas de activación y desactivación de la funcionalidad.

Esto es algo que logramos con tan solo activar el selector llamado Programar luz nocturna. En ese momento aparecerán una serie de opciones para que podamos establecer la hora de encendido y apagado de la característica.

programación de luz nocturna

De igual modo la función nos permite indicarle a Windows que sea el propio sistema operativo el que se encargue de activar y desactivar la luz nocturna. El cambio en la pantalla del pez se llevará a cabo al amanecer y al anochecer.

Cuidar nuestros ojos en Windows con programas de terceros

Tal y como hemos comentado antes esta es una función que se integra en el propio sistema operativo de los de Redmond. De este modo podremos proteger nuestra vista en el caso de que pasemos una gran cantidad de horas frente a la pantalla en Windows. Pero al mismo tiempo tenemos la posibilidad de echar mano de soluciones externas de terceros. Con esto nos referimos a programas desarrollados por otros que instalamos en el PC para igualmente controlar y personalizar la luz azul.

Por tanto, en el caso de que queráis probar otras soluciones externas al propio sistema para cuidar de vuestros ojos, os ayudaremos. De esta manera a continuación os vamos a dejar algunas de estas aplicaciones para que podáis descargarlas y probarlas si así lo deseáis.

  • Eye Saver: aquí nos encontramos con un sencillo software de protección de la vista que se centra en ofrecernos lo necesario para proteger nuestros ojos de la pantalla. En concreto lo que hace esta aplicación es ayudarnos a mitigar los efectos de la luz azul. Para ello se encarga de filtrar la luz azul emitida haciendo que los colores sean más cálidos. Para probar el software no tenemos más que descargarlo desde aquí.
  • F.lux: Por otro lado os diremos que una de las aplicaciones más representativas de este sector es esta. Es un programa que lleva una buena cantidad de años entre nosotros ayudándonos a gestionar la luz azul que emite nuestra pantalla. De hecho ya podíamos echar mano de la aplicación antes de que la funcionalidad descrita antes llegase a Windows 10. Para utilizar este veterano programa no tendremos más que descargarlo a través de este enlace.
  • Gammy: en este caso si hablamos de una propuesta un tanto diferente ya que Gammy nos permite establecer unos niveles de brillo máximos y mínimos. Esto igualmente nos será de ayuda a la hora de proteger nuestros ojos del brillo de la pantalla en Windows, todo ello de un modo automatizado. Cuando el descargar el programa desde aquí.