Opera GX, el navegador de los gamers, te permite limitar el uso de CPU, RAM y la velocidad

Por detrás de Google Chrome, Firefox e Internet Explorer (o Edge) existe otro navegador que, aunque no tiene tanta popularidad como los anteriores, cuenta con su grupo de usuarios fieles: Opera. Este navegador alternativo (basado en Chromium) ofrece a los usuarios una experiencia diferente, mayor control sobre todos los elementos del mismo y, además, una privacidad mejor que la de sus rivales. Sin embargo, los desarrolladores de este navegador quieren conquistar aún a más usuarios. Y por ello han creado Opera GX.

Opera GX es un navegador diseñado especialmente para jugadores y usuarios avanzados. La principal característica de este navegador es que ofrece a los usuarios un control sobre los recursos del mismo que, por ahora, no podemos encontrar en ningún otro navegador.

Este navegador se integra con las principales plataformas sociales, de juegos y de streaming para tenerlas siempre a mano. Además, cuenta con un apartado que nos permitirá conocer de primera mano todas las novedades y ofertas dentro del mundo del gaming.

Una de las características más importantes de este navegador es GX Control. Este panel del navegador nos va a permitir limitar los recursos que podrá usar el navegador, dejando el resto de recursos libres y disponibles para otras aplicaciones o para los juegos. De esta manera, vamos a poder limitar la RAM, CPU y velocidad de Internet que podrá usar el navegador. También podremos encontrar otros paneles GX que nos permitirán controlar y personalizar el sonido, el diseño, los temas, etc.

A continuación vamos a probar la última versión de este navegador GX Control y a explicaros cómo podemos usarlo para limitar la memoria RAM, la CPU y la velocidad de nuestra conexión a Internet.

Cómo limitar la RAM, CPU y velocidad de Internet en Opera GX

Este navegador es totalmente gratuito para los usuarios. Si no lo tenemos instalado, la última versión podemos bajarla de forma totalmente gratuita desde el siguiente enlace.

Una vez descargada e instalada la última versión del navegador, el siguiente paso será abrirlo. Podremos ver que por defecto tiene una apariencia muy oscura, aunque si no nos gusta podemos cambiarla más adelante.

El panel GX Control se encuentra en la parte izquierda de la ventana. Hacemos clic sobre el botón que tiene forma de velocímetro y podremos ver todas las opciones de limitación que nos ofrece este programa.

Opera GX - Panel GX

Como podemos ver, encontraremos 3 apartados. El primero de ellos nos permitirá limitar la velocidad máxima de Internet que podrá usar el programa, el segundo la RAM y por último el procesador.

Activando cada una de las opciones podemos limitar los recursos que podrá usar este navegador. Por ejemplo, vamos a ponerlo a prueba limitando la velocidad de Internet a 1 MB/s y el uso de la RAM como máximo a 1 GB. Activamos las correspondientes casillas, ajustamos los valores y listo. El nuevo Opera GX ahora debería respetar nuestros límites.

Para comprobarlo, lo primero que haremos será un test de velocidad. Lo primero que podemos ver es que esta herramienta no funciona. Al hacer un test de velocidad podemos ver que no respeta los límites. Además, recordamos que la velocidad de Internet no se mide en MB/s, sino en Mbps. Hay una diferencia de 8 veces.

Opera GX - Limite velocidad no funciona

Ahora vamos a ver qué tal se lleva con la RAM. Según parece, el límite de la RAM sí lo respeta y es que, cuando abrimos decenas de pestañas, aunque lo exceda durante unos segundos, enseguida lo ajusta.

Opera GX - Consumo RAM

Como podemos ver, Opera GX es un navegador de lo más interesante, y es que cuenta con funciones y características que no podemos encontrar en otros navegadores. Eso sí, está claro que aún queda mucho trabajo por delante, ya que la que podría ser la función más interesante de este navegador no funciona.

Opera GX
Sistema operativo Windows
Tipo Navegador
Idiomas Multi
Tamaño 200 MB
Tiendas Propia

Lo mejor

  • Navegador basado en Chromium.
  • Limitar la RAM, CPU y Velocidad.
  • Algo novedoso y diferente a lo de siempre.

Lo peor

  • No funciona bien. Queda mucho trabajo por delante.
  • La interfaz resulta chocante.
  • Demasiados servicios de terceros incluidos.
Interfaz
5
Utilidad
3
Compatibilidad
5
Facilidad de uso
8
Precio
8

Puntuación global

5.8
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0