Domina el pseudocódigo para tener éxito al programar tu proyecto

Cuando vamos a programar, da igual que sea un juego, un programa, una web o un script, es necesario prepararnos. Debemos pensar bien el proyecto que vamos a llevar a cabo, debemos preparar los sistemas, tener a mano los programas y acceso a la documentación que necesitemos. Sin embargo, antes de empezar a escribir código como tal en el editor, es necesario llevar a cabo una tarea previa, algo que en el mundo de la programación se conoce como la pseudoprogramación.

La pseudoprogramación, o pseudocódigo, es una práctica por la cual, antes de empezar a programar cualquier proyecto, sobre cómo debe funcionar el proyecto. En este esquema se suele utilizar lenguaje humano natural en lugar de lenguaje de máquina para poder entender, a simple vista, cómo debe funcionar el programa.

No existe un lenguaje universal para crear el pseudocódigo del programa, ya que eso depende de cada programador. Lo importante es esquematizar cómo debe ser el código y cómo va a funcionar una vez compilado. Podemos escribir código tal cual, en una hoja, o recurrir a esquemas o diagramas que nos permiten ver el programa de una forma mucho más gráfica.

Algunos de los elementos que deben estar presentes en el pseudocódigo de cualquier programa son:

  • Funciones y operaciones.
  • Secuencias de entrada, salida o proceso de datos.
  • Estructuras de control.
  • Bucles e interacciones.

Al usar lenguaje natural, este código no compila. Es un código que se crea a nivel personal para saber qué pasos seguir o introducir nuevas funciones necesarias antes de haber escrito ya el código. Tampoco debemos confundirlo con los «programas esqueleto«, borradores de código reutilizable, que compila perfectamente, y que están usados para «reciclarse». Por ejemplo, las bases de los algoritmos.

Ejemplo Pseudocódigo

Ventajas y problemas de la pseudoprogramación

La principal ventaja que nos encontramos al trabajar con este tipo de código es que se utiliza un lenguaje sencillo y no estructurado. Es decir, programamos como si estuviéramos contando a otra persona cómo debe funcionar el programa. De esta manera, mejora la programación y facilita la resolución de posibles problemas que puedan aparecer durante la programación o en la depuración.

El pseudocódigo es más fácil de escribir e interpretar que el código normal. Por ello, además de ser una buena fuente de aprendizaje para la estructura de los lenguajes, también lo es para que otras personas nos ayuden con el código sin necesidad de conocer el lenguaje completo.

Por lo tanto, los motivos para usar pseudocódigo en nuestros proyectos son los siguientes:

  • Mejor legibilidad. Ayuda a entender mejor qué queremos que haga el código y cómo queremos que lo haga. Útil para uso personal, e imprescindible para trabajo colaborativo o enseñarlo a otras personas.
  • Facilita la construcción de código, ya que convertir el esquema en código es mucho más rápido y fácil.
  • Es mucho más completo y claro que un diagrama de flujo, y más simple que el código como tal.
  • Puede servir como punto de partida cuando vamos a crear una documentación.
  • Ayuda a detectar y corregir errores mucho más fácilmente.

Por desgracia, la falta de normas puede complicar la comprensión del código, ya que cada uno lo escribe a su manera. También, en programas muy extensos, la cosa se suele complicar demasiado, llegando a alargar los proyectos bastante más de la cuenta.

Y, por supuesto, llevar a cabo esta pseudoprogramación lleva tiempo, tiempo que en los proyectos hay que justificar y tienen que merecer la pena.

Reglas para escribir este código

Aunque no hay ninguna norma escrita sobre cómo debe ser este tipo de programación esquemática, y cada maestrillo tiene su librillo como dice el refrán, en realidad hay algunas reglas básicas y simples que nos ayudan en esta tarea. Algunas de estas reglas básicas son:

  • La palabra inicial debe ser la más importante. La instrucción. Y debe ir en mayúscula.
  • Cada línea debe tener solo una declaración.
  • Aplicar sangría para mostrar jerarquía y mejorar la lectura.
  • Finalizar los bloques con un END.
  • Usar siempre el mismo lenguaje natural, independientemente del lenguaje de programación.
  • La pseudoprogramación debe ser simple, concisa y legible incluso para los que no tienen conocimientos de programación.
  • Intentar que el pseudocódigo se ajuste lo mejor posible a la realidad del programa incluso antes de empezar a escribirlo. Si hay cambios, se deben reflejar en él para que coincida todo lo posible.

No debemos pensar en el pseudocódigo como un trabajo inútil más, o «escribir el código dos veces». Debe ser un apoyo para el proyecto y para nuestro día a día. Como ya hemos visto, hay muchos motivos por los que llevar a cabo esta tarea, y esta nos puede aportar una gran cantidad de ventajas y ayudas respecto a no hacerlo.

Programas para ayudar a escribir pseudocódigo

Por norma general, el pseudocódigo se suele hacer con papel y lápiz. Así es mucho más rápido de llevar a cabo y, además, nos facilita las posibles correcciones que podamos encontrarnos mientras lo realizamos. Sin embargo, existen programas diseñados para ayudarnos en esta labor.

PSeInt, el programa español para escribir pseudocódigo

Este programa, gratuito y de código abierto, es uno de los más comunes a la hora de ayudar a los estudiantes a dar sus primeros pasos con la pseudoprogramación. Este programa cuenta con un sistema de pseudolenguaje, en español, muy sencillo. El cual, unido al editor de diagramas de flujo, nos ayuda a ir dando forma a nuestro programa. Todo ello de forma esquemática, muy claro de entender y, además, con una gran cantidad de ayudas y recursos didácticos.

Podemos descargar este programa gratis desde su web.

Edpcs, un veterano de la pseudoprogramación

Otra alternativa gratis y OpenSource diseñada para ayudarnos con la pseudoprogramación. Un programa muy veterano creado, sobre todo, para el sector de la educación. Cuenta con una interfaz basada en pestañas y una infinidad de posibilidades a la hora de ir dando forma a nuestro código. Entre sus principales características podemos destacar, por ejemplo, el traer de serie estructuras como If..Then, If..Then..Else, For..Do, While..Do para facilitar la creación de este pseudoprograma.

Podemos bajar este programa desde este enlace.

¡Sé el primero en comentar!